¿Cuál es la peor decisión que has tomado?

¿Cuál es la peor decisión que has tomado?

Por definición, sabes que tomas una mala decisión cuando el infierno se desata en la tierra, el metro va más lento, comienzas a sudar frío y simplemente dejas que el diablo en tanga te torture hasta que aceptes que pudiste haber tomado una mejor decisión.

Si no les pasa eso, los locos son ustedes no yo, porque así es como se siente.

Pero en el fondo, muy en el fondo, debajo de la capa de “politically correct” nos encanta tomar malas decisiones. ¿Por qué ese pensamiento sadomasoquista? Algunos pueden decir que hacen buenas historias y otros simplemente saben que no habrían aprendido sobre los peligros de c*garla de haber tomado un camino decente y concurrido mil veces.

En otros casos, esa oportunidad de “aprender” solo va a un prestigioso grupo de seres humanos cuya vida no se arruina por esa bad choice. Como por ejemplo Japón por no haberse rendido antes de Hiroshima a Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, como Facebook por no haber contratado al creador de Whatsapp o simplemente de alguna chica inteligente embarazada de un baboso.

Lo bueno es que siempre, o casi siempre, podemos escuchar las malas experiencias ajenas y con suerte ver las cosas con otra perspectiva.

“Me dejé obligar por mis papás a estudiar Contaduría, cuando lo que quería era estudiar Cine. Ya estoy apunto de graduarme y qué coño, me meteré en academias después”, Camila.

“Tatuarme la flor que me regaló mi ex. Era una peonía, pero ahora siempre que la veo me acuerdo de ese imbécil”, – Lucía.

“Tirar sin condón, la pálida no es normal”, Ricardo.

“Todo lo que me llevó a seguir en el país, pobre y sin una carrera”, Andrés.

“Irme del país sin terminar mi carrera y por pánico. Ahora estoy sola en esta ciudad”, – María Laura.

“No haber guardado mi tesis en un pendrive. Se murió mi laptop hace una semana”, – José Alejandro.

“No meterme en un curso de italiano cuando pude. Dije que no tenía tiempo, qué bolas”, – Manuel.

“Dejar que mi ex me terminara en lugar de hacerlo yo”,  Sofía.

“No ir a un concierto de los Amigos Invisibles antes de su separación”,  Carla.

“Cortarme el cabello”, – Daniela.

“Gastar mi plata en comida en vez de hacerlo en ropa, ¿tú has visto lo cara que están las vainas? La comida solo me hizo feliz de momento, ahora no tienes idea lo que me hace falta un pantalón lindo y que me tape los rollitos”,  Paula.

“Comer cambur ayer a las 12 de la noche”,  Alejandro.

“No le paré bolas a las clases más importantes de mi carrera, ahora tengo que preguntar y leer por otros lados”,  Liliana.

“Haberme comprado unos audífonos baratos”,  José Antonio.

“Hacerle bullying a mi mejor amiga por gustarle la pizza con piña cuando en verdad a mí también me gusta en secreto”, Arianne.

“No estar ahí para mi hermana cuando estaba chiquita”, – Luis.

Así que nos quedan dos opciones:

Pensar mejor las cosas y evitar arruinar nuestras vidas.

O…

Seguir haciendo lo que nos dé la gana, porque YOLO y para ver qué pasa.

¿Cuál vas a elegir?

  1. Hace cuatro años tomé la peor decisión de mi vida. Irme de mi país, de mi casa. Y ahora me siento solo, me siento vacío, siento que el mundo se me viene encima. Hace 4 años tomé la peor decisión de mi vida.
    No sé que pasará conmigo. Solo sé que necesito curarme, necesito olvidar todo lo que viví, necesito estar bien. Hace 4 años tomé la peor decisión de mi vida y aquí estoy muriéndome en mi vida, agonizando en el intento. Aquí estoy, esperando que esto solo sea un sueño. Quisiera dormir y no despertar nunca más. Olvidarme de este mundo tan cruel, tan injusto y tan oscuro que solo me ha causado daño. Aquí estoy..muerto en vida, respiro, pero día a día me voy quedando sin oxigeno.
    Solo necesito mi vida de antes, cuando era feliz y no lo sabía. Mamá te necesito, necesito que me comprendas, que sepas que la felicidad es lo más importante, mamá estoy cansado y no puedo hacer nada, no me sé defender mamá, no sé hacerlo, mamá tengo miedo, estoy asustado, estoy amargado, mamá mientras muchos desean vivir, yo quiero morir y dejar de existir.
    Porque este mundo me mata mamá y nadie se da cuenta, este mundo me asfixia y nadie me escucha. Mamá me estoy muriendo, me estoy quedando sin fuerzas y tu no lo ves. Nadie lo ve…Mamá me estoy desgastando, mis ojos están marchitos, mi pelo se cae, mis pies están cansados, mamá estoy cansado, estoy muy cansado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.