#BitchYouDumb: ‘No voy a salir, yo sé que él va a estar allá’

Las estupideces se pagan.

Si vas a un plan en la montaña sin suéter, te da gripe.

Si mezclas gelatina con salsa de tomate, te da dolor de barriga.

Si usas zapatos nuevos para un matrimonio, te van a salir ampollas.

Si te comes la luz, te para la policía y si vives en Venezuela vas a estar un “fresco” más pobre por eso.

Algunos le dicen karma, otros intervención divina y para algunos es justicia. Lo interesante es que a pesar de saber que los actos tienen consecuencias, de vez en cuando seguimos cometiendo estupideces que nos convierten en una honey.

El #BitchYouDumb de hoy: “No voy a salir, yo sé que él va a estar allá”.

Oh honey…

Los ex novios son inevitables, tarde o temprano aparecen para enrollarte un poco la vida. Así se mude de continente, un DM por Instagram o una solicitud de amistad en Facebook basta para complicar un martes cualquiera.

Yo sé que es traumático pensar en el trance emocional que vas a tener obligada porque lo vas a ver, pero hablando con gente interesante y resguardándote en amigas todo tiene solución.

“Es que no me quiero sentar a hablar con él, nada bueno sale de eso”.

Oh honey…

¡Entonces no lo hagas! Toma buenas decisiones y cuando veas que el alcohol y Bad Bunny están haciendo de las suyas, huye.

No dejes de salir y pasarla bien por pensar evitarlo a toda costa. La gente grande sabe cómo manejar no soportarse y aún así decir hola y chao.

“Es que todavía lo amo”.

Oh honey…

El problema eres definitivamente tú. Lo que te pedimos todas encarecidamente es que por favor no llegues llorando el domingo porque no supiste manejar estar en el mismo lugar que él.

¿Y a quién engañamos? de todas formas vamos a calarnos tus lágrimas pero es mejor que empieces tomando buenas decisiones y todo el mundo feliz. Sin embargo, ponte tacones y pintura de boca que bailar a veces es medicinal.

#BitchYouDumb: Que nadie te quite lo bailao’.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
Para ser feminista hay que entender y poner en práctica la palabra ‘sororidad’