¿Cómo saber cuando una amistad está podrida?

¿Cómo saber cuando una amistad está podrida?

Mantener una amistad viva y activa durante décadas es un milagro. Y como todos los milagros, no es muy frecuente. Sin embargo los posts de Tumblr, los libros de autoayuda y casi todas las redes sociales nos dicen que los amigos lo son todo, y que mantenerlos es nuestra tarea. Pues aquí estoy yo (después de cientos de personas antes de mí) para decirte que las amistades no duran para siempre. 

AND THAT’S OK.

Cada vez que dejamos de hablar con algún amigo o dejamos en visto alguna propuesta para salir a tomar cervezas con quien literalmente no tienes nada de qué hablar, el mundo se pone en nuestra contra. 

¿Cómo teniendo todos los recursos del mundo, perdemos contacto con alguien a quien presuntamente queríamos?

A esto le llamo una amistad podrida. Porque la verdad es que estadísticamente, los seres humanos solo tenemos menos de cinco amigos que nos durarán la mayor parte de nuestras vidas. Y si intentamos querer que alguien nos cuente los chismes de una vida a la que ya casi no pertenecemos, eso se vuelve en una tristeza inútil.

Sin embargo, que una amistad esté podrida no lo decides tú solamente. No se trata de una relación del todo tóxica de la que tengas que deshacerte antes de que te destruya, se trata de una amistad en la que se siguen rechazando mentalmente hasta tal punto de forzar las cosas. Es esa y varias señales más que tienes que tomar en cuenta antes de cortar lazos o ser como yo y hacerte la loca.

Cuando estás con él/ella, estás mentalmente en otra parte

Siempre que acuerdas salir con ese amigo que al que ya realmente no le cuentas nada, estás pensando en algo más. Sea en tu trabajo, en la última conversación que tuviste con tu pareja o incluso cuánto te costará recuperar lo que gastaste en esa salida.

Ya no te interesa mucho el momento en sí, solo estás cumpliendo con un compromiso para no quedar mal. Pero en realidad lo consideras una pérdida de tiempo.

Cuando ya no quieres compartir tus logros con esa persona

Amigo: “Mira, vi por Instagram que andas de novia con un chamo ahí?”

Me: “Sí vale, desde hace rato”.

Amigo: “Ah pero, ¿qué pasó con el otro? Nunca me enteré de ese cuento”.

Y es aquí donde los dos nos damos cuenta que realmente no nos interesa mucho la vida del otro, sino que solo queremos estar en la misma página for the old times sake.

Cuando encuentras más defectos que virtudes

El ser humano inevitablemente querrá fundamentar su desagrado de la forma más elocuente posible. Así que, sin necesidad de sentirse como una ratica, pensamos lo peor de esa persona con la esperanza de encontrar el error de la amistad en él y no en ti.

Simplemente, cuando ya no tienen nada en común

No me malentiendan, es mentira que todos tus amigos comparten algún aspecto de tu vida contigo, sea trabajo, estudio, ocio, o familia. Pero sí pasa que la situación que los unió en primer lugar ya no existe, así que en realidad más allá de caerse bien, no se necesitan. 

Porque somehow, era lo único que los hacía caerse bien en primer lugar.

No estoy feliz de ser la portadora de malas noticias pero si todo esto te pasa, es momento de dejar de insistir en salir juntos a cada rato y silenciar para siempre grupo de Whatsapp. Su amistad ya está en el punto de darse likes en las fotos, felicitarse en los cumpleaños y preguntar por la vida si de casualidad se encuentran en alguna parte en algún momento.

Entonces con suerte, capaz se quieran encontrar para ponerse al día, pero por ahora esa amistad no vale mucho la pena y es hora de dejar de mentirse.

Sin drama y sin necesidad de convertirlo en un show a lo Taylor Swift.

La buena noticia es que, como life is life, esa persona tendrá nuevos amigos y tú también. Porque a diferencia de las películas de adolescentes, sabemos que nuestra vida no acabará todavía.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
Puede que los ‘fanfictions’ hayan influido en tu sexualidad