En defensa de no salir de tu casa durante días

En defensa de no salir de tu casa durante días

Cada vez que hay una discusión sobre freelancers vs. trabajadores de oficina, todo se resume a exactamente los mismos 3 argumentos: desde tu casa no trabajas, necesitas ver gente, trabajar en una oficina es mejor para tu estado de ánimo.

Bitch, don’t even. En primer lugar, las oficinas son los lugares perfectos para perder el tiempo, distraerte, y retarte a pasar 8 horas sin haber hecho ni una sola tarea. En segundo lugar, I’m a strong independent woman who don’t need nobody. Y en tercero, tener que separarme de mi cuarto es un desastre para mi estado de ánimo.

Las personas anti trabajo remoto aman hablar pestes del trabajo desde casa, pero la verdad es que no tener que salir de tu casa te beneficia increíblemente, en dos aspectos puntuales: tus gastos y tu orden personal. No los cambiaría ni por trabajar en Google.

1. Reducción de gastos

De todas las frases que se han dicho en la historia de la humanidad, hay una que jamás ha escuchado y debería ser la más repetida de todas: salir es gastar. Siempre. Hagas lo que hagas. No hay salida ni excepción. Piensa, con toda sinceridad en todo lo que gastas cada vez que pones un pie en la calle…

  • Dinero

Salir a la calle es estar constantemente sacando dinero de tu cartera y eso si tienes la suerte de estar en un país donde conseguir efectivo no es un lujo. En cada esquina hay un gasto, bien sea porque lo exigen o porque te enamoraste completamente de la torta que viste en la vidriera de la panadería y, como yo, no tienes ni idea de cómo controlar tus impulsos.

En tu casa tu dinero está a salvo, no hay nada qué comprar. Tus ganancias son libres de seguirse devaluando quedarse tranquilamente en tu cuenta bancaria.

  • Maquillaje

Conseguir la marca adecuada y el tono adecuado de lo que sea que te pongas en la cara, es ultra dificil. Son horas de pasear por pasillos de maquillaje probando entre el labial Coral Marino de Sal, y el Coral de Orilla de Agua Dulce. Miles de noches teniendo debates internos sobre si vale la pena ir por algo de marca o quedarte con una marca genérica. Y todo eso para nada te dure más de 6 meses.

Un delineador dura aproximadamente tres meses si, como yo, eres doble oficial de Amy Winehouse. Es un gran issue en mi vida. De hecho, suelo comprar delineador al por mayor, porque lo uso casi siempre que salgo de mi casa. Una de mis amigas más cercanas guarda su base como si fuese un órgano de reemplazo para el día que su cuerpo falle. Lo que quiero decir es que el maquillaje es importante y es un gasto fuerte en el bolsillo de cualquiera.

Por eso lo usamos sabiamente y lo peor que puedes hacerle a alguien es dejarlo embarcado después de que se haya maquillado.

Y por eso también es tan genial quedarte en tu casa. Prolongas la vida de tu maquillaje y tu piel respira.

  • Ropa

3 días seguidos en tu casa implica usar más pijamas y dejar descansar tu ropa de persona decente. Mientras más descansa tu disfraz de persona, a menos lavadas se somete y más tiempo dura. Honestamente, no sé por qué no dan esto en clases de economía.

2. Orden ilimitado, como si fueses un adulto de verdad

El día en que la voz de tu papá diciendo “así como tienes el cuarto, tienes la cabeza” deja de sonar como una constante ajena y es internalizada como parte de quién eres como ser humano, es el día que creciste realmente. Y el día en el que la sociedad empieza a darte mensajes confusos, como el tipo que te gustaba en primer semestre y te escribía todos los días pero luego nunca te invitaba a salir.

Por un lado, te dice que está bien crecer, por otro, te manda a salir a la calle lo que tarde o temprano te obligará a vivir en un basurero. Pasar toda la semana fuera de tu casa es como ser un sacrificio al dios caos.

  • Tu casa es un establo

Ok, estar en tu casa durante una semana entera, significa que probablemente estés en tu cama siguiendo la vida de una vaca todo los días. La gente que no entiende de la gloria de no salir piensa que esto es un problema y te lleva a ser más desordenado. Y sí, seguramente es un gran problema para muchísimas personas cuyas neurosis no los obliga a limpiar cada vez que pueden.

Explico: cuando voy a una oficina durante 8 horas diarias (mínimo), lo último que quiero es llegar a ordenar a limpiar. Apenas pase por la puerta me quitaré los zapatos, lanzaré mi ropa en cualquier lado y me echaré en mi cama a pensar de qué maneras puedo tener dinero sin hacer absolutamente nada en mi vida ni comprometerme moralmente.

Cuando puedo despertarme a la hora que quiero y no tengo obligación alguna de vestirme maquillarme ni peinarme, puedo ser una persona responsable y mantener todo en orden y limpieza.

  • Y tus series sufren

Mantenerte al día con tus series es tan importante como mantenerte al día con tus responsabilidades más adultas. Estamos completamente acostumbrados a subestimar a las series porque antes estaban en la tele, rodeadas de chatarra. Ahora estamos en el pico de las series de autor, y es un contenido tan legítimo como cualquier otro.

Creo que muy pocas personas se opondrían a decir que un libro de Paulo Coelho tiene más valor que Twin Peaks, solo porque uno es un libro el otro es una serie.

Tener tu binge watching en orden te hace libre de los spoilers, y me parece que el mundo debería empezar a contar esto como una señal de adultez y eficiencia.