#BitchYouDumb: ‘No voy a salir, es que me veo horrible’

Si hay algo que podemos contar que nunca sea constante, es nuestro humor.

El chocolate engorda, el cielo siempre será azul, el mar será mojado, las Kardashian serán siempre niches, 1.7724 siempre será la raíz cuadrada de pi y los mosquitos permanecerán siendo el insecto más inútil y detestado de todos.

Estas son constantes, cosas que podemos asegurarnos siempre serán así.

Sin embargo, como muchas otras cosas en este mundo que muta a paso acelerado, nuestro humor es algo que varía tanto o menos como P Diddy de nombre.

Inconformes y alarmadas con nuestro estado de ánimo hemos recurrido a psicólogos, amigas disfrazadas de psicólogos y anillos que cambian según tu humor para identificar nuestras emociones y organizarlas. Pero, como es de esperar, lamentablemente no siempre es controlable lo que sentimos y tenemos que soportar hasta que esta decida pasar o hasta que algo más suceda y saltemos de deprimidas a enojadas, por ejemplo.

Somos mujeres y es inevitable. Estamos sujetas con cadenas oxidadas a los cambios hormonales, nuestro instinto materno y a un sexo menos empático que se empeña a llamar nuestros cambios de ánimo, “locuras”.

Existen 153 distintos tipos de ánimo y creo que en algún momento hemos tenido la capacidad sobrenatural de sentirlos todos en un día. ¿Lamentable?, sí, pero al mismo tiempo increíble.

Ver relacionados:

#BitchYouDumb: “Él me escribe siempre porque le caigo bien”

#BitchYouDumb: Le quitaste el novio a otra

#BitchYouDumb: Estás de lamparita y no lo sabes

#BitchYouDumb: «Me metieron algo en el trago»

#BitchYouDumb: “He’s just not that into you»

#BitchYouDumb: No va a dejar su novia por ti

Digo increíble porque el preciso hecho de ser mujer suele implicar que detrás de nosotras hay un arsenal de gente que tiene que lidiar con nuestro torbellino emocional ese día. Comprendiendo también que en algún momento hemos sido parte de ese arsenal que lucha contra la caja de pandora de emociones de una amiga.

La parte adulta de todo esto es aplicar la inteligencia emocional de una manera madura, y hacer lo más posiblemente soportable tus desagradables cambios de humor. Pero por supuesto, la parte de inteligencia emocional no es una aptitud con la que cuenta todo el mundo, razón por la cual, todas tenemos una amiga boba que se pone más boba cuando se siente mal.

Para saber qué decirle a esta honey, o para identificar si la honey eres tú:

El #BitchYouDumb de hoy:

“No voy a salir, es que me veo horrible.”

Oh, honey…

Para ser totalmente sinceros, seguramente ha habido una ocasión en la que te hayas visto mucho mejor que esta noche. Pero estás lejos de parecer Barb la de Stranger Things y aún así esa chama dejó que la pusieran bastante fea para salir en una serie.

El plan de arreglarse todas juntas antes de ir de putería, perdón fiesta, es para poder opinar sobre qué se ve mejor, qué chamo se verá mejor, criticar y adorar el trap, tomarnos algo juntas para no lamentar la larga fila en la barra y para que puedas robar con licencia la camisa negra que tu amiga no se va a poner.

En cambio, has puesto un humor tenso en el que todas te tenemos que halagar innecesariamente para que no te quedes sola en una casa ajena. Porque además de verdad queremos que vengas. Te lo juro.

“Es que mírame la cara, estoy toda brotada, además los brazos se me ven como dos muslos”

Hon, de pana…

Número 1, para que los brazos parezcan muslos tendrías que tener el rabo en la cara.

Número 2, aunque sientas que esa pepa cubre el 85% de tu cara, nadie se había fijado hasta que la nombraste. 

No es ideal salir de la casa sin sentirse completamente bien, pero en el fondo sabes que no estás tan mal como alegas, sino que es agradable que de vez en cuando montes una escena en la que eres el personaje principal y el resto del elenco solo tiene una línea para intervenir y decirte lo sensualmente espectacular que eres.

Medio lo entendemos, pero el show debe durar menos de 10 minutos, si no, sentimos que te encadenas y ni los chavistas se calaban al gordo verrugón más de ese tiempo hablando.

“Mira, en verdad no importa, váyanse ustedes que yo me lavo la cara y veo Pride & Prejudice”.

¡Auxílio honey!

La jaladera de mecate tiene su límite, el equipo está apunto de tomar la decisión de que te quedes sola un sábado en la noche lamentando que eres más fea que un carro por debajo.

Sin embargo, un poco más de sabiduría para que termines de decidir si vienes o te quedas.

A todas nos ha pasado, no siempre te sientes bien, el período puede jugar en tu contra y hasta la humedad del ambiente sientes que te afecta a nivel emocional, sin embargo, peor que sentirse mal entre tus amigos es sentirse mal sola. Normalmente no hay mala actitud que no pueda ser curada con un poco de risas, Maluma y potencialmente ron.

#BitchYouDumb Cenicienta iba a salir al baile con un vestido hecho por ratones. You can do better.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
El proceso de desnudarse física y emocionalmente en las redes de Claudia De Lima