Assholeology: la ciencia que básicamente te permite disfrutar ser un imbécil

Assholeology: la ciencia que básicamente te permite disfrutar ser un imbécil

Para ser una persona demasiado pasiva y renuente a las confrontaciones, es fácil decir que no sé nada sobre ser un asshole.

No es que se me haya ocurrido ser uno alguna vez.

Pero para el momento en el que me tropecé con el libro Assholeology: The Science Behind Getting Your Way -and Getting Away with it en los headquarters de GK Media, decidí que necesitaba un cambio significativo en mi vida que no fuera volverme vegana o dejar de comerme las uñas, porque podríamos decir que estoy atravesando la crisis de los 20s y adoptar la filosofía del assholeology no parece una mala idea. 

En principio porque “imbécil” no necesariamente encaja en un adjetivo peyorativo, sus traducciones son amplias y precisas. Imbécil puede significar muchas cosas, empezando por:

  • Una persona que sabe lo que quiere y no teme buscarlo.
  • Siempre piensa en los beneficios que obtendrá.
  • Dice que no.
  • Se enfoca en los resultados positivos.
  • Utilizan las herramientas que tienen.
  • Creen en su potencial.

A medida que hojeaba las páginas del mejor libro de autoayuda que pude conseguir en la oficina, la connotación negativa de la palabra “imbécil” iba desapareciendo. Principalmente porque no solo te vende la imbecilidad humana como una ciencia, sino como un estilo de vida.

Ser imbécil es una disciplina que necesita práctica, pero que no podemos confundir con el arte de ser un douchebag.

Al contrario de ellos, ser un asshole significa divertirse, hacer poco trabajo pero obtener grandes resultados. Aun cuando el consenso general quiere calificarlos como idiotas, los imbéciles han aprendido a trabajar con sus herramientas y manipularlas para sacarle el mayor potencial.

En resumidas cuentas, un imbécil es una persona decente con la habilidad innata de potenciar su carisma en las situaciones correctas.

Así que quizás, mi mid-life crisis puede ser salvada por la reciente necesidad de pensar en mis intereses primero y trabajar con mi ausente carisma de asshole recién entrenado. Solo que aún no hago las paces con la filosofía de “el fin justifica los medios”. 

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
Tu vagina puede con todo, incluso con la crisis en Venezuela