#BitchYouDumb: bendecida, afortunada y mentirosa

Y en ese momento le gritaron:

‘MUJERZUELA’

A lo que ella respondió:

‘Y a mucha honra’

Hubo un silencio sepulcral y los ofensores se miraron entre ellos. Nadie esperaba que tras ser acusada de mujer de la mala vida, en vez de ofendida, ella más bien asumió sus actos.

Entonces todo el mundo se cortó y ella siguió su camino. 

Fin. 

Ver relacionados:

#BitchYouDumb: ‘No me gusta la confrontación’

#BitchYouDumb: ‘¡Ay yo quiero una historia de amor así!’

El #bitchyoudumb de hoy:

‘En verdad estos viajes exóticos son por trabajo’

Oh, honey…

Las cosas por su nombre. Si pudieras ser un hashtag serías #bendecidayafortunada además de #bitchyoudumb.

Todos sabemos que en el espejo de tus lentes de diseñador polarizados está el reflejo de un patrocinante que es el poder y motivo de tus viajes a playas paradisíacas.

‘Estás equivocada, él es un amigo’

Oh, honey…

Seamos honestas. La introducción invitaba a encarar lo que uno es. En este momento tú eres el accesorio bonito de tu “amigo”. 

Y no me malinterpretes, cada quién hace con su vida lo que le provoque. La crítica aquí es a las mentiras de viajes de negocios que usas para justificar tus cuatro semanas en las Maldivas con salario de community manager. 

Si te consienten a cambio de algunos favores y de poder mostrarte en cenas, pues no tengo el campo moral alto para juzgar. Yo probablemente no tendría problema con la extinción de los cochinos si es por comer tocineta. Sin embargo, como ves, lo digo y lo acepto. 

Deberías hacer lo mismo.

‘Es que no soy una p*ta’

Oh, honey…

Pero sí que disfrutas.

#BitchYouDumb: a lo hecho, pechos. Operados.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
Por qué la universidad no te enseña a pensar