Clickbait vs. Contenido

El Internet, nuestro mejor y peor castigo. Desde que llegó a nuestras vidas ha cambiado la forma en la que hacemos muchas cosas, como por ejemplo, estudiar o conocer países a través de fotos.

La gran cantidad de cosas que podemos hacer son increíbles, todo lo tenemos a un solo click. Aunque lo que predomina, obvio, es lo que consumimos.

Hay tantas páginas, infinitas, que descubrimos todos los días. La competencia por llegar al consumidor es descomunal, no se imaginan lo que llegan a hacer las empresas por solo unos segundos de tu tiempo.

Tras ser un mercado tan extenso, hay para todos los gustos, créanme cuando les digo que podemos ver de todo, hasta hay una para ver cómo llueven gatos en tu pantalla.

Si quieres perder el tiempo porque estas muy aburrido, es posible. En cambio, si quieres sacarle provecho a la web también puedes hacerlo.

Todo depende de quién quieras ser, ¿eres de las personas que prefiere un buen contenido o el clickbait? Porque lo que creemos “popular en la red” puede ser todo un engaño, una buena estrategia publicitaria y comunicacional.

¿No lo han pensado? Cómo determinados medios, empresas y figuras públicas destacan tanto entre el público. Su fórmula no es difícil de comprender, ellos utilizan el famoso clickbait que significa “cebo de clicks”.

Puede usarse de distintas maneras, el favorito es con los titulares. Muchas veces seguro les pasó que vieron una noticia en Twitter y después se dieron cuenta de lo que lo leído no tiene nada que ver con el artículo, bueno, you’ve been punked.

Asimismo cuando entran en YouTube y no se explican cómo ese video logró tantas millones de visitas sino tiene nada bueno, tranquilos que no son aburridos.

El buen contenido es un mito, está escondido para los que no lo aprecian. En un mundo donde Yuya, Buzzfeed, PewDiePie, Dj Khaled, HolaSoyGerman por nombrar algunos nunca va a existir lo que realmente es el entretenimiento y educación, solo un par de personajes que creen saber lo que quiere y debe ver todo el mundo.

Hay mucho más allá que ellos, personas que a simple vista no te parecen interesantes por su escasos seguidores, pero el secreto está en que no se necesita una gran audiencia para demostrar la calidad.

Eso te lo pueden decir Netflix o John Oliver, que con un poco de ayuda fueron echados a ese público que antes no sabía de ellos a través de la realización de buen contenido.

Se necesita paciencia, el clickbait por lo general atrae más a la masa, sin embargo, no por mucho tiempo. Cuando ves algo repetitivo, te cansas rápido, la industria no ha terminado de entender que la creatividad y la originalidad es lo que realmente resalta.

Un tip que te puede servir es investigar, buscar entre los temas que te gusta al que te presente las cosas de distinta manera, que te de información útil. Nunca sigas lo popular, la mayoría de las veces no aprenderás nada.

Solo te vas a encontrar puros personajes que aseguran tener experiencia para hablar con razón logrando consumir absolutamente nada.

La polémica o las mentiras están a su favor, mejor inclínate por la calidad y el valor. Darme cuenta de esto me ha ayudado a dejar de seguir a personas que al final del día no me aportaban nada, ahora lo que consumo capaz no sea popular, me conformo con elegir correctamente.

Pasé de ser adicta a todo lo que ponía Buzzfeed a descubrir otro mundo distinto de entretenimiento, a encontrar distintos canales que me ofrecen variedad. Así que dile no al clickbait y sí al contenido, sácale más provecho al Internet, no seas aburrido. 

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Asstrología: diciembre 2018