¿Por qué la astrología es tan relevante de pronto?

Si crees que la astrología ahora es más popular que nunca, estás en lo cierto

El otro día, en medio de una conversación con unos amigos, salió a colación el tema de los cumpleaños. Cuando mencioné que había nacido el día siete del mes de agosto, recibí una respuesta casi inmediata que me había acostumbrado ya a escuchar cuando compartía esta información: “¡Ay! Eres Leo”. Esto se ha convertido en un episodio recurrente en los últimos años: la gente me da su opinión sobre mi signo y asumen algo sobre mi personalidad o me comentan que les parezco “demasiado Leo”. La verdad esto no es de extrañarse; después de todo, los millennials están obsesionados con la astrología.

En la actualidad, como todos saben, el internet está plagado de memes, que a su vez tienen varias clasificaciones. Una de ellas es la categoría zodiacal, cuyo contenido realmente es tan brillante que incluso yo, a pesar de que no soy la creyente más fiel ni le atribuyo a las estrellas todos los eventos de mi vida, lo disfruto más de lo que me gustaría admitir. El éxito de cuentas como @notallgeminis, @capricornyio y @astroworkouts, las cuales se encargan de publicar memes personalizados para cada signo del zodiaco, probablemente se deba a que el 58% de los jóvenes americanos aseguran que la astrología es una ciencia según un estudio realizado por la Fundación Nacional para la Ciencia. Es decir, la mayoría de las personas pertenecientes a mi generación no creen que estas imágenes se traten de mero entretenimiento, sino de hechos verídicos. Asimismo, esto puede vincularse con que cada día son menos los millennials que creen en Dios: en el 2007, el 81% de los jóvenes decía no dudar de su existencia, mientras que en el 2012 este porcentaje bajó a 68% según el Centro de Investigaciones Pew.

Alexa, reproduce Losing My Religion de R.E.M.

Los memes están lejos de ser el único indicador de la popularidad en ascenso de la astrología. También existen herramientas como Co – Star —una aplicación que envía horóscopos personalizados a sus usuarios y les permite medir su compatibilidad con aquellos contactos que tengan la app instalada en sus teléfonos—, la cual fue fundada a finales del 2017, es ampliamente conocida hoy en día y cuenta con 411.213 descargas por mes. Banu Guler, su fundadora, cree que la astrología ahora es tan importante porque existe un “vacío de creencias” como consecuencia del declive de la religiosidad, según le comentó al Boston Globe.

Dado el hueco que deja esta falta de creencia religiosa, los adultos jóvenes se encuentran deseosos de buscarles una explicación a los sucesos de su vida y de controlar lo incontrolable. En su ensayo Why Are Millennials Turning to Astrology?, Stuart Vyse cita un estudio finlandés realizado por Outi Lillqvist y Marjaana Lindeman, quienes entregaron cuestionarios a estudiantes de introducción a la astrología, psicología y alemán. Los resultados arrojaron que aquellos que pertenecían a la primera clase habían tenido más crisis de vida, como divorcios e infidelidades. Esto parece indicar que la astrología ofrece no solo respuestas, sino una sensación de orden y control cuando nos enfrentamos a situaciones complicadas que se escapan de nuestras manos.

Si bien la religión está dejando de ser una opción a la hora de buscar explicaciones y consuelo, los jóvenes seguimos siendo bastante espirituales, a juzgar por aquel estudio del Centro de Investigaciones Pew. A pesar de que nos diferenciamos de generaciones pasadas al no darle tanta importancia a rezar una oración antes de dormir, seguimos pareciéndonos a ellas en otros aspectos: también nos fascina el universo, sentimos gratitud hacia él, y nos preocupa encontrar nuestro propósito y dejar una huella. Aquí es donde la astrología juega un papel importante, ya que expande nuestra visión de lo que entendemos como universo —o eso creemos—, nos hace pensar que estábamos destinados a tener todas aquellas características que nos definen y que, además, nuestros objetivos están escritos en las estrellas.

Adicionalmente, la astrología ofrece etiquetas, las cuales los millennials dicen rechazar pero de igual forma buscan constantemente. Es esta la generación que invierte su tiempo realizando quizzes en revistas y portales en línea con el fin de encajar en alguna categoría. Es esta la generación que sabe qué tipo de personalidad tiene de acuerdo con el indicador Myers-Briggs porque hizo el test. Es esta la generación de personas que creen en la astrología porque la perciben como un instrumento para definirse a sí mismas y conectar con los demás.

via GIPHY

Aquel “¡Ay! Eres Leo” que me he acostumbrado a escuchar es incluso una forma de conexión. Según Guler, hoy en día usamos la astrología para congeniar con otros puesto que es un tema que, sin mucho esfuerzo, nos lleva a hablar sobre cómo nos sentimos, quiénes somos y qué es lo que queremos, y ¿por qué no?, a medir nuestra compatibilidad con los demás, para lo cual hay toda una lista de tips y mecanismos. Para Dane Rudhyar, quien fue el pionero de la astrología transpersonal moderna —aquella que integra la psicología y la espiritualidad—, esto se debe a que todos los seres humanos albergan un deseo intenso en sus corazones de ser amados y felices. En uno de los ensayos que conforman su libro Sex, Love and Business, Rudhyar afirma que una de las preguntas que más les hacen a los astrólogos es “¿Seré feliz con esta persona?”. Según el estudio Singles In America conducido por Match en el 2017, la generación de los jóvenes es la que más anhela tener una relación, por lo que no resulta sorprendente que, siendo este estudio de las estrellas una manera de medir nuestra compatibilidad con otros, los millennials se sientan atraídos hacia la astrología.

Asimismo, los millennials pertenecen a lo que ha sido llamada la generación del cuidado personal, el self-love y la terapia. En un estudio del 2015 realizado por Field Agent, se reportó que el 94% de los jóvenes están comprometidos a mejorar ciertos aspectos de sí mismos, en contraste con el 84% de los baby boomers y el 81% de la generación X. Para poder lograr algún tipo de progreso en nuestra búsqueda por ser mejores, es necesario conocernos a nosotros mismos. Aquí es donde la astrología se postula como una herramienta interesante. Muchos la usan para reflexionar sobre sus experiencias, entender quiénes son, aprender más sobre sus propias personalidades y comprender hacia dónde van; todos aspectos que benefician al cuidado personal.

Fieles creyentes o no, lo cierto es que no podemos negar que la astrología se ha vuelto extremadamente relevante para nuestra generación. Ya sea porque se nos presenta en forma de chiste o como un instrumento para la autosuperación, es casi imposible escapar de ella, lo cual nos lleva a preguntarnos: ¿será porque tenemos el sol en Virgo y la luna en Tauro?


Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
Si los tatuajes hablaran, esto dijeran