Haz de tus vacaciones un #VeranoDeOtroNivel con Ron Carúpano

Por allá, en el estado Sucre, Ron Carúpano mantiene una tradición pasada de generación en generación desde hace más de 250 años, cuando Félix de Fierro la inició en 1762. Hoy en día, la famosa Hacienda Altamira, ubicada en las tierras carupaneras, produce la gama de rones más galardonados del país, razón por la que hablamos con Victoria Egloff Weil —brand manager de Ron Carúpano—, quien nos dio un paseo por la historia, el legado y el futuro de la marca. 

¿Cómo nace Ron Carúpano?

Ron Carúpano tiene una tradición histórica de más de 250 años. En 1762, Félix del Fierro llegó a tierras carupaneras y fundó una hacienda que luego sería llamada Altamira y donde luego nacería el ron en Venezuela. Desde entonces, la tradición ronera se ha pasado de generación en generación. Para nosotros es un orgullo que el origen de nuestros rones sea Carúpano, por eso nuestro nombre.

¿Cómo han cambiado la marca y la empresa en los últimos años?

En los últimos años hemos buscado generar experiencias diferenciadoras para nuestros consumidores e innovar con productos de altísima calidad, siempre aspirando a que sean de “otro nivel”. Además, estamos expandiendo nuestras fronteras con un una estrategia fuerte de exportación.

¿De dónde viene y qué significa el tagline ‘otro nivel’?

“Otro nivel” es lo que nos identifica como marca. Siempre buscamos elevar la calidad de las experiencias de nuestros consumidores, ya sea en un escenario cotidiano o en ocasiones especiales, siempre buscamos que sus vivencias sean únicas y memorables. El tagline también tiene que ver con nuestra forma de trabajar, pues aspiramos a mejorar cada día y honrar a nuestros consumidores y a los amantes del ron.

 Define los siguientes rones con una sola palabra:

¿Qué distingue a Ron Carúpano de los demás rones de Venezuela y del mundo?

Existen tres características específicas que distinguen a Carúpano de otros rones:

En primer lugar está el microclima que existe en el Valle de Macarapana, donde está la Hacienda Altamira, es único. Las temperaturas muy calientes durante el día y muy frescas durante la noche hacen que el proceso de añejamiento se acelere y optimice. En segundo lugar, el agua que utilizamos es del Río Chuare, ubicado en el Valle de Macarapana, no necesita muchos tratamientos para tener una altísima pureza. Y por último, más de 250 años de tradición de Ron Carúpano y el trabajo de Carmen López de Bastidas, nuestra maestra ronera, le dan una personalidad distinta a nuestros rones.

¿Qué se siente pertenecer al equipo de la marca de ron venezolano más galardonada en los últimos años?

Siempre he sido ronera, por lo que para mí fue natural empezar a trabajar con ron. Lo mejor fue descubrir una industria muy rica en cultura y orgullo por Venezuela. Me siento muy orgullosa de trabajar para una marca que está creciendo consistentemente y que siempre deja al país muy en alto en los concursos internacionales.

¿Qué otras rones consideras que están a la altura de Ron Carúpano?

Todos los rones venezolanos son muy buenos, así lo exige nuestra legislación —para que un producto pueda ser considerado ron, este debe tener mínimo dos años de envejecimiento en barricas de roble y un mínimo de 40 GL—, por eso estar en un entorno tan competitivo nos obliga a buscar superarnos cada día.

¿Nos puedes revelar algún proyecto futuro?

Por ahora no, pero sí puedo decirles que vienen muchos proyectos muy interesantes a nivel nacional e internacional. Ahorita tenemos muchas actividades chéveres en RRSS para hacer de tus vacaciones un #VeranoDeOtroNivel. ¡Estén atentos a nuestras RRSS: @roncarupano!

¿Algo que quisieras que la gente supiera sobre Ron Carúpano?

Seguimos creciendo y seguimos trabajando orgullosamente en Venezuela.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
infección vaginal
Tener sexo no es la única manera de contraer una infección vaginal