Cosas que solo las mujeres piernonas entendemos

Como todos sabemos, en este mundo, además de Kendall Jenner, nadie es perfecto. Así seas la típica niña que pasa horas en el gimnasio, come pura quinoa y ni de broma se toma un ron en una fiesta, al final del día siempre habrá algo de tu contextura que no te guste.

O si eres más relajada, comes con moderación y de vez en cuando haces ejercicio, también te pasará que cuando te mires en el espejo, ves ese caucho de más en tu espalda que podría perfectamente ser eliminado.

Mujeres y hombres, todos tenemos nuestros complejos físicos, por más minúsculos que sean. Con el tiempo aprendemos a llevarlos con actitud o terminamos en quiebra por tantas operaciones para llegar a la perfección estética.

Y así como cada cuerpo es distinto, hay muchos tipos de defectos físicos; por lo que hoy nos enfocaremos en las mujeres de piernas gruesas que, así nos matemos haciendo ejercicio, de la cintura para abajo seguimos pareciendo dos jamones de Navidad. A continuación una lista de cosas que solo las mujeres piernonas entendemos.

Ver relacionado: Cosas que solo las “bajitas” pueden entender

La compra de pantalones

¡Es un infierno! Porque o lo tienes que cortar porque la parte de los muslos requiere una talla más de ancho o no te queda en la cintura, pero sí están perfectos de largo. Las marcas deberían tener una línea para las mujeres “piernas de jamón”, donde la talla de muslo sea mayor a la de largo porque no todas tenemos las piernas de modelo, gracias.

El típico roto entre los pantalones

Principalmente en los blue jeans, después de un par de meses de uso empieza a salir un leve rasgado entre las piernas a causa del roce. En vez de seguir con la tendencia de rotos en las rodillas, nosotras llevamos de manera digna la moda de los huecos en la entrepierna.

El rabo gigante

¡Que no cabe en ningún lado! Intenta pasar entre dos mesas en un restaurante o en un espacio pequeño con muchas personas; primero pasa tu torso, pero tu rabo se tarda dos minutos más porque está atascado entre la cartera gigante de una señora y la espalda de un viejo.

Los bikinis

Porque siempre tienes que negociar con la vendedora de la tienda de trajes de baño para que te venda la parte de arriba del bikini talla S y la de abajo XL.

El adelgazar

Meses entrenando, haciendo ejercicios de piernas y comiendo pura lechuga; para obtener cuadritos en el abdomen de resultado, pero las piernas siguen siendo jamones de Navidad.

En conclusión, cada quien termina amando su cuerpo pese a los pequeños defectos, la cuestión está en vacilarse las molestias que te pueden causar tus muslos gruesos y llevarlos con la mejor actitud. 

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Depilarse para que pase o no depilarse para que no pase