La solución para tus resoluciones de 2017

La solución para tus resoluciones de 2017

De los creadores de:

» No le voy a escribir más nunca «

» Este es el último pedazo «

» Solo me comí la mitad «

» Me quedé sin pila «

» Me quedé sin saldo «

» Me robaron el celular «

» Mido más de 1,50 «

» Eres mi primero «

» Me gustó tanto como a ti «

» Ese corte de pelo te queda igualito a Jennifer Lawrence «

» No me llegó el email «

» Tengo una vaina familiar» 

Y » La dieta la empiezo el lunes «

Llega

» Adiós 2016, hola 2017 aquí están mis propósitos de año nuevo «

Esta franquicia de clichés y mentiras repetidas ha sido la ganadora de varios premios consecutivos en la categoría de Mejor Inconsistencia del Año, Mejor actriz de Drama en la Vida Real y Mejor Frustración de Vida.

La verdad es que este nuevo estreno que sale siempre a finales de año o a principios del año nuevo, ha sido grande en taquilla pero inevitablemente detestada por los críticos. Digamos que todos participan en «mis propósitos de año nuevo» pero su éxito no tiene una relación de causalidad con sus efectos en las masas.

Evitando la paja un rato, aunque me quedó bueno el símil, nadie termina haciendo ni el 5% de lo que pone en sus listas de propósitos de año nuevo.

Las razones son tantas como los propósitos. Se nos olvida que hicimos una, cambian nuestras metas, nos da flojera hacer una nueva, se acaban los recursos financieros para cumplir algunas cosas o simplemente el novio te deja antes de que te proponga matrimonio y se te va a la mierda toda la sección de familia de la lista. (No es mi caso, pero me imagino que alguna se quiere casar)

Como consejo de una persona que fervientemente escribe listas de lo que quiere hacer con el motivo de darle un poco de organización al caos en el que vive, te invito a que te pasees por estas cosas que debes considerar antes de poner en papel lo que quieres hacer.

P.D. olvida cualquier otro artículo de cómo sobrevivir a los New Year Resolutions, no sirven para nada. Pero los míos sí. 🙂

No es malo irte de palos con la creatividad en la lista

Escribe que quieres volar en una de una botella de vodka rosada por encima de Los Roques si te provoca, te puedes reír un rato y lo importante es el siguiente punto.

Proponte hacer literalmente todo en la lista

Así tengas que dibujarte encima de tu botella de vodka, propón que todo lo que escribes lo vas a hacer. Psicológicamente es positivo que tu palabra valga, una vez que completas todo (así sean cosas locas), empiezas a hacer de la consistencia un hábito.

Por eso, la parte de año de » Propósitos de año nuevo » olvídala

Escribe tus metas para un plazo máximo de 3 meses. De esta forma no vas a tener demasiadas cosas que completar al final del año.

Además es bueno que pongas una alarma en tu calendario

Justo después de escribir tu lista, para que cuando se te esté acabando el plazo de cumplir tu meta te pongas las pilas.

Considera que las metas cambian

Y que lo que te propones te puede parecer absurdo a medida que pasa el tiempo. No te estreses, por eso es mejor que escribas a tres meses y no al año.

No es una lista de autoayuda

Espero que este artículo tampoco suene como uno de autoayuda. I hate autoayuda. Pero la única relación en la que siempre tienes que estar bien es en la que es contigo misma. Hacer una lista de cosas que te gustan y quieres lograr keeps things fresh and sexy contigo.

Sonó a autoayuda, f*ck.

Guarda tus listas

Es un bonche leer lo que te parecía una meta a lo largo del tiempo.

No te limites a enero para pensar que puedes empezar de 0

Elige el tiempo y el lugar que te provoque para decidir lo que quieres para tus próximos 3 meses. La mentira más grande y la razón por la que muchas listas de propósitos de año nuevo fallan, es por pensar que si no se logran a partir del 2 de enero, el resto del año vamos a tener objetivos fallidos.

Las listas de año nuevo no son tan aburridas como todo el mundo piensa. Pueden ser muy personales y realmente ayudarte a lograr algo que buscas. Son la forma más primitiva de la autoayuda, y aunque detestamos el término, hay veces que lo necesitamos. Es mejor a veces sacarte tus propias patas del barro.

Ayúdate a no añadir esta película típica de las épocas festivas a la pila de quemaditos que nunca volverás a ver.

TheA logo
Más artículos
libertad sexual
La libertad sexual no es lo mismo que la cultura ‘fuckgirl’