Cosas que hacer cuando estás en paro

Cosas que hacer cuando estás en paro

Sabemos que en Venezuela pasamos por tiempos difíciles y actualmente gran parte de las agendas convocadas por los líderes de la oposición son actividades llamamos “Trancazos” o “Paros”, los cuales oscilan entre las 6 y las 48 horas, lo que significa, en términos coloquiales, que tendremos unas cuantas horas de aburrimiento para matar, y siendo honestos, one can only watch so much Netflix y el internet de CANTV pues, no siempre colabora.

En espíritu de hacer el tiempo un poco más llevadero, te dejamos la lista que actividades con las que puedes ocupar tu tiempo durante esas largas horas de desobediencia civil.

1. Protestar

Esta debería ser obvia, pero para aquellos que dejan que sus vecinos les hagan el trabajo, les recordamos que pasar unas cuantas horas cuidando la zona y organizándose con la gente que vive cerca no sólo es responsable sino efectivo para utilizar tu tiempo. Haz pancartas, difunde información verificada. Como dicen por ahí: ¡todo suma!

2. Organiza eventos con tus vecinos

Te aseguramos que en toda tu urbanización habrá por lo menos un experto en política, economía o derecho que puedas contactar para hacer eventos para informar a la gente de tu vecindad. Tú agradecerás el tiempo que invertiste, y ellos la información.

3. Haz ejercicio

En una nota un poco más ligera, no creas que 24 horas de paro significan 24 horas de inmovilidad para ti. Camina por la ciudad, trota, monta bicicleta o patines. Utiliza el tiempo para desempolvar unas cuantas cosas de tu depósito. Si no eres fanático del cardio, invita a un amigo cercano o algún vecino a hacer ejercicio en casa. Existen miles de apps, libros y hasta cuentas de Instagram. As far a home fitness goes, te recomendamos Fitness Blender en YouTube.

4. Experimenta con tus habilidades culinarias

Quizás tendrás que hacer un poco de planificación antes de la tranca para comprar los ingredientes necesarios (aunque son creyente de que siempre se puede improvisar). Si decides hacer esto, no tomes la vía fácil con galletas y cupcakes, elige algo que realmente tome esfuerzo, dedicación y (sobre todo) tiempo. Experimenta con otros tipos de cocina, ingredientes y recetas.

Si estás a dieta (como yo), busca las alternativas saludables a tus platillos favoritos. Un ejemplo de esto es esta receta para Lo Mein (un platillo chino que normalmente tuviese suficiente colesterol para aumentar tus chances de un infarto), dándole el toque fit.

5. Ve TedTalks u otros crash courses

Haz de tu tiempo libre lo más nutritivo posible, busca Ted Talks y anota lo que aprendiste, ve videos de cursos de 1 hora en YouTube, suscríbete a un curso online, ve documentales en Netflix (te recomendamos Abstract y Chef’s Table), etc.

6. Limpia tu cuarto

Tanto tiempo va a haber pasado que a pesar de la flojera, considerarás esto como una opción totalmente viable para utilizar el tiempo. Limpia tu clóset, escritorio, aquella gaveta que nunca ves, revisa tu librería, deshazte de las pijamas roídas y las cosas que no te quedan. Te sentirás mucho mejor después y si lo hiciste bien, habrán pasado por lo menos 2 horas.

7. Haz un stop-motion film

Hacer estos videos toma tiempo, planificación y un poco de talento. Con ayuda de un app podrás hacerlo sin mayor dominio de plataformas para hacer videos.

8. Haz DIYs

Sí, todos tenemos ese resentimiento de Art Attack en el que nada nos queda como el video, pero siempre vale la pena intentarlo. Esta ve tendrás el material y paciencia para hacerlos con calma y tomarte tu tiempo.

9. Medita

Gracias a que en la Internet todo lo que se hace viral o popular se capitaliza, existen libros, audiobooks, videos y apps que te pueden ayudar a aprender a meditar. Estas pueden ser desde 3 minutos hasta 3 horas o más. Puede parecer mucho pero una vez que encuentras tu zen o chi o lo que sea, el tiempo pasa volando.

Carla (otra redactora de TheA) lo intentó y al parecer es otra, merece una oportunidad. 

10. Haz journaling

Esto puede ser en forma de blog, en un cuaderno físico o un tu computadora. Sin importar el medio que prefieras, desahogarte y poner todos tus pensamientos en un solo lugar es relajante y saludable para tu mente ¡Inténtalo! Si te cuesta, aquí está un video de prompts que te puedes preguntar para empezar tu journaling.

11. Únete con tus vecinos

Este es el momento perfecto para desempolvar el UNO, el Monopolio, las cartas o hasta jugar papelito. Conoce a tus vecinos y disfruta de su compañía, será la única que tendrás durante un buen rato.

Esperamos que tu paro sea más llevadero. 

TheA logo
Más artículos
Tips para ser la mejor anfitriona según 5 expertos