Mi mamá, mi abuela y yo probamos ‘Cacay Pure Oil’

Mi mamá, mi abuela y yo probamos ‘Cacay Pure Oil’ y así reaccionó nuestra piel

Lo que pasa cuando descubres un buen hidratante a tiempo

Todos tenemos gustos particulares y el mío es el cuidado de la piel y el maquillaje. Hace poco descubrí el aceite de cacay y los múltiples beneficios que tiene, por lo que me sumergí en una investigación profunda, a pesar de la poca información que hay en internet, para saber por qué está cobrando tanta fuerza en la cosmética de alta gama y por qué dicen que será el producto estrella del 2020.

Aunque suene fantasioso, en mi búsqueda encontré que el aceite de cacay es una especie de elixir de la eterna juventud debido a que se trata de un aceite antienvejecimiento. Dentro de sus múltiples bondades está su capacidad para regenerar la piel, devolverle la flexibilidad y disminuir considerablemente las arrugas.

Este aceite esencial tiene más retinol que el aceite de rosa mosqueta y más vitamina E y omega-6 que el aceite de argán. Si quieren conseguirlo en Venezuela o Estados Unidos, Cacay Pure Oil es el lugar en donde podrán encontrarlo por tratarse de un emprendimiento venezolano dedicado a la extracción y comercialización de la nuez de Barinas, como también se le llama a la nuez de cacay. Pueden contactarlos a través de su cuenta de Instagram o haciendo la compra directa en Amazon.

Después de haber leído lo suficiente sobre este aceite y tenerlo en mis manos gracias a Cacay Pure Oil, decidí usarlo para ver cómo reaccionaba nuestra piel, y sí, digo nuestra piel porque no solo lo usé yo, mi abuela y mi mamá también se unieron a esto. Cuatro semanas utilizando aceite de cacay como único producto dentro de la rutina de cuidado de la piel de tres personas distintas. Tres generaciones, tres tipos de piel y el mismo hidratante para todas. Esto fue lo que pasó con cada una.

Emma, 69 años

Emma es mi abuela. Una mujer pretenciosa y bella —y no lo digo porque sea mi abuela— que aparenta mucha menos edad de la que realmente tiene. Desde que tengo memoria ha utilizado distintas cremas para el rostro porque ama cuidarse la piel, por lo que no le sentó de muy buena manera que le dijera que debíamos utilizar un solo producto para ver cómo nos resultaba, pero al final accedió.

Empezó a usarlo desde el primer día, igual que mi mamá y yo. Su piel es seca, así que siempre está buscando productos que le hagan sentir y lucir el cutis más hidratado y luminoso. Luego de una semana usando el aceite percibió que su piel se mantenía hidratada por más tiempo y las asperezas habituales no estaban. Dos veces al día eran suficientes para que su cutis luciera radiante.

En las mañanas se lavaba la cara con su jabón habitual, luego se ponía el Cacay Pure Oil y después de que su piel lo absorbía, utilizaba su maquillaje de costumbre: sombra de ojos, rímel y rubor. Con eso se quedaba durante el día, hasta que llegaba la noche y se desmaquillaba, lavaba nuevamente su cara y volvía a ponerse el hidratante.

El cambio más importante que mi abuela pudo notar fue la hidratación en su piel, la cual con un solo producto podía verse más luminosa, sin necesidad de invertir en un catálogo de cremas y sueros. También es una manera de comprar inteligentemente porque no necesitas demasiados productos, solo los que hagan bien el trabajo.

Tan bien que mi abuela incluso le dio otro uso: añadió tres gotitas a su crema corporal y con una gota se frotaba los codos, ya que estos suelen ser una zona del cuerpo bastante áspera.

Tania, 46 años

Tania es mi mamá. Es una mujer muy activa y se la pasa yendo de un lado a otro. En su juventud fue modelo por varios años y se maquilló hasta el cansancio. Ahora lo detesta. Solo se maquilla en ocasiones muy puntuales sin disfrutar mucho del proceso. Su cara siempre está limpia y libre de cualquier tipo de producto, porque tampoco tiene una rutina de cuidado de la piel. La verdad, jamás en mi vida le he visto un grano, una rojez o un punto negro, por lo que diría que su tipo de piel es normal. Lo que sí le he visto en varias oportunidades son pequeñas pecas.

Cuando nos exponemos al sol, y más sin ningún tipo de protección, estas diminutas manchas empiezan a aparecer sobre todo en áreas como la espalda, los brazos, la nariz y las mejillas, siendo las últimas dos el caso de mi mamá.

Para mi mamá fue mucho más difícil cumplir con la rutina la primera semana porque se le olvidaba y yo tenía que estar detrás de ella recordándole que debía echarse el aceite y dándole un pequeño discurso sobre la importancia de cuidarse la piel. También estuvo en un corto estado de negación porque como no le gusta echarse productos en la cara, para ella ponerse aceite era igual a estar grasosa y brillante todo el día, pero para su grata sorpresa no fue así.

A mitad de la segunda semana era ella quien me pedía el aceite de cacay para ponérselo en el día antes de su rutina diaria y luego en la noche antes de irse a dormir. Al igual que mi abuela, lo primero que notó fue que tenía la piel hidratada todo el día y toda la noche. Y que, a pesar de ponerse un aceite en la cara, no iba por la vida luciendo como si se hubiese echado un frasco de iluminador encima, la luz del rostro era mucho más natural. Otro detalle que observó fue que sentía la piel tanto más suave como más firme, ya que había dejado de sentir que tenía las mejillas flácidas.

El cambio que más llamó nuestra atención fueron sus pecas porque desde que empezó a utilizar el aceite de cacay las diminutas manchas que se esparcían por su cara se veían mucho más tenues. No hay evidencia científica de que esta sea una de las consecuencias de usar producto, pues no se ha comprobado su efecto despigmentante; sin embargo, la piel de mi mamá reaccionó así mientras usaba el aceite.

View this post on Instagram

Cacay Pure es tu mejor aliado después de unos días de playa. . Si eres de quienes su piel se pela por el más mínimo contacto con el sol, no dejes de usar Cacay Pure cada noche luego de exponer tu piel a los rayos UV. . Sigue estos pasos para evitar que tu piel se pele después del sol: 1- Báñate con agua fría o templada para bajar la temperatura de tu piel. . 2- Utiliza jabones con Ph neutro. . 3- Toma mucha agua. . 4- Coloca en cada aplicación de tu crema hidratante un par de gotas de Cacay Pure. . ¡Te sorprenderás de cómo tu piel se mantiene hidratada y tu bronceado permanece intacto! . ° Cacay Pure is your best ally after a few days at the beach. . If you are one of those whose skin is peeled by the slightest contact with the sun, use Cacay Pure every night after exposing your skin to UV rays. . To prevent your skin from peeling after the sun you should: 1- Bathe with cold water to lower the temperature of your skin. . 2- Use soaps with neutral Ph. . 3- Drink a lot of water. . 4- Put a couple of drops of Cacay Pure in each application of you moisturizer cream. . You will be surprised how your skin stays hydrated and your tan remains intact! . ° #CacayPure #NaturalCare #SkinCare #NaturalProduct #SkinProduct #NaturalCosmetic #CosmeticLover #TalentoVenezolano #Environment #Bronceado #Antiaging #Antienvejecimiento

A post shared by CacayPure (@cacay.pure) on

Katherine, 24 años

Debo admitir que, aunque estaba emocionada por probar el aceite después de todo lo que había leído, tenía mis dudas al respecto. No estaba segura de que en mi cutis funcionaría de la manera ideal. Mi tipo de piel es de mixta a grasa y hay productos que solo me dejan ver mucho más aceitosa de lo que realmente soy, por lo que tengo que suspender su uso inmediatamente cuando esto me pasa. Por eso, mi mayor miedo era que en vez de lucir hidratada, me viera grasienta —porque lamentablemente no todos lucimos como Zendaya cuando tenemos la piel hiperbrillante—.

Despegarme de los productos que siempre uso para utilizar mi Cacay Pure Oil como único producto dentro de la rutina de cuidado facial también fue difícil porque me sentía a medias cuando no cumplía estrictamente todo el protocolo diario. La primera vez que lo usé sí sentí que mi cara estaba demasiado humectada, de hecho, sentí la necesidad de pasarme un toallita para retirar el exceso de producto durante los primeros minutos, a pesar de haber utilizado solo dos gotas, una menos que mi mamá y mi abuela. Afortunadamente no lo hice y a medida que lo dejé reposar, mi piel lo fue absorbiendo hasta que diez minutos después dejé de sentir que tenía la cara pesada.

Esta sensación fue pasando con los días a medida que mi piel se iba acostumbrando. La pesadez del principio se debía a que previamente solo dejaba que un aceite tocara mi rostro si este estaba ligado con más productos en alguna mascarilla y podía ser retirado en seguida. Por suerte, como el Cacay Pure Oil es un producto de rápida absorción, adaptarse solo tomó un par de días.

Uno de los días decidí utilizarlo como base. Apliqué el aceite de cacay y el resto del maquillaje lo completé con bronzer, cejas y rímel, y mi experimento afortunadamente funcionó. Mi piel se veía hidratada pero no tan cargada de productos para un día normal. El maquillaje no duró tanto como a lo que estoy acostumbrada, pero sí es una buena opción si lo que deseas es salir rápido sin lucir desarreglada.

Cacay Pure Oil también funciona para preparar la piel antes del maquillaje. Para mí fue el balance perfecto entre tener una piel hidratada y lista para que se le apliquen todos los productos restantes, y una base seca, que es la que por lo general uso para no verme brillante.

También descubrí que es un potente contorno de ojos y creo que fue por esto que me gustó más. Aunque mis ojeras no son marcadas, sentí que me ayudó a reducir las que me salen. Creo que si una persona con ojeras notorias lo incorpora como contorno dentro de su rutina diaria, podría darle resultados visibles, porque hay que recordar que el aceite de cacay ayuda a igualar el tono de la piel.

Uno de mis resultados favoritos es que, a diferencia de otros aceites, este no me saco ningún punto negro. Hasta el momento, los productos hidratantes que había probado aumentaban la producción de sebo y grasa de mi cara y no tenía forma de evitarlo, pues si utilizaba un tratamiento para reducir este efecto, terminaba sintiendo la piel reseca. Por eso, el aceite de cacay es un producto perfecto para estos casos y disfruté mucho utilizándolo.

No solo seguí los pasos de mi abuela y agregué varias gotas del producto a mi crema corporal, sino también a la mascarilla que utilizo para enjuagarme el pelo, ya que está comprobado que utilizar el aceite de cacay ayuda a reducir la caspa, aporta brillo y estimula el crecimiento.

Al igual que mi mamá y mi abuela sentí la piel mucho más hidratada, tersa y luminosa, lo que hace que el rostro tenga un aspecto mucho más saludable.

Una piel con la hidratación incorrecta es sinónimo de falta de elasticidad y arrugas prematuras, y creo que por esto el aceite de cacay está tomando tanta fuerza dentro del mundo de la cosmética. Con tan solo unos pocos usos, este producto hace que sientas que estás recuperando la apariencia y la textura del tejido de la piel, disminuyendo considerablemente su flacidez.

Tiene sentido también que los estudios destaquen sus propiedades antienvejecimiento y lo califiquen como un suero ideal para rejuvenecer la piel. Si mi mamá, mi abuela y yo notamos cambios en cuatro semanas de uso constante, es muy probable que en meses nuestros rostros luzcan mucho mejor de lo que se ven ahora.

Aún no puedo asegurarte que el aceite de cacay eliminará mágicamente las arrugas, pero lo que sí puedo decirte es que es un producto muy completo. Sirve para todo tipo de piel y es amigable con ella, no hay edad para empezar a usarlo y lo mejor de todo es que puedes hacer una sola inversión y saber que no necesitas más que tres gotas para tener la hidratación y el brillo digno de una golden hour

Otras consideraciones acerca de Cacay Pure Oil por la Dra. Nilde Constante

Con base en la experiencia que tuvimos mi mamá, mi abuela y yo después de utilizar el aceite de Cacay Pure Oil como único producto de skincare, conversé con la dermatóloga Nilde Constante sobre nuestras reacciones, este aceite esencial, sus beneficios y cómo funcionaría teniendo una rutina de cuidado completa.

¿Cuáles son los beneficios comprobados sobre usar aceite de cacay?

Retiene la humedad y nutre la piel. Es un excelente primer de maquillaje, ya que permite difuminar mejor la base líquida y le da un aspecto uniforme al cutis. Además cierra los poros y aporta luminosidad inmediata. Estos serían los resultados inmediatos, sin embargo, cualquier producto clínico debe usarse al menos tres meses para poder evaluar su eficacia.

¿Cuál es el modo más recomendable para emplear el aceite de cacay según los distintos tipos de piel?

Para pieles de normal a seca puede utilizarse en la mañana y en la noche. Para pieles grasa recomiendo utilizar en la noche y de dos a tres gotas. 

Es importante recordar que la rutina de cuidado de la piel viene por capas y vamos de la más fluida a la más densa. Luego de la limpieza, lo ideal es aplicar un suero hidratante que contenga vitamina C y después una crema hidratante. Posteriormente el aceite y por último el protector solar. Esto funciona si tu crema hidratante es fluida o acuosa debido a que el aceite sirve para sellarla. Si, al contrario, la crema es muy densa, es preferible aplicar primero el aceite y después la crema. 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

TheA logo
Más artículos
Manual de supervivencia para combatir el ‘Sunday blues’