Los personajes típicos que te vas a encontrar en la cena navideña

Oh, familia. Tú con tus momentos incómodos, arbolitos de Navidad kitsch y medias de regalo. No te cambiaría por nada, pero sí tengo que decir que tienes ciertos individuos que tienen características que hacen las festividades algo fastidiosas. Estas personas son fáciles de identificar y todos los tenemos en la nuestra, solo que no nos damos cuenta a veces.

Conoce cuáles son los estereotipos de la cena navideña y diles: “por. favor. paren”.

La tía chismosa

Esta es la típica hermana de uno de nuestros padres que siempre quiere que te cases ya. También desea que le compartas bites de tu vida para poder armar un cuento extraño que llegará a tus oídos como “la nena nunca va a conseguir a nadie”.

Ella intenta que seas mejor siempre y te da consejos, pero tú no la tomas en cuenta porque te molesta que sea tan intensa y se quiera meter en tu vida. Be gentle!

El tío borracho

Esta figura es la que suele estar con una copa de vino desde las diez de la mañana y ya a medianoche está contando sus historias extrañas de cuando era joven y desenfrenado. A veces canta los temas de su tiempo y se pone a bailar solo. También al que a todos les da risa. Definitivamente es el favorito porque termina dando dinero de regalo.

La prima salida

Suele decirnos para pasear por ahí después de que “llegue el Niño Jesús” y no quedarse en la casa con el montón de viejos. Es la que nos corrompe, baila con todos en la familia e intenta mediar con la tía chismosa, pasándonos un trago sin que ella se dé cuenta. 

Puede que ames:

La parejita

Son esos novios que han estado juntos desde hace mil años y no recuerdas que hayan estado con otra persona antes. Todos esperan con ansias el momento en el que terminen de casarse, pero a ellos parece no importarles porque son felices como están. O eso creemos.

La abuelita

La que quiere consentir a todos, cocina delicioso, intenta que estén sonrientes, es el pegamento de la familia y hace todo con amor. Ella solita arregló el árbol y decoró la casa para que todos sintieran que están en la Navidad de su infancia. Sin ella, no sería lo mismo.

El nené

Como es el más chiquito de la casa se convirtió en el niño malcriado de la familia. Suele llorar porque no le dieron el regalo que quería; y cuando ya está cansado, se pone fastidioso. ¡Que alguien amarre al pequeño monstruo!

Muchos de estos personajes son fastidiosos y aburridos (y quisiéramos que se fueran), pero simplemente la Navidad no sería lo mismo sin ellos. Así que no seas Grinch, abrázalos y quiérelos porque no sabes si es la última Navidad de todos en familia.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
El proceso de desnudarse física y emocionalmente en las redes de Claudia De Lima