Cómo saber cuando un tipo tiene la regla

Cómo saber cuando un tipo tiene la regla

Seguro piensan: “ay sí, como las chamas son unas intensas también tienen que decir que nosotros tenemos la regla para no sentirse tan locas”. No, estamos claras que nuestras hormonas nos convierten en monstruos dignos de una película de Guillermo del Toro una vez que nos llega la ola roja, la maldición de Eva, o en palabras más directas y coloquiales: la regla.

¿Qué les podemos decir? Es nuestra naturaleza, sin embargo no tienen de qué quejarse, gracias a ese proceso es que la especie humana sigue viviendo y jodiendo como nunca. Pero además de eso, parte de la utilidad de nuestra “monstruación” es exteriorizar al menos una vez al mes lo que pensamos del mundo. Prácticamente explota nuestra bomba del tiempo y sacamos todo lo que nos habíamos guardado por 28 días (si eres regular), como si estuviésemos borrachas.

Este es un comportamiento muy típico del ser humano, guardar todo en una cajita hasta que se vaya llenado y explote como una caja de sorpresas frente a cualquiera que esté presente. En nuestro caso, casi siempre terminan siendo nuestros novios con sus sonidos de respiración, algún compañero de trabajo que nos dijo que se acabó el café, nuestras mejores amigas cuando nos quitan el teléfono para prohibir hablar con nuestro ex o cualquier pendejo que piensa que nos quedaremos calladas después de algún comentario estúpido (y casi siempre nulo) en nuestro perfil de Facebook.

Ahora, ¿qué pasa en el caso de los tipos?, ¿cuándo sabemos que están en el momento de explosión nuclear masiva? Eso no es tan difícil de adivinar. Pero es bueno saberlo para que no nos explote su sangre de asesinato de coherencia en nuestras caras.

A veces, les provoca por desaparecerse por completo de la faz de la tierra. Eso implica no aparecerse en ninguna rumba por más de un mes, no responder los mensajes ni con un “estoy full”, y la única persona que sabe que está vivo es su novia y de vez en cuando sus padres.

Otras veces, intentan hacer a todo el mundo culpables de algo, aún si es sobre algo tan tonto como una hamburguesa sin pepinillos “el servicio es más decepcionante que la quinta película de Rocky Balboa”. E incluso sufren una elevación de ego tan peligrosa como el socialismo así que convierten a todo el mundo en sus sirvientes, que solo existen para servirlo.

Una vez me fui a tomar con una amiga y una amiga de ella, y de la nada vino su novio a formarle un show porque no le había comprado una pizza (pues solo así podía ir él a tomar birras con nosotras). Sin duda ese pana tenía el período, o más bien sufrió ese proceso de explosión masiva nuclear que cualquier humano puede experimentar.

Son todas esas cosas que hacen eventualmente que no tienen nada que ver con ese compañero de trabajo que conocías tan bien, o ese novio que entiende de pies a cabeza y hasta ese papá que nunca en la vida te había regañado por no tomar agua suficiente en el día; que los convierten en uno Gremlins humanos. Pero no importa qué tan delicados se pongan, siempre (o casi siempre) vuelven a su estado natural…como nosotras.

Solo que nuestro caso es más lógico porque somos mujeres y tenemos un vientre que engendra vida, mientras que ellos solo colapsan y ya. Chao.

TheA logo
Suscríbete
Sabemos que suena sospechoso... pero hazlo