Mi primer beso (Hombres vs. Mujeres)

El primer beso es para muchas mujeres, y algunos hombres que se atreven a admitirlo, uno de los primeros pasos emocionantes que tomamos hacia nuestra emergente vida romántica. Para todos -excepto algunos afortunados-, es un momento en el que se mezcla la anticipación, la incertidumbre y la temprana emoción que se siente por la otra persona.

Para darle un twist a este #CuéntameMás dedicado por supuesto al Día de San Valentín, quisimos tomar las anécdotas de las mujeres y yuxtaposicionarnarlas al lado de las de los hombres, haciéndoles a todos dos preguntas:

  1. ¿Te importó tu primer beso?
  2. ¿Cómo fue?

No les vamos a mentir, encontramos anécdotas bastante interesantes.

Ver relacionados: 

#CuéntameMás Mi primera vez

#Cuéntamemás Locuras que hice cuando terminé

#Cuéntamemás First Date F*ck-ups

Mujeres

Les importó su primer beso: 14/18 personas

De broma y se recuerdan: 4/18 personas

“Estábamos en una fiesta. No sabía qué coño hacer. Fue súper average– Lucía, 23.

“Estaba de intercambio en Bélgica, en el cumpleaños de una amiga, ya lo conocía desde hace 6 meses y no lo iba a ver más, así que decidí cerrar mi experiencia con broche de oro, if you know what I mean– Alejandra, 19.

“Fui literalmente acorralada en una reunión y no tenía ni la más mínima idea de qué hacer. Qué pena, Dios” – Alejandra, 20.

“Fue en un crucero con un puertorriqueño, en la nochecita después de cenar estábamos caminando por ahí, encontramos una puerta que daba a donde está el pico del barco, y fue ahí tipo Titanic” – Anna, 20.

“Estaba como en segundo año, reunidos en casa de una amiga y llegó un chamo borracho que me empezó a echar los perros y zampamos pues. No tenía mucha idea de qué hacer. Su lengua pegó contra mis dientes porque no abrí la boca lo suficiente. Oops” – Ana, 21.

“Me peleé con una amiga y me fui arrecha. Luego, el chamo que me estaba cayendo me persiguió, me llevó a un lugar y zampamos. Full cuchi en verdad” – Andrea, 19.

“Fue en una fiesta bailando, me supo a mierda en verdad” – María, 21.

“Fue burda de chimbo. Bailamos toda la noche en una fiesta, me llevó a un lugar y pasó. En verdad no quería que ese momento fuese así” – Cristina, 18.

“En una fiesta, me lanzó la cara y todavía no tengo ni idea de quién es” – Alison, 19.

“Fue en una fiesta de Año Nuevo. Teníamos rato hablando y flirteando (asumo que estaba metiendo papeles para esa noche), y después de unas copas demás de champaña me dejé” – Federica, 23.

“El mío fue horrible. Estaba de vacaciones en Margarita y la voz se corrió de que nunca había zampado, dos minutos después tenía un horda de hombres intentando ser los primeros. Uno de ellos era súper bonito y en Año Nuevo dejé que me besara después de unos intentos” – Oriana, 19.

“Llevaba un rato saliendo con mi novio y fue en el sótano de mi casa. En serio no tenía ni la más mínima idea de qué hacer, las películas no me sirvieron en nada” – Isabella, 18.

“Nunca entendí todo el estigma con el primer beso. El mío fue nulísimo, la típica historia: En medio de una miniteca, fuimos a un lugar los dos y pasó” – Paola, 24.

“Estaba bailando con un chamo en una fiesta y me lanzó la cara. Me dejé, pero no único que hice fue morderle la boca porque no sabía hacer más nada” – Cecilia, 23.

“Fue demasiado cuchi, estaba con un niño que me encantaba. Me llevó a un mirador bellísimo y fue ahí. Aunque no tenía la más mínima idea de qué hacer fue demasiado lindo” – Sofía, 20.

“Fue perfecto, en el recreo del colegio con un niño que me encantaba. Me hizo sentir súper segura” – Gabriela, 19.

“En una reunión nos pusimos a jugar a la botellita, y bueno. No fue nada romántico y honestamente no quería que pasara así” – Franchesca, 23.

“Fue con un niño bello que después nunca más me paró. No es demasiada buena promesa de que lo hice bien, pero estoy segura de que me ayudó a perfeccionar el arte” – Ainoa, 20.

“En el tour de 15 años, en una discoteca de una ciudad que no me acuerdo, un suizo me lamió la cara. Digo lamió porque yo no hice ningún movimiento. Más triste y desagradable imposible”. María Fernanda, 22.

Hombres

Les importó su primer beso: 6/18 personas

De broma y se recuerdan: 12/18 personas

“Me confié y me salió bien pero no sabía si morder o no sé qué vaina”. – Arturo, 21.

“Fue muy bueno pero chill, tenía 13, estaba en la playa con una francesa que estaba divina en Margarita, fuimos una reposera y fue así tal cual como Spiderman”. – Nico, 19.

“Tenía como 13 años, en un pueblo de Tennessee, estaba enamoradísimo. En una reunión entre amigos”. – Christian, 19.

“Estaba en primer grado y le dije a una morocha que íbamos a jugar al teatro. Besé a una y después le dije que tenía que besar a la otra morocha. Un boleteo”. – Ricardo, 19.

“Fue horrible porque yo no sabía y la chama tampoco cooperaba. Intenté hacer el esfuerzo de hacerlo calmadamente y la chama se me lanzó”. – Luis, 19.

“Fue en una reunión, tenía 14, fuimos a “hablar” y pasó. Cute”. – Santiago, 23.

“Estaba en segundo año y en medio de una canción de reggaetón le lancé la cara en un fiesta y ahí fue”. – Andrés, 20.

“Ni me acuerdo, pues”. – Santos, 19.

“Fue en la salida del McDonald’s mientras esperábamos a que mi mamá nos buscara”. – Juan, 19.

“Estaba en una miniteca en mi casa con una niña que me gustaba. No me fue tan mal porque había practicado con mi mano”. – Andrés, 18.

“Fue con una jeva menor que yo que tenía más experiencia, había burda de feeling entonces fue bien. Estábamos en el tercer piso del Tolón frente de una tienda, no la quería cagar y pensé’ ‘¿qué hago?, las películas tienen que servir de algo’”. – Samuel, 24.

“En unos quince años, fue comiquísimo porque fue con una chama en tacones y yo soy bajito. Se agachó, pero dejé que fluyera”. – Francisco, 21.

“Me cagué en el momento previo pero luego me lo vacilé. No tenía ni idea de quién era, y hasta ahora no sé. Tenía unas tetotas”. – Santiago, 21.

“Fue en mi colegio en un MUN, estábamos en caucus simple, estaba hablando con ella por mensaje de texto, me salí del comité y le escribí para vernos afuera. Fui directo a la cara, terminé con la cara babeada porque estaba apurado, no quería que se acabara el caucus… Se me paró” – Julián, 22.

“Estaba en un crucero y me fui con un grupo de amigos que conocí a un lounge y jugamos verdad o reto y la chama me retó a que la besara. La jeva era fea” – Pedro, 20.

“Estaba en Higuerote con una amiga y me entrompó. Estaba demasiado confundido y dije ‘bueno, no tengo nada que perder’. Mi hermanito nos vio y salió gritando por todo el club: ‘¡Se están besando en la boca!” – Rafael, 20.

“Coincidió con mi primera pea. Me quedó toda la jeta llena de pinta jeta” – Dr. Depinga, 20.

“Fue en un mini-teleférico en un county fair, le había ganado un mega peluche en una de esas competencias de fair y nada, me sentí en demasiada confianza and I went for it. Todo salió depinga” – Luis, 23.

“Estaba en la playa y no la conocía, tampoco era la más bella, pero buej, fue buena práctica” – Francisco, 22.

Aunque es visiblemente notable que a la gran mayoría de las mujeres les importa la idea de un primer beso perfecto, nos dimos cuenta que varios hombres también respetaron el momento.

Algo curioso que encontramos es que a pesar de que más mujeres dijeron que les importaba su primer beso, los cuentos nos lo dijeron de manera más despreocupada (quizás es producto de la desilución). En cambio, muchos hombres dijeron que realmente no les había importado, pero la mayoría de los cuentos tienen una connotación positiva (“de pinga”, “vacilé”, etc.) y son tildados con emoción al final, dándonos a entender que para ellos fue una experiencia positiva.

¿Será que las expectativas y la presión del primer beso afectan las posibilidades de disfrutarlo en las mujeres? No tenemos una opinión como profesionales de esto, pero nos creemos a decir que sí.

¡Felíz San Valentín! (adelantando)

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
¿La belleza venezolana es un mito o una realidad?