The Girl Code: siempre dirás cuando una amiga está siendo una p*rra

The Girl Code: siempre dirás cuando una amiga está siendo una p*rra

Qué irritante es que te digan que estás haciendo las cosas mal.

Sí, es probable que deba pelar la cebolla antes de picarla, pero ya lo hice.

Sí, me voy a quedar sin pelo en la cabeza por planchármelo mientras sigue húmedo, pero voy tarde.

Sí, estoy consciente de que manejar como una demente es peligroso para mi y para el resto de los seres humanos en la calle, pero no lo sé hacer de otra forma.

Sí, puede que comer hamburguesa 4 veces a la semana no sea lo más saludable del mundo, pero cuando estoy triste, McDonald’s me hace bien.

Sí, quizás no deba mezclar bebidas energéticas con alcohol, pero sabe rico.

Sí, no debería escribirle a mi ex todos los martes, pero es rutina.

Sí, no debería dejarle una caja de ratones muertos en la puerta a la nueva novia de mi ex, pero ya los compré.

Sí, debería dejar de buscar en los clasificados brujas para que me ayuden a llegar a mis metas sin esfuerzos y de la mano de un modelo de Abercormbie, pero es que ya tengo cita la semana que viene.

¡Sí ya sé!

Y aunque ya sepamos que se nos está yendo de las manos las malas decisiones, o en algunos casos las locuras, debemos contar con un grupo de soporte que nos diga de frente lo que nos sucede. Necesitamos una especie de espejo que nos diga en voz alta todo eso que “ya sabemos” pero que obviamos y nos desvía a conductas deplorables o poco dignas.

Capítulo 17 de The Girl Code: “Serás completamente sincera con una amiga cuando está siendo una p*rra”

Toda mujer hecha, medianamente derecha y que frente al universo se considere como tal, deberá jurar solemnemente ser transparente con sus amigas cuando alguna de estas se esté comportando como una p*rra.

La hipocresía será penalizada con trece horas de escuchar La Bomba y un receso de 6 meses de amistad.

Cuando una amiga esté tan irritable que voltea los ojos tan duro como para sacarlos de sus cuencas, o cuando solo lo que sale de su boca son palabras ácidas como un limpia tuberías, cuando ni el perro de tu casa se le quiere acercar, cuando el cielo se oscurece en su presencia, si los pájaros dejan de cantar cuando se levanta y su voz suena como si Lucifer la hubiese poseído; deberás enunciar la siguiente frase de la manera más contundente que puedas (como si trataras de expulsar un demonio de su cuerpo a lo Emily Rose):

“(Inserte aquí nombre de la antipática), estás siendo una p*rra y nadie te soporta”

Seguidamente quedan latentes 2 escenarios. El primero, que despierte de su trance satánico, pida disculpas y te cuente qué situación la llevó a adoptar tal comportamiento, o que se transforme en un Leviatán y te devore.

Lo bueno es que en ambos casos vas a despertar consciencia y por lo menos invitar al gremlin a una introspección de carácter.

Si la amistad es de verdad, el mal humor pasará y todo volverá a su orden natural, pero el deber de una amiga es resaltar esos momentos en los que ni tu abuela te quisiera cerca.

Yo, como mujer hecha y derecha juro solemnemente seguir el artículo 17 de The Girl Code.

¡HOOZA!

TheA logo
Más artículos
amigo
¿Se puede ser amigo de alguien que te atrae sexualmente?