Quiero ir a terapia, pero no sé cómo buscar un psicólogo

Quiero ir a terapia, pero no sé cómo buscar un psicólogo

En los últimos años se ha hecho más normal y popular la idea de ir al psicólogo cuando se tiene algún problema personal, familiar o de pareja. Lo que antes parecía una terapia “solo para gente loca” está convirtiéndose en una fuente de ayuda para muchos. Debido a este cambio de perspectiva, las personas han empezado a buscar más información al respecto, encontrándose con que para buscar el mejor psicólogo hay bastantes detalles de por medio, por lo que los iremos desglosando a lo largo de este artículo.

Primero, ¿por qué es importante ir al psicólogo?

Si estás aquí, ya debes tener una idea, pero en pocas palabras, es importante ir al psicólogo porque en el curso de la vida nos pasan cosas ―algunas muy contundentes, otras no tanto― que son difíciles de digerir, psíquicamente hablando. El psicólogo es un profesional de la salud mental que nos puede ayudar a deconstruir ciertos eventos, sentimientos y pensamientos que podrían generarnos algún malestar o síntoma. Así, no solo contribuyen con el alivio de estos problemas, sino también, después de un tiempo, a ayudarnos a tener un acercamiento más sano hacia la vida. 

Sobre las corrientes

Así como hay varias ramas de la medicina que suponen un entendimiento distinto de la vía hacia la cura del ser humano, existen diferentes corrientes psicológicas que operan de la misma forma, proponiendo diversos caminos por los que llevar la terapia.

En principio, todas estas pueden ser efectivas para cualquier problema que se traiga a consulta. Sin embargo, debido a su metodología, algunas pueden solventar ciertos asuntos más eficientemente. Aquí nombraremos algunas de las corrientes más populares, no obstante, hay muchas más que estas. No explicaremos en detalle la teoría detrás de cada una, sino de qué trata la terapia y para qué casos es mejor. 

Psicoanálisis

Esta terapia se basa en los postulados de Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis, quien propuso la existencia del ello, el yo y el superyó, así como la organización psíquica del consciente y el inconsciente. 

Se busca el sentido en el origen de ciertos sufrimientos. Va más allá de la cura o el alivio del síntoma, ya que se atreve a explorar de dónde salió, para qué sirve y por qué se originó, con el fin de que no se repita. Además, fortaleciendo el yo se logra generar empoderamiento y desarrollar mecanismos de defensa más sanos para poder dar cara a las dificultades de la vida.

Ysamary Arenas, psicólogo clínico. Miembro de AVEPSI y asociada a la NEL. Jefe del Departamento de Ciencias del Comportamiento de la Universidad Metropolitana. 

via GIPHY

Cognitivo-conductual

La terapia cognitivo-conductual se basa en los postulados de Aaron Beck. Su objetivo es identificar los esquemas de pensamiento de las personas —las valoraciones que hace el individuo sobre el mundo, sí mismo y el futuro— y ubicar cómo estos se manifiestan en ideas, emociones y comportamientos para modificarlos de forma que sean más adaptativos y saludables. 

Como lo dice su nombre, la terapia comprende los ámbitos cognitivo y conductual del ser humano. De esta manera, se trabajan las cogniciones disfuncionales que tiene la persona y las conductas asociadas a ellas, buscando cambiarlas.

via GIPHY

Es una terapia a corto plazo que se basa en el presente. Se espera que el paciente adquiera las herramientas necesarias para gestionar problemas futuros por sí mismo. Hay evidencia que apoya que este tipo de terapia es efectiva para la depresión, los trastornos de ansiedad y la adicción.

Información brindada por María Auxiliadora Touza, licenciada en Psicología egresada de la UNIMET y candidata a Magíster en psicología clínica en la universidad de Utrecht. 

Gestalt

La Gestalt se basa en los postulados de Fritz y Laura Perls. Entiende a la persona como un ser consciente, capaz de tomar decisiones y hacerse responsable de sus actos. Si has escuchado sobre “la figura y el fondo”, esto viene de aquí: todo depende del cristal con el que miremos las cosas, lo que es relevante para nosotros tiene que ver con nuestras emociones y pensamientos.

Es una terapia de contacto que busca la expresión adecuada de los sentimientos y las emociones. Ve al ser humano como una totalidad con áreas oscuras y situaciones no resueltas que pueden ser solucionadas desde el reconocimiento del potencial interno. Entiende que las personas siempre tienen la capacidad de elegir cuando se dan cuenta de aquello de lo que tienen que darse cuenta.

Griselda Flores, psicólogo, psicoterapeuta Gestalt, grafólogo con especialización en Programación Neurolingüística y un Diplomado Gerencial. Miembro activo de Psicólogos sin Fronteras

Es una terapia breve, muy buena para procesos de duelo, relaciones de pareja, reforzamiento de la autoestima, toma de decisiones y manejo de las relaciones con uno mismo y con otros.

Humanista

La corriente humanista nace de los aportes de Abraham Maslow y Carl R. Rogers, partiendo de la subjetividad y la experiencia interna de la persona como un todo, creyendo que desde el núcleo del ser se puede encontrar un camino saludable y equilibrado para vivir auténticamente. 

En esta terapia hay una preocupación especial por el significado que le da la persona a la experiencia y cómo la vive. Hace énfasis en características humanas como la creatividad, la autorrealización y la decisión. Además, el terapeuta no hace interpretaciones, sino que acompaña a la persona en el proceso vivencial de alguna situación, explorando emociones, pensamientos, creencias y recursos que puedan ayudarla a buscar el significado de lo que ocurre.

Encontrar el terapeuta para ti

Encontrar el terapeuta para ti es similar a encontrar una pareja, ya que debe ser alguien con quien te sientas cómoda conversando y buscando una solución al problema que lleves a consulta. Intenta pedir recomendaciones y guiarte por la información de este artículo. Sin embargo, ten en mente que quizás la primera persona que encuentres no será la indicada para ese momento y es válido cambiar para ser atendido por alguien más antes de abandonar la terapia por completo. 

via GIPHY