Todo de lo que no puedes echarle la culpa al mercurio retrógrado (y a lo que sí)

Siempre me consideré una “casi no creyente” de la Astrología. Me encuentro en una especie de limbo sobre qué creer y sobre a qué mostrarme naturalmente escéptica. Supongo que eso es una forma linda de decir que creo en ella cuando me conviene, si somos honestos.

Sin embargo estamos en Mercurio Retrógrado. Eso es una especie de alarma contra incendio que suena cuando ya todo el edificio está en llamas. Y es una de esas situaciones en las que me conviene prestarle atención a la Astrología y a los posts de Mia Astral, a pesar de que no estoy en una situación post break up. Suelo lucir serena en estas situaciones de emergencia cósmica, pero en realidad la ansiedad por no hacer algo mal, me está consumiendo las tripas.

Ver relacionados:

Por qué ser un escéptico de la astrología no es tan inteligente como parece

Guía de supervivencia para hacer tus días de mercurio retrógrado menos miserables

Créeme, el peligro de repartir malas decisiones a tu paso por el mundo parece incrementar de forma descomunal en Mercurio retrógrado. Pero antes de llenarte más de mi pánico natural, déjame explicar por qué no deberías mostrarte taaaaan escéptico en esta época.

¿Qué es Mercurio Retrógrado?

El pasado 23 de marzo comenzó eso que conocen como Mercurio Retrógrado, y termina el 15 de abril. Se llama así porque mientras los planetas orbitan naturalmente, desde la Tierra pareciera que Mercurio está retrocediendo. Pero en realidad es una ilusión óptica porque comparado con nosotros, el planeta Mercurio va más lento, haciendo lucir que se queda atrás. Sin embargo, todo esto tiene un significado y un efecto en la Astrología.

Mercurio en la mitología romana era el Mensajero de los Dioses y dentro este mundo malintenso de la Astrología, es el regente de Géminis y Virgo. Así que se relaciona con las energías de estos signos, involucra: rapidez intelectual, comunicaciones orales y escritas, intercambios, movimientos, vida práctica y cotidiana.

Por lo que en Mercurio retrógrado, todas estas áreas de tu vida suelen perder un poco el equilibrio.

Por la época, transita en Aries, pero cada uno significa cosas distintas. Este afecta son las comunicaciones y todo lo que involucra un intercambio con otras personas, más si se trata de servicios, contratos, relaciones y hasta información relevante.

Entonces, ¿qué es culpa de Mercurio retrógrado?

Si normalmente tienes que pensar dos veces antes de tomar una decisión, en Mercurio Retrógrado, tienes que pensarlas cien veces, y doscientas si estás bien seguro. Porque todo tiene el riesgo de salir de Guatemal a Guatepeor.

  • Cualquier firma de un contrato, entrega de documentos y compras importantes o transacciones grandes en el banco.
  • La toma de decisiones mega importantes porque durante este momento, cualquier decisión monumental es precipitada. Hay demasiada tensión y ansiedad en el ambiente.
  • Cualquier confrontación con alguna persona, sea con tu jefe, tu mejor amigo, tu pareja, tu culito, todo lo que salga de tu boca parece dar mil vueltas por el universo antes de llegar a su receptor. Así que la información llega medio golpeada y se confunde toda.

Ahora viene la parte importante.

¿De qué NO tiene la culpa Mercurio retrógrado?

En esta situación de emergencia cósmica, no hacen falta los showceros que ni siquiera saben de qué trata para andar lanzando estupideces al viento como “todo es culpa de mercurio retrógrado”. Eso mientras hablan de los nuevos billetes de nuestro presidente para arreglar todos nuestros problemas económicos (notar sarcasmo).

Estas son otras cosas de las que no puedes culpar al pana Mercurio, porque son tu culpa y tienes que asumir tus peos como son.

  • El que se te cayera el teléfono y se te rompiera la pantalla.
  • Que llegues tarde a todas partes y andes todo desorganizado con tus cosas y responsabilidades.
  • Seguir engordando. Acepta que te la pasas comiendo papas fritas y perros calientes sin hacer el mínimo de ejercicio como subir las escaleras.
  • El hecho de que el dinero desaparece de tus manos por arte de magia cada vez que va a una feria de comida, al centro comercial o al cine. El problema en Mercurio es que el dinero cuesta en llegar, pero que se vaya tan fácil ya es mala tuya.
  • Haber raspado un examen o dejado de hacer una entrega. Ahora, si ves involucrada algún tipo de confusión masiva con respecto a las fechas o el contenido es posible que Mercurio sí haya tenido algo que ver. Pero si fuiste solo tú, entonces, ya sabes que no.

En fin, Mercurio puede ser culpable de muchas cosas, pero no debes reposar tus responsabilidades en algo que puede manejar con precaución e inteligencia.

Esta época de Mercurio retrógrado tiene muy presente sentimientos de irritabilidad, ansiedad y dudas con respecto a todo. La puedes aprovechar para analizar dónde estás en este año 2018 y tomar decisiones importantes una vez que ya hayas padecido los efectos de esta transición. No todo es malo.

Ahora, ya estás advertido y no tienes excusas si caes en una especie de caos.

“Guerra avisada no mata soldado”

Porque para toda situación de emergencia nunca debe faltar el refrán de abuela que busca regañarte antes de que hagas algo malo.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
#CuéntameMás: la pelea más estúpida que he tenido