Agradezco al karma, el destino o lo que sea por estas cosas

No pude encontrar una apertura que le diera justicia a la satisfacción de sentirte agradecida por las cosas más nulas que se le podrían ocurrir a cualquiera. Eliminé como tres párrafos de habladuría sin sentido porque en realidad no existe la forma correcta. Dar gracias no necesita una definición.

Son esas cosas súper nulas las que en realidad distinguen tu vida de todas las demás.

Muchos van a la universidad, muchos tienen un trabajo que les gusta o les sirve de puerta para uno, muchos tienen comida en sus mesas. Es algo que agradecemos mucho, pero simplemente no es suficiente.

Es por eso que agradezco a mi café matutino por recordarme que importarme una m*erda o no es mi decisión.

Agradezco por tener ese perfume siempre en mi cartera porque no importa si tengo un día asqueroso, nunca dejaré de oler rico.

Agradezco por las personas que odiaban pagar por una película y fundaron opciones para que nosotros no lo hagamos tampoco.

Agradezco a mi hermana por nunca decirle a mis papás cuando rompo uno de los diez mil vasos que tengo en mi cuarto.

Agradezco a mis amigos que deciden ir a mi casa de la nada a tomar birras y ver películas.

Agradezco a los que no son amigos míos por nunca venir a mi casa de la nada a tomar birras y ver películas.

Agradezco a la gente de la calle que no me mira raro cuando me tomo fotos de poses dudosas para Instagram.

Agradezco a mis libros de historia que me enseñaron que grandes hombres y mujeres hicieron estupideces también.

Agradezco a mi pintura de boca por nunca dejarme confundir mi bebida con la de alguien más.

Agradezco a mi papá por tener una conversación telepática conmigo cada vez que mi mamá nos forma un rollo por algo de limpieza.

Agradezco a los amigos que olvidaron que me prestaron un libro brutal, dándome así la libertad de quedármelo.

Agradezco a mi mamá por tener la misma talla y gusto que yo para vestidos de gala y blusas lindas.

Agradezco a mi comida china de viernes en la noche por felicitarme en lo bien que lidié con las diez mental breakdowns de la semana, todas las semanas.

En fin, agradezco por muchas tonterías pero de no ser por ellas creo que las cosas no serían las mismas.

Y tú, ¿de qué estupideces estás infinitamente agradecida?

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
Diarios de una Cuaima: cómo lidiar con los celos