Ya es hora de que te cuides del cáncer de mama

Como sabrás por algunos medios, octubre es un mes dedicado a la lucha contra el cáncer de mama, especialmente hoy 19 de octubre es debido a que de acuerdo con la OMS (Organización Mundial de la Salud) una de cada ocho mujeres tendrá que luchar contra esta enfermedad a lo largo de su vida.

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por tumores malignos en las mujeres y el más diagnosticado en América Latina, con unos 152.000 casos al año, de los cuales el 15 % se detecta ya en fases avanzadas, según la Organización Mundial de la Salud.

Nosotras como mujeres del siglo XXI que tenemos acceso a internet, debemos estar informadas y tomar consciencia de la gravedad de este problema, por eso te traemos algunos consejos que dan los expertos para prevenir a tiempo el cáncer de mama.

Ver relacionado: Se descubrió una nueva forma de detectar el cáncer de mama

Autoexamen

Lo principal es conocer tus senos, debemos autoexplorarnos al menos mensualmente para saber si presenta algún síntoma extraño que capaz no se puede apreciar en una mamografía como:

  • Protuberancias.
  • Venas crecientes.
  • Hendiduras.
  • Bultos internos.
  • Fluidos desconocidos.
  • Huecos.
  • Enrojecimiento o ardor.
  • Erosiones en la piel.
  • Piel anaranjada.

Visita a tu médico

El cáncer de mama puede ser hereditario, por lo que si en tu familia hay algún antecedente familiar, lo ideal es que te estés chequeando con regularidad para poder tratar este a tiempo.

Una línea de tiempo típica requiere su primera mastografía, a los 40 años, especialmente para las mujeres que tienden a desarrollar cáncer de mama en una etapa más temprana de la vida.

Esta enfermedad cuenta con cuatro etapas: Estadio I, II, III y IV. Se diferencian por el tamaño del tumor o quiste, por lo que si tienes entre 20 y 35 años aunque no es común pacientes con esta enfermedad, sí ha habido algunos casos. Por lo que de los 20 años en adelante, lo ideal es ir haciendo tu visita regular a tu médico.

Si le tienes miedo al médico, vas a tener que armarte de valor porque »las posibilidades de curación de los cánceres de mama que se detectan en su etapa inicial (in situ) son prácticamente del 100%», según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

Deja de fumar

Entre los principales factores que aumentan la probabilidad de padecer de cáncer de mama no solo están los factores genéticos, también está el tabaco.

De acuerdo con un estudio del centro de investigación del cáncer Fred Hutchinson en Seattle, las mujeres jóvenes que eran fumadores actuales o recientes y habían fumado un paquete de tabaco al día durante al menos 10 años tenían un riesgo agravado del 60% de verse afectadas por el cáncer de mama más común.

Así que tienes una buena razón para abandonar ese vicio, que además en la Venezuela comunista sale bastante caro.

Comer saludable

Mantén una dieta balanceada, es decir evita el exceso de grasas, carnes rojas y procesadas y aumenta el consumo de frutas, verduras, aves, pescados y productos lácteos bajos en grasa.

Asimismo, las verduras crucíferas como la coliflor, la col y el brócoli contienen compuestos llamados índoles e isotiocianatos, que pueden ayudar a detener el desarrollo del cáncer de mama.

No abusar del alcohol

También trata de no abusar del alcohol, ya que este también se ha visto relacionado con esta enfermedad.

Los especialistas aconsejan limitar el consumo de alcohol a no más de una bebida al día, independientemente del tipo de bebida que se ingiera. A la semana no se debe exceder de cinco bebidas de este tipo.

Así que si eres de las que le gusta beber en exceso todos los fines de semana, deberías pensártelo dos veces porque además de ofrecerle un show a los presentes y del fastidio del ratón del día siguiente, también aumentas las posibilidades de padecer esta enfermedad.

Trata de hacer ejercicio

Probablemente si eres una persona sedentaria no te guste escuchar esto, pero recomiendan practicar alguna actividad física de manera habitual, al menos por 150 minutos de forma moderada o 75 minutos de actividad intensa por semana, ayudará a que tu cuerpo se mantenga sano.

De acuerdo con un artículo del diario El Universal de México, el ejercicio reduce el riesgo de padecer cáncer de mama en un 15% y 30%.

La lactancia materna

Si eres madre, conoces a una o estás pensando en tener hijos algún día, deberías tomar en cuenta que una mujer que amamante a su bebé por más de 3 meses reduce el riesgo de cáncer.

Evita el estrés

De acuerdo con expertos, el estrés juega un papel importante en al menos el 90% de las enfermedades crónicas, incluido el cáncer de mama.

El estrés crónico también puede aumentar su suministro de sangre, lo que puede acelerar el desarrollo de tumores.

Además que las hormonas del estrés pueden debilitar tu sistema inmunológico y, por lo tanto, la capacidad de tu cuerpo para matar las células enfermas y evitar que se multipliquen.

Duerme bien

Los especialistas recomiendan acostarse temprano y dormir al menos unas ocho horas, pues cuando te levantas tarde, algunas hormonas como el estrógeno, el cortisol y la melatonina se desequilibran y aumenta la posibilidad de contraer muchas enfermedades, incluido el cáncer de mama.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Estás usando mal la palabra fetiche