Las portadas de la revista Vogue en tiempos de crisis
Portadas de Vogue

Cómo las portadas de Vogue han enfrentado los tiempos de crisis

Desde guerras mundiales y recesiones económicas hasta la actual crisis sanitaria de la COVID-19, las revistas de moda se han visto retadas a enfrentar situaciones difíciles y dejar por un momento las pasarelas y las colecciones de los grandes diseñadores. Históricamente, las portadas de Vogue —probablemente el medio más influyente en el mundo de la moda— han representado este tipo de desafíos y sus implicaciones no solo para la industria de la moda, sino también para el panorama mundial, mientras que sus páginas han sido también una vía de aliento, rectificación y valentía ante las crisis.

British Vogue durante la Segunda Guerra Mundial 

Audrey Withers, quien en 1940 ascendió al cargo de editora en jefe de British Vogue, tuvo que asumir la responsabilidad de publicar la revista durante la Segunda Guerra Mundial. A pesar de que los edificios del equipo editorial fueron destruidos con los bombardeos de las fuerzas alemanas, Withers mantenía el optimismo: “Existe Vogue a pesar de todo”, manifestó en las páginas de la primera edición publicada por la revista después del suceso. Desde un principio, la editora en jefe estuvo decidida a hacer que Vogue continuara en la vida de las mujeres aun con el papel de impresión racionado y las opciones de transporte reducidas desde 1940 en adelante, lo que hizo que las copias de la revista fuesen limitadas y que entre lectoras tuvieran que pasarse las páginas. 

Withers se esforzó en transformar el medio en una guía para explicar cómo apoyar la causa aliada. Con el aliento de Vogue, sus lectoras pasaron a ser llamadas “soldados sin armas”, pues trabajaron en fábricas de municiones, se ofrecieron como enfermeras en la Cruz Roja y administraban cocinas de emergencia de campo. “Vea a las mujeres […] trabajando de noche, de manera eficiente, sigilosas, en condiciones de batalla, cocinando para miles de personas, construyendo hornos con barro cocido, arcilla recortada y latas viejas”, las elogió Vogue.

Para celebrar el armisticio del 2 de septiembre de 1945, la editora en jefe optó por una fotografía del cielo azul para la portada de la edición de octubre de ese mismo año, titulada Paz y reconstrucción. Withers había ayudado a fomentar una generación de mujeres independientes que ahora experimentaban sensaciones agridulces, puesto que se habían acostumbrado a una vida libre de restricciones patriarcales que ahora había llegado a su fin. 

British Vogue 1945
La portada de la edición de septiembre de 1945 de British Vogue, titulada Paz y reconstrucción
British Vogue

Al celebrar el armisticio en la portada de Vogue, Withers también aludió a la causa feminista en las páginas de la revista: “El valor [de las mujeres] es mayor que lo probado: su dureza donde se necesitaba resistencia, su taciturnidad donde se exigía silencio, su tacto, buen humor y conciencia pública; su continuidad de propósito, su sumisión a la disciplina, su poder sobre las máquinas… Todas estas cosas que a los hombres les gusta pensar que las mujeres no pueden ser o hacer. ¿Cuánto tiempo pasará antes de que una nación agradecida —o de todos modos, los hombres de la nación— olvide lo que las mujeres lograron cuando el país las necesitaba? Depende de todas las mujeres asegurarse de que no haya regresión, de que continúen desde aquí”.

Vogue Grecia ante su crisis económica

No cabe duda de que cualquier tipo de crisis puede remolcar la industria de la moda. Esto se vio evidenciado cuando la editorial Lyberis Publications cayó en bancarrota a mediados de 2012 debido a la crisis económica que atravesaba Grecia desde 2009. Para la década de los noventa, Lyberis era la empresa editorial líder en el país y desde el año 2000 había contribuido a la publicación de Vogue Grecia. Sin embargo, con la llegada de la crisis, la cifra de desempleo en el país llegó a 28% y en consecuencia bajaron los ánimos por el haute couture y un estilo de vida de lujo, lo que se tradujo en el cierre de Vogue Grecia.

Vogue Grecia Bella Hadid
Bella Hadid en la portada de Vogue Grecia
Vogue Greece

No fue sino hasta siete años después que la revista se relanzó con una portada protagonizada por Bella Hadid para su edición de marzo de 2019, titulada Ojos en el futuro. Con esto, la editora, Thaleia Karafyllidou, proponía una visión optimista del porvenir de Grecia durante su recuperación económica. “Querida Vogue Grecia, bienvenida de nuevo. Tu regreso después de años de ausencia nos llena de alegría. Grecia enfrentó problemas y vivió momentos drásticos, solo puedo imaginar lo difícil que fue. Sin embargo, los signos de recuperación ahora son visibles, incluso aquí en Estados Unidos”, escribió Anna Wintour, editora en jefe de la edición americana de Vogue, en la contraportada del número griego.

La portada de Vogue Italia en tiempos del coronavirus

Para la edición de abril de este año, la portada de Vogue Italia optó por una página en blanco. Ante la pandemia del coronavirus, el editor en jefe, Emanuele Farneti, explicó que el blanco representaba respeto, renacimiento y “luz después de la oscuridad”. También incluye la participación de celebridades del mundo de la moda —como Bella y Gigi Hadid, Collier Schorr, Glen Luchford, Paolo Roversi y Petra Collins— conectadas virtualmente con sus familias. Además, diseñadores emblemáticos, tales como Alessandro Michele, Donatella Versace, Michael Kors y Stella McCartney, contribuyeron artísticamente con esbozos para la revista.

En la carta del editor, Farneti escribió: “Sé que la más noble tradición es nunca mirar para otro lado”, y valiéndose de las palabras de Audrey Withers, afirmó que “ser pasivo es consentir el status quo”. Además, confesó que tenía pensado publicar una edición que ya había tenido suficiente planificación, pero que ante la crisis de la COVID-19, se debió buscar una alternativa para la revista. “Hablar de cualquier otra cosa, mientras las personas mueren, los médicos y las enfermeras arriesgan sus vidas y el mundo cambia para siempre, no es el ADN de Vogue Italia. En consecuencia, archivamos nuestro proyecto y comenzamos desde cero”.

Vogue Italia Coronavirus

Portada de Vogue Italia para abril 2020

Vogue Italia

El blanco es para las personas que están llenando este tiempo y espacio con ideas, pensamientos, historias, versos, música y amabilidad hacia los demás. Es un recordatorio de que después de la crisis de 1929, la ropa se volvió blanca, un color elegido para expresar la pureza en el presente y la esperanza para el futuro. Y sobre todo, el blanco no es rendición; es una página en blanco esperando ser escrita, el frontispicio de una nueva historia que está por comenzar.

Emanuele Farneti

British Vogue celebra la valentía ante la adversidad

Más recientemente, para la edición de julio 2020, British Vogue decidió celebrar a los trabajadores esenciales que día tras día se visten de uniforme para seguir su labor a pesar de la actual crisis de la COVID-19. En este número, la revista nos presenta el orgullo que siente la nación por los choferes de trenes, las matronas y los asistentes de supermercados. De esta forma, el editor en jefe, Edward Enninful, explica: “Nuestros héroes de hoy son diferentes. Ha habido un cambio en a quiénes admiramos y estas personas necesitan ser celebradas. Siempre fueron héroes, haciendo su trabajo para mantener este país en pie, pero también son personas normales. Hay mucha belleza en la normalidad, pero nos ha costado una crisis internacional verla”.

British Vogue
La portada de la edición de julio de British Vogue retrata a Rachel Millar, una matrona que trae vida ante la crisis sanitaria de la COVID-19
British Vogue

Para edición, British Vogue reveló diferentes portadas. Una de ellas le fue otorgada a Narguis Horsford, una conductora de trenes que personifica compromiso y que fue descrita por el editor en jefe como “una superheroína detrás del volante”. La segunda portada está protagonizada por Rachel Millar, una enfermera que trae al mundo a los recién nacidos durante la pandemia, una labor que es vista por Enninful como un trabajo extraordinario. Así, la revista resalta la importancia y valentía de estos personajes reales que trabajan con resiliencia y constancia, y es por ello que es hora de celebrarlos y admirarlos. Como lo explica Enninful: “Espero que esta portada simbolice una nueva era de comunidad y cuidado mutuo. Así es como vamos a vivir ahora”.
A pesar de las distintas circunstancias difíciles que ha enfrentado la revista a través del tiempo, las portadas de Vogue han demostrado optimismo y resiliencia aun cuando el futuro está lleno de incertidumbre y adversidades. Tras diferentes sucesos, ya sean de crisis sanitarias o financieras, la revista de moda ha tenido que reinventarse ante crisis globales, transmitiendo mensajes de aliento y motivación para sus lectores de cualquier parte del mundo, siempre difundiendo una filosofía que se adapta a las circunstancias mientras reconoce el valor de la esperanza por el porvenir.

TheA logo
Más artículos
David Bowie
David Bowie, glam rock y la estética de un ícono inmortal