Cristiano Ronaldo: goles y vida de lujo

Cristiano ya tuvo más de dos meses de adaptación a su nueva vida. Después de haberse mudado a Turín, comprar una casa, traer a su familia, divertirse por la ciudad, posar con nuevas prendas de vestir y vivir con el máximo lujo, el futbolista luso logró marcar sus primeros tantos con la camisa de la “Vecchia Signora”, suponiendo así su estreno goleador en un nuevo país y en una nueva Liga, como es la interesante Serie A. Torneo que la Juventus de Turín ha dominado en los últimos siete años, marcando una hegemonía en el Calcio.

Y es que la vida de Ronaldo no ha parado de mejorar tras su salida del Real Madrid tras cinco veces campeón de campeones, para llegar con todos los lujos a una ciudad que lo recibió con los brazos abiertos y de la cual es la máxima figura, asemejándose en repercusión al gran Alexandro Del Piero. No es de extrañar que su valor como futbolista, cien millones de euros, tenga como recompensa un salario más que adecuado para vivir en las esferas más altas, en cuanto a nivel de vida se refiere, de la ciudad de Turín.

No solo logró llegar al equipo insignia de la ciudad por esa centena de millones, sino que el paso de CR7 del Madrid a Italia conllevó un nivel de marketing como nunca antes se había visto igual en otro jugador, ni en la historia del fútbol. Resulta ser que el luso costó, según el diario El País, un desembolso total de 400 millones de euros sumando todos los conceptos que engloban este tipo de operaciones, dejando la cuota de salida de CR7 en un monto mayor que la obra más cara de la historia: el “Salvator Mundi” de Da Vinci, cotizada en 380 millones.

Y es que, es tanto lo que mueve el portugués que su llegada movilizó el mercado inmobiliario, el de fútbol y a la propia prensa a niveles que nunca antes se había visto. Esto nos hace pensar en el cómo podíamos esperar que alguien del nivel del hombre de los récords en el Real Madrid viviera en otra casa que no fuera una mansión de tres pisos y mil metros cuadrados. Compuesta por ocho habitaciones, una piscina cubierta, spa, gimnasio, baño turco y varios accesos, entre ellos dos secretos, para poder esquivar a los paparazzi.

Los 40.000 euros de alquiler diario que posee dicha vivienda da una breve idea del poder adquisitivo que se debe tener, para poder deleitarse con una casa como esa, ubicada en la Colina Turinesa y cercada por los Alpes, de inviernos muy fríos y veranos suaves. Todo parece indicar que Cristiano se lo pasará excelente en uno de los alojamientos más exclusivos que tiene la urbe, con John Elkann como vecino y disfrutando de un hogar junto a su familia donde también fueron residentes Fabio Cannavaro y su ex entrenador, el gigante Zinedine Zidane.

No hay duda de que el dinero mueve montañas y el jugador bianconero supo llevarlo a la más pura de las verdades este dicho antiguo, llenando de envidia a todo aquel que se cruce en su camino.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Lo que los venezolanos queremos que Santa nos traiga estas Navidades