La Infiltrada: “¡ahora ser hétero es malo!”

La Infiltrada: ‘¡Ahora ser hétero es malo!’

La ironía es un concepto de ñoños y nerdos, no es algo por lo que los bros tengan de que preocuparse. Por eso, después de años de decir “ay qué jevita” y “maricón” para insultar a otras personas, se sorprenden de que “qué hétero” sirva para describir ciertas actitudes que no son exactamente bien vistas. Cada vez que pasa, con completa inconsciencia, se sorprenden y exclaman:

“¡Ahora ser hétero es malo!”

Qué tan frecuente se escucha: cada vez que alguien está hablando de diversidad sexual. Puede no estar diciendo nada ni remotamente negativo hacia la heterosexualidad o la heteronormatividad, pero si un bro lo escucha, inmediatamente asumirá que debe ofenderse.

En contexto: un bro está esperando a que empiece la clase distraído en su grupo de WhatsApp, están cuadrando una parrilla con unos “culish” cuando uno de ellos dice “creo que paso, tengo que estudiar el fin de semana”. Inmediatamente le responden, “pero qué marico eres”. Claro que sin homofobia porque en el léxico bro es solo una palabra sin ninguna clase de carga semántica para ellos así que obviamente no la tiene para los demás. Alguien más le sigue con “no seas pussy”, y el bro contribuye con “de pana, estás pasado de jeva”.

El bro está a punto de empezar a convencerlo mandándole fotos de los culitos que invitaron, cuando escucha una conversación cerca de él. Una amiga le está contando a otra “entonces el tipo me dijo que cuándo se la iba a dar porque ya me había llevado a la playa y todo, demasiado patán”, la otra le responde con “demasiado hétero”. El bro instantáneamente se indigna, las interrumpe y les pregunta “es que ¿ahora ser hétero está mal?”. 

TheA logo
Más artículos
Las nuevas generaciones no destruyen el mundo, se adaptan a él