El poderoso mensaje detrás de este comercial

La publicidad no es dañina, por lo menos no la mayoría del tiempo. Se que hay pésimos comerciales rodando, pero esto no significa que todos sean iguales.

La publicidad es un arte, crear campañas y comerciales no es una tarea fácil ni mucho menos poder satisfacer al público de ahora que todo lo sabe y todo lo ve. Antes la tarea principal era vender, presentarte un producto que te cambiará la vida para siempre y listo, ya estaba todo hecho. Iban directo al grano, era algo como: “Hola, soy tal compañía, mira este producto ¿te gustó? Cómprame”. Eso era todo, no más rodeos ni vueltas.

Por supuesto esto cambió, se incluyeron historias que llegaron directo a nuestros sentimientos y de esa manera poder crear una buena relación con las marcas y empresas. Lo que se usa hoy por hoy son las historias, el poder que generan es sinónimo de dinero.

Cualquiera ha llorado aquí con algún comercial o mínimo se le aguaron los ojos, bueno, esa es la mejor forma de llegar a nosotros. A veces parecen cortos de una buena producción cinematográfica que comunican un solo mensaje.

El mercado paras la mujeres es una competencia todos los días, hay tantos productos que literal tienen que jalarse por los cabellos a ver cual es el favorito. Hay compañías que todavía creen que somos mujeres superficiales y que tenemos solo un concepto de belleza, pues no señores, la realidad es que están bien equivocados.

Queremos que nos hablen claro, ¿es tan difícil? Muestren la realidad, hablen de nuestros problemas e inseguridades. Presenten a la belleza de manera distinta, que nos enseñen qué es realmente ser una mujer.

Una de las marcas que ha logrado educarnos con sus piezas es Dove. Parece que realmente sabe lo que nos pasa, presenta casos reales y sobre todo llama a que todas nos aceptemos y tengamos confianza en nosotras mismas, imposible no querer la marca después de esto.

Específicamente con la pieza “Camera Shy”, que por cierto se ganó un Cannes en el 2013, si no saben, es como un Oscar en la publicidad.

Voy a parar aquí un segundo, recuerdan cuando eran pequeñas y les encantaba llamar la atención de todos, ¿me siguen? Esa niña que todas fuimos sin temer al qué dirán y descubriendo nuestra feminidad.

El juguete favorito era una cámara, no nos daba miedo ser como éramos ni mucho menos como lucíamos, todo apunta a que cuando somos niños vivimos plenamente.

Luego crecimos y comenzaron las inseguridades de nuestro cuerpo y apariencia.

Poniendo énfasis en la inseguridad, apareció para ocupar un lugar y hacer nuestra vida imposible. La misma sociedad se encarga de eso cuando nos volvemos adolescentes teniendo solo un prototipo de mujer perfecta.

Esto hace que inconscientemente a la hora de tomarnos fotos o grabar algo nos arreglemos en exceso para estar impecables, sino olviden el plan.

¿Cuándo paraste de pensar que eras hermosa? Una frase fuerte pero potente. Es cierto, solo hagan la prueba. Si sacamos nuestros teléfonos en este preciso momento y queremos tomarle una foto a nuestras abuelas o madres tengan por seguro que querrán esconderse.

No importa la edad, es lo mismo siempre. Mi abuela solía hacer eso, no le gustaba que le tomaran fotos, toda la vida fue así.

Pocas son las veces donde comerciales me han hecho reflexionar, los que me han dejado una huella, este es uno de ellos.

Al final la frase “Be your beautiful self” es el final perfecto para esta obra brillante. Si tengo que enseñarle a cada mujer del mundo un video sobre la belleza voy a mostrarle lo que hizo Dove.

Toda mujer lo entiende y puede aprender del mismo, si más marcas siguen esta línea de comunicación podemos tener a mujeres más confiadas y decididas en un futuro.

Ya sabes, si te van a tomar una foto o grabarte no tengas vergüenza de nada, no hay un solo concepto de belleza y es el mejor consejo que puedo dar. Tú misma la comunicas con tu personalidad. No solo dejes que sea Dove el que te lo recuerde.

¡A tomarnos fotos y videos sin pena! 

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
Guía de supervivencia para la resaca de Año Nuevo