Mitos y verdades que ya deberías saber sobre el feminismo

Estamos en el siglo XXI, pero para muchas personas convenientemente estamos en 1610 por lo que no pueden dignarse ni siquiera a leer un Yahoo Answers sobre feminismo y solo se informan a través de mitos absurdos que deberían morir:

Ver relacionados:

Mito #1: ‘El mundo favorece a las mujeres, así que se están quejando de algo que no existe’

Esto siempre viene acompañado de ejemplos ambiguos como “bueno, a las mujeres les dan tragos gratis”, “hay más indigentes hombres”, o “si eres mujer, te tratan mejor”. Son cosas que sí se ven, pero que no necesariamente indica que las mujeres tenemos un poder secreto y estamos mejor en la sociedad que el hombre estándar.

La verdad

Hay una cosa que se llama sexismo institucionalizado que afecta negativamente tanto a mujeres como hombres. En las mujeres tiene muchísimas más expresiones como que ganemos menos que nuestras contrapartes masculinas, que tengamos que vernos de cierta manera, que no confíen en nosotras para llegar a cargos más altos, que nos vean como “irracionales” y por tanto no aptas para liderar, etc. En los hombres se ve cuando en un divorcio la custodia automáticamente va a la mamá, por ejemplo. El sistema tiene un sesgo que favorece a los hombres, eso no significa que los hombres no tengan problemas, solo que tienen menos que las mujeres en cuanto al sexismo.

Mito #2: ‘El feminismo de antes estaba luchando por algo serio, el feminismo de ahora no’

Es triste que la gente que dice esto nunca vea la ironía. Eso era lo mismo que le decían a las feministas de la Primera Ola y la Segunda Ola.

La verdad

Honestamente cuando escucho esto, no puedo pensar nada más que el único feminismo que conoces es el que has visto en los memes de 4chan, y eso es el equivalente de solo haber leído las etiquetas de tu shampoo y decir que tienes sapiencia literaria. 

Primero “el feminismo de antes”, el mainstream, era fundamentalmente blanco y heterosexual lo cual siempre fue un problema. Segundo, el “feminismo de ahora” no está todo centralizado bajo una misma bandera. Hay gente que está luchando por #FreeTheNipple o las piernas sin afeitar que te puede parecer ridículo, así como a mi me parece ridículo un hombre sintiéndose con derecho a determinar qué es -o no- ridículo en una lucha feminista. Y también hay gente luchando por el cese de la mutilación femenina y la reestructuración de la educación en las casas y escuelas para evitar perpetuar la cultura de violación, entre otras cosas. Dado que según ONU Mujeres estudios demuestran que hasta el 70% de las mujeres ha experimentado violencia física y/o sexual por parte de un compañero sentimental durante su vida.

Mito #3: ‘Los hombres también son víctimas de violencia doméstica y sexual, las feministas nunca hablan de eso’ 

Nunca he entendido por qué cuando se habla de violencia doméstica contra las mujeres, lo primero que muchos dicen es “a los hombres también les pasa” como si le tuviesen alergia a tener una conversación sobre la experiencia de las mujeres por más de sesenta segundos sin volver a un punto de vista masculino.

Además, esas son las mismas personas que nunca en su vida piensan sobre la violencia doméstica y sexual en contra de los hombres, a menos que sea para usarla de argumento contra el feminismo.  

La verdad

Son dos caras del mismo falocentrismo patriarcal. La creencia de que un hombre “siempre quiere sexo” y por lo tanto “no puede ser violado” se desprende de creencias machistas. Las feministas, de hecho, hablamos de eso cuando discutimos los efectos del machismo en la sociedad y en los roles de género. Y, por cierto, traerlo a colación cuando se habla de víctimas femeninas de violencia doméstica y sexual no hace que sea mágicamente una comparación simétrica.

Si lo único para lo que mueves un dedo en tu vida no fuese para quejarte del feminismo, tal vez habrías encontrado la cura para el cáncer, el veganismo y la violencia doméstica y sexual. 

Mito #4: ‘Las feministas solo quieren oprimir a los hombres’

Solo el hombre blanco heterosexual podría entender la disminución de su privilegio como una opresión.

La verdad

No, solo queremos que todos los que no seamos hombres blancos heterosexuales dejemos de ser ciudadanos de segunda y tercera clase. Si eso te preocupa, es tal vez porque estás viviendo tu vida con un nivel de privilegio que te permite oprimir a los demás en tu búsqueda de comodidad. Tal vez podrías dedicarte a construir una máquina del tiempo y volver a cualquier punto de la historia en el que eras adorado solo por tener un pene.  

Mito #5: ‘El feminismo solo es sexismo’

Y Black Panther es racismo en reversa, y hay una agenda homosexual que quiere que los heterosexuales se vean como “anormales”, y demás argumentos ilógicos que apelan a tu necesidad de autovictimizarte. 

La verdad

Ok, el sexismo está basado en un sistema de opresión que tiene un bagaje histórico, no es lo mismo que ser prejuicioso, grosero o inconsiderado. El feminismo, en momentos, puede ser discriminatorio o inconsiderado hacia los hombres, no sexista. Mientras estamos en esto: no hay una agenda homosexual tampoco, que existan 10 mil orientaciones no significa que ser heterosexual va a ser ilegal. Y una película en la que todos son negros en trillones de películas en las que todos son blancos, no es un big deal.

Mito #6: ‘Ahora las feministas son solo feminazis gordas y pelúas que no consiguen novio y pelean para que la sociedad las considere hermosas’

¿Para qué vivir si la sociedad no te cataloga como “cogible”?

La verdad

Nadie ni nada podrá hacerte ver por qué esa simple oración llena de fat shaming te hace sonar como homofóbico, misógino y el redactor de los discursos de Trump. Estás por tu cuenta, amigo misógino. 

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
Razones por las que el cigarrillo ya no es ‘cool’