#CuéntameMás: canciones que has o te han dedicado

La música debería contar como un lenguaje universal: hay tanto que podemos decir en tres minutos y tanto que nos pueden decir.

Y eso no es necesariamente algo positivo. 

Querámoslo o no, a veces nos ahogamos en cursilerías y terminamos en un picnic en la plaza de enfrente, con una copa de plástico, un mantel en el piso y un violinista de fondo: o así es como nos imaginamos cuando queremos dedicar una canción mal intensa porque nos sentimos en una película con Ryan Gosling.

Sin embargo, la mayoría de las veces no estamos protagonizando una película con Gosling y las cosas suceden así:

“Una vez, estaba en bachillerato, yo tocaba guitarra y había una chama que me gustaba que jugaba kikimbol. La niña me retó chanceando, “a que tú no haces nada”. Así que llegué a uno de sus juegos de kikimbol con el grupo de coro de la escuela y todo. Fue una canción de Jesse & Joy. Qué mal”. -Joemily.

“Le dediqué a Nick Jonas You’re beautiful, y con dedicar me refiero a hacerle un video”. -Carolina.

“Llevo dos años con mi novio y aún no encuentro el momento perfecto para dedicársela porque si terminamos voy a quedar traumada. Pero si te sirve, le dediqué a mi mamá una de Twilight”. -Aili.

“Dediqué una de Guaco y es lo peor que pude haber hecho». -Daniela.

“Mi mejor amiga me dedicó una canción, la de Alex Ubago Aunque no te pueda ver y me dejó de hablar”. -Ley.

“A mí me dedicaron una canción de Farruko que ni recuerdo cómo se llama”. -Claudia.

“Ninguna. No he llegado a ese nivel de estupidez”. -Janny.

“Son peores las que me han dedicado, porque me las ponen siempre en la oficina y me dan ganas de romper el CPU”. -Juan.

“A mi me dedicaron Somebody that I used to know y el niño que me la dedicó no salió de su cuarto por una semana. Su mamá me llamaba para preguntarme por él”. -Ainoa.

“Los dos últimos niños con los que he salido estos seis meses de la nada me mandan canciones que tienen la palabra ‘cold’ y estoy comenzando a pensar que me están lanzando puntas de que soy fría”. -Mate.

Aunque realmente las dedicatorias no incluyen el mantel en el jardín ni a Ryan Gosling, la realidad es que siguen siendo bastantes cursis, pero no podemos evitar sentirnos en una película.

Con bajo presupuesto pero película al fin. 

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
Curso intensivo de cerveza para aspirantes a esnob