Sí te tienes que poner protector

Un día soleado en la playa, alguien abre una cerveza, un par de tórtolos se sumergen en el mar y otro pone por quinta vez Jamming de Bob Marley mientras tú te acercas a tu bolso de playa para alcanzar el aceite de coco añejo que ha pasado por cuanto plan en bikini te han invitado.

Palpas su etiqueta, despegada y llena de arena dentro del bolso y lo sacas para empaparte en él hasta quedar como la paleta que recoge las papas de McDonald’s: grasienta y brillante.

De pronto, un grito ensordecedor. Una de tus amigas diciendo que mejor deberías usar protector cincuenta y ponerte bajo la sombra. De no hacerlo, augura arrugas, cáncer y mala digestión para tu futuro.

Sí, vieja exagerada

No, realmente no. Solo la parte de la mala digestión.

Si hay algo que sin duda te va a decir un dermatólogo cuando vayas a consultar esa verruguita extraña que tienes en la espalda, es que tienes que usar protector. Siempre.

Siendo hijos del siglo XXI hay tres cosas que no podemos negar que sabemos que hacen daño, realidades que nuestros padres no sabían que perjudicaban tanto su salud cuando tenían nuestra edad:

1. Fumar mata.

2. El sol da cáncer.

3. La música de los 80 es demasiado pegajosa.

Con respecto al segundo punto, nos hacemos siempre los ignorantes cuando estamos expuestos al sol porque unas líneas bronceadas de traje de baño valen el riesgo lejano de un melanoma.

Fuerte, pero cierto.

Ver relacionado: #BitchYouDumb: ‘Pásame el aceite de coco para quemarme más’

Ahora la exagerada eres tú.

Mira este video de YouTube sobre el efecto del sol en la piel:

Es que hay demasiados protectores

Sí, yo sé. Pero voy a tratar de explicarte lo que tienes que saber de cada uno.

Primero, SPF significa sun protecting factor, ese indica el número de protección que vas a tener contra el sol. En teoría, el número que marca hace alusión al tiempo que puedes dejar pasar sin tener que volver a aplicarte protector. Según muchos especialistas de piel, todo lo que marque más de cincuenta es mentira. Una estrategia de marketing para hacerte pensar que protege más.

¿Y qué es eso de UVB y UVA?

Eso es lo que indica de qué tipo de rayos solares te protege.

Antes de que preguntes: sí, hay dos.

Los rayos ultravioleta A (UVA) que penetran profundo en la piel y hacen que pierda elasticidad, se arrugue y que de vieja te salgan manchas. En teoría estos son los rayos que te hacen ver fea.

Los rayos ultravioleta B (UVB) son los que queman la piel de arriba y los que te dan cáncer. En teoría estos nada más te matan.

Ok entonces ya sé qué protector usar

Bueno no.

Esta niñita coreana te puede explicar la amplia gama de protectores que existen:

Yo voy a intentar darte un resumen más o menos bueno como para hacerte pasar un exámen rápido.

Están los físicos, los químicos y los híbridos. No, no estoy hablando de marihuana.

Los físicos tienen componentes naturales que crean una barrera entre tu piel y el sol. Literalmente te protegen de él porque dejan una especie de capa blanca que no deja que los rayos penetren. Este seguramente es el que no te gusta ponerte porque “se ve feo”, pero es el que usa tu novio surfista, seguro en una amplia gama de colores trendy.

Los químicos son aquellos compuestos de componentes químicos (duh) y este penetra en la piel, absorbiendo los rayos antes que penetren, hace que la piel se ponga como caliente y probablemente es el que tampoco usas porque “hace que te salga acné”. Pero no se ve porque no deja una capa blanca. Este debes volvértelo a poner cada cierto tiempo para que no pierdas el efecto.

Los híbridos son lo mejor de ambos mundos, protegen directamente del sol pero no se ven blancos. Resuelto el dilema de tu crisis cosmética.

¿Cuál debo usar? ¿Gel, spray, crema o barra?

Realmente el que te funcione y te guste más. Tienes que probarlos porque muchas personas reaccionan alergicamente a protectores muy fuertes. Supongo que el ideal debe ser uno en crema súper denso, sin embargo los dermatólogos dicen que mejor es comprar uno que te guste y sepas que vayas a usar, sobre todo que lo apliques varias veces.

¿Puedo usar el protector viejo que tengo en mi casa?

¿El que parece queso cottage? Sí, en teoría no se vencen. Pero, ew.

¿Si uso protector en la playa no me va a dar cáncer?

Idealmente. Pero de todas formas tienes que usarlo todos los días. Repito, todos los días.

Las pieles son distintas y las más blancas son más propensas a padecer de carcinomas (cáncer no tan malo) como melanomas (cáncer malo malísimo).

No olvides tomar en cuenta orejas, cuello pies y manos cuando te eches protector. Son zonas a las que normalmente no prestamos atención y son súper sensibles.

¿Y si no me gusta el protector?

Entonces olvídate de los bikinis, festivales de música de día, day party o salir de tu casa.

La solución podría ser salir siempre en manga larga, con sombreros de ala ancha, pantalones, zapatos cerrados y lentes de sol. Sin embargo, nunca estarás totalmente protegida.

Por el amor a tu futuro, protégete. Sino te verás en un espejo vieja, arrugada y amargada. En el mejor de los casos.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Top tweets imbéciles del mes