¿Instagram se va a quedar sin ‘likes’? - The Amaranta

¿Instagram se va a quedar sin ‘likes’?

Desde hace un tiempo corría el rumor de que Instagram quitaría el número de likes de su plataforma, pero no fue sino hasta hace poco que el CEO de la red social, Adam Mosseri, confirmó que este desaparecería para el público en general. La medida fue tomada para convertir Instagram en un “lugar seguro” para sus usuarios y, por supuesto, viene acompañada de un cambio en el algoritmo que elimina el contenido que pueda ser ofensivo.

Como es bien sabido, en varias oportunidades se ha tocado el tema de Instagram, la salud mental y la ansiedad de los millennials y centennials. Existen varios estudios sobre el impacto negativo que tiene la red social en los jóvenes, pero hubo uno hecho en el año 2017 por la Royal Society of Public Health y la Universidad de Cambridge que arrojó como resultado que las tasas de ansiedad y depresión en los usuarios de Instagram que tenían entre 14 y 24 años habían aumentado hasta en un 70%.

Los principales factores que generaban esta sensación en los usuarios eran la imagen corporal que lucían otras personas en las fotos que subían a sus cuentas, ya que esta afectaba su autoestima; el tiempo que empleaban viendo la aplicación, pues sus horas de sueño se habían reducido; el miedo a ser excluido de eventos sociales o, más concretamente, a perderse de algo, lo que se conoce ahora como FOMO (fear of missing out), por sus siglas en inglés; y por último, el ciberacoso, el cual demostró ser el indicador más importante debido a que es una de las causas de síntomas depresivos y suicidios en jóvenes.

Era de esperarse que en algún momento los directivos de la aplicación tomaran una decisión en respuesta a estos estudios. En la entrevista mencionada anteriormente, Mosseri enfatizó que era sumamente complicado equilibrar las necesidades de las celebridades, las marcas y el usuario promedio, pero que sin duda alguna pondrían por delante los intereses de estos últimos, pues en su mayoría son personas pertenecientes a las generaciones más jóvenes, las cuales se ven directamente afectadas.

Adicionalmente, la compañía está trabajando junto a terapeutas e ingenieros para desarrollar herramientas que permitan no solo controlar y reducir los niveles de intimidación en la plataforma, sino también que el usuario si lo desee pueda tomar un descanso de la red cuando lo necesite.

Ahora bien, ¿qué significa esto? ¿Es el fin de la era de los influencers? ¿Cómo se verán afectados las marcas y los medios de comunicación digitales? Como community manager, los likes son tanto mi bendición como mi verdugo, pues evidencian en cifras si lo estoy haciendo bien o si debería replantearme todo lo planifiqué según una estrategia y esconderme bajo una piedra, pero el hecho de que ahora no vayan a verse no significa el fin del mundo para nadie. 

La decisión de eliminar los likes, de alguna manera, nos pone a todos en el mismo terreno, porque no hay números. Para que se entienda mejor, lo llevaremos al territorio de los influencers y micro-influencers, en donde la competencia por quién tiene más likes se convertirá en la de quién se las ingenia para crear el mejor contenido, dándole prioridad al fondo y no a la forma.  

Por otra parte, saber si quitar los likes realmente será favorable o no para la salud mental de sus usuarios solo podrá confirmarlo el tiempo y, aunque ahora ese es el discurso, se necesitará más de un estudio para respaldar la efectividad de este objetivo. Lo mismo sucede con la eliminación del contenido ofensivo, porque caemos en una discusión interesante acerca de los estándares de la aplicación: el internet y las redes sociales han hecho que la tasa de suicidios debido al acoso sea alarmante y si bien, por un lado, borrar todo tipo de comentario o contenido que incite al odio y la división o exclusión por raza, sexo o religión está bien; por otro lado, es necesario preguntarse: ¿cómo manejan el tema de los desnudos? 

En los términos y condiciones de Instagram se señala que está prohibido subir fotografías de desnudos, ya sean totales o parciales, a la red, pero en la práctica esto no es así. Cuando se trata de un pezón femenino, la publicación dura, a lo sumo, unos minutos antes de ser eliminada, pero si, en cambio, en el post se ve el pezón de un hombre o, yendo más lejos, un miembro masculino, la foto se queda hasta recibir un número suficiente de reportes. Entonces, ¿quiere esto decir que un pezón femenino, bajo los estándares de Instagram, califica como ofensivo, pero un pene no? Si la decisión de eliminar publicaciones que crucen la línea de las reglas de uso de la red es para proteger a sus usuarios, ¿no están, entonces, velando solo por una parte de ellos? Sobre este tema, ninguno de sus directivos ha dado declaraciones. Aunque hay muy poca información al respecto, y como dice el mismo CEO de Instagram, es muy difícil complacer a todos. Lo que sí podemos concluir de todo esto es que, sea como sea, todos tendremos que poner muchísimo más esfuerzo en crear buen contenido para nuestra comunidad y terminar de entender que aunque los números puede que sean importantes, esta vez Instagram opta por la calidad de las publicaciones y el mensaje que transmitan. Habrá que ver cómo reaccionarán los usuarios de la aplicación ante estas medidas que tienen como propósito hacer que Instagram deje de ser la red social de la gente linda y con vidas perfectas, para transformarse en el lugar seguro de Internet.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

TheA logo
Más artículos
Kanye West opera
Kanye West no es Giuseppe Verdi, es Kanye West