The Girl Code: vas a acompañar absolutamente siempre a una amiga al baño cuando te lo pida

The Girl Code: vas a acompañar absolutamente siempre a una amiga al baño cuando te lo pida

Uno hace grandes sacrificios por los amigos.

Uno miente a los padres de los amigos, uno sale con la camisa más fea porque tu amiga decidió ponerse tu pinta más bonita, uno los busca a la playa cuando se pelean con el novio, también te calas los actos de graduación de 5 horas, los almuerzos familiares del primo que acaba de llegar de México y el matrimonio de la vecina al que no quiere ir sola porque terminó con su novio el fin de semana pasado en la playa.

Pasamos noches en vela escuchando crisis existenciales de cómo los compañeros de tesis son los más ineptos, de cómo sus padres no comprenden sus ambiciones laborales y los “qué bolas que la tipa de la oficina lleva usando mi taza de café toda la semana sin avisarme”.

Hacemos favores, limpiamos lágrimas, nos calamos las quejas, quitamos mocos y socializamos con familiares viejos y sordos porque así son las amistades de verdad; compromiso, sacrificio y entrega.

Una amistad requiere 9 veces más atención que una relación amorosa, y por eso es que tenemos que escribir un manual de cómo hacerlo bien.

Capítulo 15 de The Girl Code: “Vas a acompañar absolutamente siempre a una amiga al baño cuando te lo pida”.

Una mujer hecha y derecha que cuando se vea al espejo se considere como tal, deberá jurar con la mano sobre la lola derecha que siempre que una fémina le pida que la acompañe al baño, ella complacerá a su contraparte mujer.

Según la Biblia, Dios nos creó con mitad de la costilla de Adán y me teoría es que también nos hizo con un cuarto de su vejiga.

Nosotras tenemos la incómoda capacidad de hacer pipí con la misma facilidad que los hombres pueden nombrar 9 razones por las que Messi es el humano más asombroso del mundo.

Una cerveza y nos conviene estar más cerca del baño que del niño que nos gusta por un tema fisiológico. El problema es que ir al baño sola es casi tan fastidioso como estar en la cola del banco con un teléfono sin pila.

Necesitas a alguien que te de una opinión sobre cómo llevar el pelo, comentar qué tan bueno está el gathering social y despotricar sobre lo gorda que está la nueva novia de tu ex.

El baño es un epicentro de conversaciones críticas, nuevos negocios y reencuentros de viejas amistades. También han sido guarida para las de corazón roto y las embriagadas de cuerpo. Sea cual sea el motivo de la visita, la conclusión es que ir al baño para las mujeres es una actividad tan social como de necesidad humana.

Por tanto, aquella mujer que no responda positivamente a la petición cordial de acompañar a una amiga al WC deberá ser penalizada con una maldición pre colombina que hace que te salgan pelos de barba en las palmas de la mano.

Yo, como mujer hecha y derecha juro solemnemente seguir el artículo 15 de The Girl Code.

¡HOOZA!