La mascarilla que necesitas para remediar los daños que le hiciste a tu cara en las vacaciones

La mascarilla que necesitas para remediar los daños que le hiciste a tu cara en las vacaciones

Playa, mar y arena; no suena como un mal plan, pero después de horas bajo el sol y el cambio de ambiente, lo más probable es que tu cutis esté lamentando su existencia.

La combinación de factores a los que exponemos nuestra piel cuando nos vamos de viaje, pueden causarnos desde manchas y arrugas, hasta signos de envejecimiento prematuro. Y si estas respirando de alivio porque no visitaste ninguna playa en vacaciones, we have bad news for you, la piscina también cuenta como un agente externo que hace estragos con nuestra piel y cabello.

Y te preguntarás, ¿cómo se ve afectado nuestro rostro? en vez de darte una explicación super profunda sobre el asunto, te doy la razón principal de todos nuestros dolores: los rayos del sol. Es inevitable ocultarse de ellos por completo, aún si no dejaste la ciudad por un buen chapuzón veraniego.

Aunque probablemente tu mamá o abuela te haya explicado la importancia de usar protector solar, no solo eso es lo que tienes que tomar en cuenta para cuidarte (aunque sí hace el trabajo mucho más fácil). Para contrarrestar los rayos UV, usamos una mascarilla restauradora que hidrata el el área afectada.

Mascarilla de banana y avena

Esta mascarilla la descubrimos hace un tiempo e hizo nuestro regreso a la rutina mucho más amigable. Aunque no cumple una función completa como exfoliante (que es el primer paso para regenerar la piel) es ideal para nutrir a profundidad.

Necesitas:

  • Banana (duh)
  • Avena
  • Miel

La banana cuenta con propiedades hidratantes y suavizantes que estimulan la regeneración del rostro. Al igual que la avena, que purifica la piel y elimina las células muertas.

¿Qué tienes que hacer?

Pica una banana pequeña (madura) y tritúrala bien en un recipiente. Mezcla los trozos con una cucharada de miel y una cucharada de avena hasta que llegue al punto de conformar una pasta con todos los ingredientes.

Aplica la mezcla directamente en tu piel (después de limpiarla) con movimientos circulares. Un masaje suave también ayuda a enfatizar los beneficios. Mantenla en el rostro por lo menos por 7 minutos, pero si tienes tiempo de dejarla por más tiempo, 15 minutos es lo ideal.

Ya que tu cutis ha mejorado exponencialmente desde que comenzaste a leer este artículo, lo más justo es que compartas la sabiduría de la belleza con tu mejor amiga. 

Suscríbete para el mejor contenido para tu piel (y tu vida).

TheA logo
Más artículos
Midnight Gospel
‘The Midnight Gospel’ y mi experiencia con el duelo