Cuando el chiste venezolano es absurdamente mediocre

Cuando el chiste venezolano es absurdamente mediocre

El 99.99% del humor venezolano me parece mediocre y ¿quién soy yo para decir eso? ¿qué clase de autoridad tengo? Soy el público que exige más. Soy la persona a la que no están haciendo reír algo que, por cierto, es increíblemente fácil de hacer porque me río de millones de cosas al día. Soy el 10 sobre 20 en el examen, y me están fallando.

Cuando subestima al público

Querido comediante, si has visto a Louis CK, es probable que tu público también. El chiste sobre cómo no deja de comer cuando está satisfecho sino cuando se odia a sí mismo es un meme que estoy segura que hasta mi tía ha compartido.

No tengo interés alguno en escucharlo de nuevo dicho por otro comediante… aunque haya usado sinónimos y parafraseado la idea general. Me parece un poco condescendiente que pienses que no voy a tener referencias de chistes extranjeros.

Cuando parece sacado de hace 4 décadas

Cualquier comentario que siga la premisa de “mira qué diferentes son los hombres y las mujeres” es indiscutiblemente retro. No me interesa escuchar un chiste que nadie menor que mi abuela podría considerar innovador.

Si vas a decir algo tan conservador como Taylor Swift, podrías tener la decencia de no esperar risas. Es triste que a estas alturas a alguien le parezca gracioso partir la muñeca para hacer un chiste sobre homosexuales, o hacer la versión latina de “women be shopping”, que supongo debe ser algo como “¿han notado que las mujeres tienen muchos zapatos? JAJAJAJA”.

Seguramente hay un público para eso, pero lo mínimo que podrían hacer es poner un disclaimer en entradas de stand up, algo sencillo tipo: “si has consumido alguna clase de contenido popular en los últimos 20 años, mejor quédate en tu casa y vuelve a ver el especial de Childish Gambino de Netflix”.

Cuando sale de algún meme de Facebook

Más fastidioso que un meme repetido ad nauseam, es tener que escuchar la versión oral del meme y que además intenten hacerlo pasar como contenido original.

Cuando lo único que hace es resaltar la otredad

Que si los argentinos son echones, o que los chinos comen mucho “aloz”, y que los musulmanes explotan. Nada de eso es gracioso, no porque sea “ofensivo”, sino porque ya todos los hemos escuchado antes. Es aburrido y repetido.

Solo dedicarse a resaltar las diferencias entre una cosa y otra solo porque sí, porque “ah qué raro todo”, porque “no tengo ningún concepto”, es ridículo.

Cuando incluye un tipo con una toalla en la cabeza

Please stop.

Este artículo no refleja la opinión de The Amaranta y sus creadores.

TheA logo
Más artículos
yo perreo sola
Feminismo y ‘cross-dressing’ en el video de ‘Yo perreo sola’ de Bad Bunny