Objetificación en reversa

Objetificación en reversa

La sociedad dice que las feministas somos unas lloronas y que ser objetificado no es para tanto. Tomándoles la palabra, hemos decidido que es hora de hacer una lista de todos esos dudes que jamás pensamos que íbamos a querer objetificar algún día. Esos actores a los que, en contra de cualquier pronóstico, la pubertad o la exposición constante en diversas pantallas, los convirtió en protagonistas de fantasías alrededor del mundo:

Adam Driver

Adam se vuelve hot como a partir de la décima vez que lo ves, pero luego como el novio de Hannah en Girls pierde 10 punto, y finalmente como Emo Vader gana 20. Básicamente buceártelo es un viaje.

Cole Sprouse

Durante sus primeros 4 años tenía cara de ser la pesadilla de cualquier maestra de kinder. Luego tuvo 10 años con pinta de douchebag prematuro y hoy en día es el douchebag que estudió psicología y quieren enseñarte sobre bondage.

Dev Patel

En un período de no más de 3 segundos, Dev pasó de ser el niño raro que se come sus mocos a ser una versión real e hipersexualizada de Aladino. El tipo se para a ver una pared y es sexy.

Joe Jonas

Lo siento por todas las amantes de los Jonas Brothers pero este tipo era horrible. Su cabello era grasosísimo y tenía un corte de “mamá alternativa”. Ahora es lo que Adam Levine quisiera ser.

Shia Labeouf 2008-2013

Shia fue un niño/adolescente espantoso y luego fue una apuesta segura durante 5 años con un pico en el 2012 (su época de oro), y ahora es difícil saber qué pensar. Un día parece un camionero psicópata que guarda cuerpos mutilados dentro de su camión, y al siguiente es un tipo súper hot de la escuela de arte.

Matthew Lewis

¿Cómo pasas de Neville Longbottom a esto?