#CuéntameMás: las veces que Santa no cumplió tus expectativas

A veces no todo es lo que esperabas. Por hacer esa receta que viste en Instagram no significa que te quedará así de perfecto el plato o por tratar de imitar el maquillaje del tutorial no significa que te vas a salvar de parecer un payaso. 

Ni siquiera puedes esperar que tu cita de Tinder sea igual a la foto, pero lo mejor de todo es que inconscientemente has estado preparada para sobrevivir estas pequeñas decepciones con facilidad gracias a esas navidades de las que ahora te ríes con afecto.

Todo empezó con el “querido Santa” o “querido Niño Jesús” y terminó cuando tu regalo no fue lo que tenías en mente. Por esto, en este #CuéntameMás recopilamos las expectativas que ciertamente no fueron cumplidas por Santa Claus.

Ver relacionados:

“Una vez pedí una guitarra eléctrica de verdad, recalqué hasta con resaltador que quería que fuese de verdad y al momento de abrir el regalo resultó que la guitarra sí era eléctrica, pero de juguete y súper pequeña”. -María Victoria, 20.

“Pedí un poni y me dieron uno de esos caballos de juguete con una Barbie”. -Paola, 20.

“Bueno, no fue Santa; pero mi tío me daba regalos demasiado cool. Una vez me dio un platillo volador con control remoto y el año siguiente me decepcioné cuando me dio un Scrabble”. -Elio, 20.

“Le pedí a Santa una laptop cuando tenía diez años. Sí me la dio, pero era de esas de juguete que supuestamente te ayudan a aprender inglés”. -Elisa, 19.

“Le dije a Santa que quería ser una sirena y que me diera una cola de pez para ponérmela. Me dio una Barbie sirena y me mandó una nota diciendo que como vivía en la ciudad y no en la playa, no podía dármela. Me decepcionó un poco, pero tenía lógica”. -Gabriela, 20.

“Pedí un PlayStation y me dieron un XBox. Fue trágico”. -Manuel, 21.

“Bueno, una vez pedí un castillo y me dieron uno de juguete. Cuando le mandé una carta de reclamo me llegó una respuesta (casualmente con la letra de mi mamá) diciendo que no había especificado qué tipo de castillo deseaba”. -María, 23.

“Pedí un juego de FIFA y me terminaron dando dos patinetitas de juguete, de esas que se mueven con los dedo. Fue lo peor”. -Gabriel, 20.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
Hablemos del sonambulismo