Guía de sobrevivencia para ser el "Third Wheel"

Guía de sobrevivencia para ser el «Third Wheel»

Si has estado soltera en tu vida, tienes amigas con novio y un poco de mala suerte, es probable que hayas estado en la posición de ser el third wheel. Así sea planeado o accidental, esta situación jamás y nunca va a ser totalmente cómoda para ti, porque así todo vaya bien, siempre existirá el momento en el que tu amiga te pide que te pongas de su lado en lo que comienza como un desacuerdo inocente.

Es cierto que existen diferentes tipos de third wheel. Está el infante, que probablemente te mandaron a cuidar a ti o a él. Quizás puede ser tierno al principio, pero siempre se convierten en gremlins al final que lloran y tiran la comida al piso. También está el third wheel de trabajo. Esto puede aplicar para experiencias laborales o universitarias. Sabes que eres un third wheel cuando en la mitad de la reunión se empiezan a hacer miradas que ellos creen que son sutiles. Por último, está el más común. El third wheel romántico. Como muchos ya sabemos cómo esto se siente, quisimos hacer una pequeña guía de sobrevivencia que te acompañará en tus peores aventuras románticas.

1: Acéptalo orgullosamente.

Ya la vida te puso en esta situación, lo mejor que puedes hacer es take it in stride. ¿Quién dijo que estar soltero es malo? No sientas mal por ti mismo, y no hagas que la situación sea más incómoda. Eres tú la que realmente puede hacer la diferencia entre ser un pegoste o una compañía divertida. Para esto, lo mejor que puedes hacer es esperar una invitación.

2: Evita ir a eventos muy íntimos

A las parejas les gusta estar acompañados de otras personas más de lo que tú crees. Ir a un concierto, una película o a un evento con una pareja que ha estado junta bastante tiempo está bien. Sin embargo, si ves que la relación de tu amiga sigue en la etapa de luna de miel, es mejor que los dejes ir a esa película solos; todos sabemos que no van a ver la película.

3: Sé el amigo de todos.

El hecho de que tu amiga es la que conoces -o más conoces- de los dos, tienes que hacer un esfuerzo de incluir a la persona con la que está en tus chistes internos y conversaciones. Si no se los sabe, tu amiga se los contará soon enough. Esto no solo garantizará que las futuras invitaciones sean menos incómodas, sino que además nunca viene mal caerle bien al novio de tu amiga.

4: No te metas

Jamás y nunca pienses que porque estás ahí tienes pase para permanecer u opinar en situaciones íntimas (dígase peleas, roces o momentos de pareja). Como buen third wheel, tienes que saber y aceptar que estas situaciones van a acontecer, es parte de tu rol leer la situación y saber cuándo desaparecer momentáneamente sin hacerlo muy obvio.

5: Aprovecha los beneficios

Todo tiene sus pros y sus contras. Como siempre es preferible ver el vaso medio lleno, aprovecha los beneficios que trae ser el third wheel. Primero, los consejos de pareja. Siempre he dicho que un amigo con novia da mejores consejos que el estereotipado amigo gay. Pregúntale qué foto publicar, qué responder, etc. Están enamorados del amor y te querrán ayudar. Segundo, ahora no solo tienes una sino dos personas para presentarte nuevas personas. No tiene que ser con motivo romántico, siempre es bueno conocer gente nueva.

Happy Third Wheeling!

TheA logo
Más artículos
libertad sexual
La libertad sexual no es lo mismo que la cultura ‘fuckgirl’