Mitos falsos sobre tetas

Ilustración: Sasha Bograd

Por si no hubiesen suficientes mitos que nos atormenten a lo largo de la vida de una mujer (“a los hombres les gustan las señoritas”, “comer pistacho durante el embarazo es malo”, etcétera), una temática constante es la de los senos. Es simplemente inevitable discutirlas apenas crecen y necesitamos un acostumbrador, cuando están creciendo y te preocupas si se van a caer, y cuando engordaste y sientes que todos los kilos se te fueron a las tetas. Todo eso sin contar los comentarios y preguntas que tienen los hombres acerca de ellas.

Por eso, decidimos recuperar los mitos más renombrados y desmentirlos. Nos parece que alguien debería brindarnos un poco de paz mental cuando se trata de este tema en el cual hay tanta incertidumbre.

1. Dormir con sostén es mejor.

Dormir con sostén no solo es incomodísimo, sino que además no tendrá ningún tipo de afecto en tus tetas además de un dolor causado por las marcas que dejaron las ligas en tu espalda y costa. Confía en nosotras cuando te decimos que te tomes tu tiempo nocturno para descansar y estar lo más cómoda posible; el beauty sleep no trata de tus senos.

2. Si haces ciertos ejercicios te crecerán.

Esto simplemente no tiene sentido porque no hay músculos en las tetas. Son literalmente bolas de grasa y glándulas. Si haces los ejercicios lo único que lograrás es definir tus pectorales, lo cual podría dar la ilusión de que se levantan, pero nunca, NUNCA, crecerán.

3. Si ganas más peso te crecerán.

Este es un sí y no. Como estas están compuestas de grasa, sí pueden aumentar en tamaño; sin embargo, el peso se distribuye alrededor de tu cuerpo, por lo cual que engordes no significa el crecimiento exacto y expedito de tus senos.

4. Usar un sostén hace que no se te caigan.

Nope, lo sentimos. Usar sostén no previene la caída de los senos ya que eso es causado por el envejecimiento de la piel y la mera gravedad. De hecho, algunos científicos franceses piensan que usar sostén empeora la situación al debilitar el tejido que soporta el peso.

Sin embargo, hay una excepción a la regla: los sostenes de hacer ejercicio. Ya que cuando nos ejercitamos hay movimiento de arriba a abajo, a la larga si podría acelerar la debilitación del tejido.

5. Amamantar a un bebé hace que se caigan.

¡Tampoco! Lo que realmente hace que se debiliten es el embarazo en sí, en el cual la mamá suele ganar peso, haciendo que se estire la piel para luego volver a un peso menor.

6. Puedes hacer un masaje para agrandarlas.

No sabemos a quién se le ocurrió esto, pero es completamente falso. Sí puede haber una teta más grande que otra, pero eso es completamente normal. De hecho, en un estudio de 100 mujeres, el 88% tuvo una asimetría.

7. No puedes amamantar con una cirugía plástica.

FALSO. Los implantes no tienen ningún tipo de efecto ni contacto con las glándulas mamarias, mucho menos si son insertadas debajo del músculo.

8. El cáncer de mama es genético.

Sólo una pequeño porcentaje de los casos (5 a 10%) tienen relación a los genes de la persona afectada. Lo que realmente influye es los estilos de vida y hábitos compartidos entre la persona y sus familiares.

9. Tener las tetas grandes causa dolor de espalda.

Este mito es falso porque 1. Las mujeres con senos más pequeños también tienen el dolor, 2. Hay hombres también sufren de ese dolor, 3. Tú sabes que estás haciendo algo mal con tu postura. Normalemente este dolor se deriva de doblar mucho el cuello o una mala postura durante el ejercicio.

10. A los hombres solo le gustan las tetas grandes.

Quizá este mensaje se haya perdido entre las fotos de las Kardashian y Hollywood, pero como dicen muchas de nuestras mamás: “Entre gustos y colores no han escrito los autores”. Meaning: todo el mundo tiene su tipo, sé auténtica y no te preocupes por eso.

Hay muchos de estos mitos que tienen un sentido lógico dentro de por qué a alguien se le pudo haber ocurrido que eso podría pasar, pero otros son simplemente ridículamente imposibles, y francamente nos preocupan un poco la desinformación y malentendidos que han provocado que los senos sean considerados un tabú.

Es 2017. En serio, #FreeTheNipple

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
Mitos y verdades que ya deberías saber sobre el feminismo