¿De dónde vienen algunos nombres de países?

¿De dónde vienen algunos nombres de países?

No hay reglas que gobiernen la denominación de lugares o países, y en muchos casos no hay explicaciones aceptadas de cómo fueron nombrados. Algunos nombres se refieren, o al menos dicen referirse, a accidentes geográficos: es probable que el nombre de Honduras se relacione con la palabra española «hondura», por profundidad, que se refiere a sus aguas costeras; Andorra puede o no tomarse de una palabra española y navarra que significa «andurrial». También se puede hacer referencia a la flora o la fauna, como en Brasil, a partir de su pau bresil autóctono; Camerún, cuyo nombre se refiere a los camarones que abundaban en sus aguas;

Otros países toman sus nombres de personas, como Bolivia (después del líder revolucionario sudamericano Simón Bolívar) o Mauricio (para el gobernante holandés Mauricio, Príncipe de Orange), o de pueblos nativos (Rusia, después del Ros o Rus; Francia después de los Francos). Al menos un nombre de país -Groenlandia- podría incluso ser el resultado de una campaña de mercadeo.

Al investigar las derivaciones, descubrimos innumerables ejemplos de etimología popular -popular, pero no científica y casi con certeza incorrecta- que intenta explicar los orígenes de las palabras. Aruba, por ejemplo, se ha dicho que toma su nombre de una frase en español, «oro huba», que supuestamente significa «oro hay» – pero «huba» no es una palabra en español, y la traducción real sería «hay oro». El río Moldavia, que da nombre al país de Moldavia, a veces se dice que se llama así en honor de un perro de caza llamado Molda que se ahogó en sus aguas.

Aprender los orígenes de los nombres de los países puede ser divertido y sorprendente. También puede a menudo decirnos algo sobre la historia y los valores de otras partes del mundo.

Aquí tenemos otros tres ejemplos del origen de los nombres de países. Y si quieres conocer también cuáles son los países más felices del mundo, haz clic aquí.

– Angola: Toma su nombre del título ngola, que ostentaban los gobernantes del reino medieval de Ndongo en lo que hoy es la parte norte del país.

– Argentina: Los exploradores españoles del siglo XVI llamaron al estuario de los ríos Paraná y Uruguay, cerca de la actual Buenos Aires, el Río de la Plata; quizás porque los habitantes nativos de la región llevaban ornamentos de plata. El área alrededor del estuario llegó a ser conocida como Tierra Argentina, y eventualmente la primera parte del nombre fue eliminada.

– Australia: Alrededor del año 150 d.C., el astrónomo y geógrafo griego Claudio Ptolomeo dibujó un mapa en el que imaginó una gran masa de tierra en el Hemisferio Sur, a la que llamó «Terra Australis Incognita», que en latín significa «tierra desconocida del sur». Los exploradores holandeses originalmente llamaron New Holland a la costa occidental del país. Más tarde, los ingleses reclamaron la costa este del país, llamándola Nueva Gales del Sur. El científico inglés Matthew Flinders, que había circunnavegado la masa terrestre en 1802 y 1803, fue el primero en volver a Ptolomeo y llamar a todo el continente «Australia».