Identidad vs. orientación: ¿por qué la confundimos tanto?

Todos nacemos con un sexo biológico y desde ese momento se nos identifica con él.

¿Cómo? 

Nuestros padres nos vistieron de rosado si nacimos mujeres y de azul si nacimos hombres y a partir de allí desarrollamos juegos, expresiones y actitudes de acuerdo al sexo con el que vinimos al mundo, lo cual conforma nuestro género: masculino o femenino. De esta manera crecimos identificándonos como niño o niña y más adelante como hombre o mujer. Esto es así para la mayoría de las personas, pero no para todas…en definitiva la identidad es cómo nos sentimos.

Hay individuos que no se identifican con el sexo con el cual nacieron. En ese proceso de desarrollo se sintieron atrapados/as en un cuerpo extraño. Su psiquis es conforme al sexo opuesto. Los primeros indicios suelen darse cuando el niño desarrolla el lenguaje, alrededor de los tres años, cuando insiste a sus padres que lo llamen por un nombre del sexo opuesto. No se trata de algo que la persona decida, hay teorías que hablan de hormonas y genes, lo cierto es que tiene una batalla consigo mismo. Los medios nos han presentado historias como la de Jazz–la adolescente del reality show–, Caitlyn Jenner, las Miss España Ángela Ponce, Shiloh el hijo de Brad Pitt y Angelina Jolie y más cercanos a nosotros, la diputada Tamara Adrián y Xander, el hijo de la cantante Karina. Estas personas son transgéneros o transexuales, se operen sus genitales o no.

Para ahondar más sobre este asunto entrevisté a la sexóloga y periodista de la fuente de salud , Ysabel Velásquez.

Puede que te encanten:

¿Quiere decir que si mi hijo se empeña en jugar con cosas del sexo opuesto será transgénero o gay?

No. Para determinar que un niño es transgénero requiere más de dos años con una gran inconformidad con su cuerpo que le genere malestar. Niños y niñas exploran con juegos diversos durante toda la infancia y esto es natural. Para determinar si un niño es transgénero se requiere de un equipo médico multidisciplinario. El protocolo es frenar su pubertad – proceso totalmente reversible – hasta que siendo mayor de edad él pueda decidir si continúa con el proceso o no. Ser gay o heterosexual lo determinará más adelante, cuando ya haya alcanzado la madurez sexual.

¿Las personas transgénero son gays?

NO. Ser heterosexual, homosexual o bisexual se trata de orientación y esta es de quién nos enamoramos. Un hombre biológico heterosexual que ahora es mujer transgénero puede seguir gustándole las mujeres y ahora sería definida como lesbiana. Su identidad no es conforme a su sexo biológico pero su orientación no cambió, se sigue enamorando de mujeres.

¿La orientación sexual puede cambiar?

La orientación sexual se define tras un proceso de aprendizaje de estímulos, a través del cual descubrimos quién nos gusta y de quién nos enamoramos. Si bien las personas homosexuales suelen estar muy claras de su orientación sexual desde la adolescencia, el patrón sexual se define después de los 25 años de edad. Por otra parte, se pueden tener experiencias sexuales con el mismo sexo, sin que estas definan a una persona como homosexual.

¿Pero qué es la identidad?

Es cómo nos sentimos: mujer o hombre . Puede ser conforme o no al sexo biológico. Incluso hay manifestaciones culturales de un “tercer sexo”, hombres que asumen roles femeninos, como las Muxes mexicanas, las Hijras de la India y los Ladyboys en Tailandia.

¿Y qué es la orientación?

De quien nos enamoramos, con quien nos vemos en el futuro (y quien además nos excita sexualmente).

¿Los gays son afeminados? ¿Las lesbianas son ‘machorras’?

No. La expresión externa del sexo se da en los códigos en los cuáles nos sintamos cómodos. Hay personas homosexuales, que adoptan ciertos códigos, roles y actitudes del sexo opuesto como la presentadora norteamericana Ellen Degeneres. Otros no. Miremos a Ricky Martin, un hombre gay que es absolutamente masculino.

Michel Foucault, filósofo francés, representante de la teoría queer, ha explicado que si bien el sexo biológico es binario (mujer – hombre) el sexo social es un continuo, donde hay expresiones diversas, variopintas, donde caben todas las orientaciones e identidades.

¿Por qué hay tantos estereotipos en torno a la orientación sexual diversa?

Porque nos es difícil comprenderla en toda su complejidad. El ser humano simplifica lo que no conoce y la idea de la lesbiana masculina o del homosexual afeminado son más fáciles de asimilar, pero la realidad es distinta, estas expresiones de la sexualidad no son las únicas que existen.

La sexualidad humana es un universo vasto y para comprenderla, aun cuando existen conceptos y categorías, es preciso deslastrarse de etiquetas, tener la mente abierta y mirar a la persona como ente individual.

Para saber más de mi trabajo, ¡visita mi blog o mi cuenta de Instagram!

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
Razones por las que deberías dejar de enfrascarte en el ‘tipo ideal’