¿Dónde te ves en 5 años?

¿Dónde te ves en 5 años?

“Casado contigo princesita. “ -Nicolás, 23.

“Con billete.“ -Iñaki, 24.

“Me veo terminando mi primer período de concejal de Chacao y alistándome para lanzarme a alcalde de Chacao. Jajaja.“ -Moisés, 24.

“Haciendo películas y audiovisuales que den la vuelta al mundo.“ -Ronald, 20.

“ 1. Graduada. 2. Definida más como persona (quién soy, qué me gusta, qué no me gusta…) 3. En un trabajo que me lleve a lo que quiera hacer por el resto de mi vida o el trabajo de “mis sueños”. “ -Clarisa, 20.

“Fiji.“ -César, 28.

“¡¡¡En Caracas!!!“ -Juanki, 20.

“Me veo haciendo el postgrado en otro país o trabajando en otro país.” -María Fernanda, 22.

“No sé.” -Emma, 20.

“Enfocado en un trabajo que esté alineado con algo que de verdad me guste o me importe.” -Guillermo, 22.

“Creando mi propio start-up. Si Dios quiere, que sea online para poder viajar mientras trabajo.” -Juan Diego, 22.

“ – Yo me veo ya con 2 carreras y un master. Casada ya.

– ¿Y si estamos solteras a los 26?

– No no, eso no va a pasar. “ -Bárbara, 21 y Mara Laura, 20.

“ Haciendo un postgrado, supongo, o algo así. “ -Otra María Fernanda, 20.

Gracias a todos los que me respondieron.

Porque con sus declaraciones, comprobaron que la teoría que tenía era verdadera.

NADIE TIENE LA P*TA IDEA DE DÓNDE VA A ESTAR EN 5 AÑOS.

Ni en 10 años, ni en 6 meses, ni en 2 días. Realmente nadie sabe con certeza qué va a almorzar mañana.

Es obvio que todo el mundo tiene aspiraciones, deseos, metas que quiere cumplir. Pero también es verdad que las metas cambian y las opiniones mutan y a veces duran menos que (como dice el dicho) un peo en un chinchorro.

La pregunta se las hice a mi círculo cercano de amistades. Muchos de ellos fueron casi amenazados para poder conseguir una respuesta. Luego viendo la poca participación de mis muy solidarios amigos, decidí recurrir a Snapchat para pedirle (casi suplicar) a las personas que vieran mi broadcast de 20 segundos, que me respondieran dónde se ven en 5 años.

Y justamente pasó lo que esperaba.

A todos nos da pánico pensar que en tan solo 5 años tendremos una vida más o menos adulta. A esa edad muchos de nuestros padres estaban casados, con hijos y trabajos estables que proporcionaban comida y techo para una familia de 5, y es posible por ese mismo hecho que sintamos la presión y el pánico de que si en cierto tiempo no chequeamos de la lista algunas cosas, habremos fracasado.

El trabajo de ensueño, el dinero, la casa, algunos la familia y la excelencia académica. En general esto es lo que todo el mundo aspira en 5 años, realmente lo que muchos aspiran incluso para dentro de unos pocos meses. Si la pregunta hubiese sido ¿dónde te ves en 10 años? apuesto a que las respuestas hubiesen sido las mismas.

Estamos cansados de leer sobre el perfil y las aspiraciones de un millennial. Su hambre por los trabajos diferentes, su relación con la tecnología, el espíritu gregario y el afán por los bean bags. Sin embargo, aunque nos pinten en ocasiones como “vivas la pepa sagitarianos”, si tenemos miedo, presiones y aspiraciones que esperamos cumplir como mínimo para el 2022 que son muy convencionales y parecidas a nuestros predecesores.

Y está bien, tener metas y eso, pero no debemos sentir pánico por la posibilidad de que estas no se cumplan. Porque es posible Juan Diego, que consigas un trabajo más fino que hacer un start up; Iñaki, quizás no tengas “demasiado billete”; Mafe, quizás te de fastidio hacer un postgrado.

Entonces mantente abierto a cambios, no te mientas diciendo que sabes dónde vas a estar en 5 años y enfócate en asegurarte de lo que quieres y trabajar duro para poder pagarte el pasaje a Fiji.

Pero al final, qué se yo, no he salido de mi cuarto en 2 días y me estoy comiendo mi segunda bolsa de cheetos.

PD: lo que sí es seguro es que no me caso con Nicolás.

TheA logo
Más artículos
salud mental en coronavirus
Mi salud mental en cuarentena se ha vuelto más vulnerable