Los vestidos más icónicos del 2016

Los vestidos más icónicos del 2016

El 2016 (si hablamos en términos de moda) fue definitivamente interesante, ya que la ropa (o falta de ella), fue el centro de atención en muchas ocasiones. Desde videos musicales, hasta remakes de fashionistas anteriores, aquí los mejores momentos en la moda del año:

1. Miley Cyrus

Miley Cyrus nos recibió en el primer episodio de The Voice con este outfit, y honestamente, lo usaríamos en nuestros sueños de Princesa Peach.

2. Beyoncé

No es nada nuevo que Beyoncé nos deslumbre con sus atuendos, pero este años fue sin duda uno de los mejores para Queen B.

3. Hillary Clinton

Quieras o no, Hillary Clinton también hizo un statement en el mundo de la moda con sus atuendos unicolores y conjunto morado y negro.

4. Melania Trump

5. Michelle Obama

Quizás este outfit de Melania Trump no hubiese causado tanto furor ni no hubiese tenido un “pussy bow” justo después del video viral de su esposo. Por si no entendiste, en el mundo de la moda los lazos en las camisas son llamadas “pussycat bows”. Conveniente. 

Para su última cena de estado, la Primera Dama deslumbró en este vestido de Versace, que costó más de $12,000.

6. Claire Danes

Claire Danes siempre ha tenido buen porte, pero para el Met Gala del 2016, sorprendió a todo el mundo de día y nos deslumbró a todos de noche con un vestido que asemeja a Cenicienta diseñado por Zac Posen.

7. Lemonade

Para el video de “Hold Up”, Beyoncé lució de los vestidos más bellos y renombrados del año (mientras se veía súper bad ass con un bate en la mano).

8. Eleven, Stranger Things

Eleven de Stranger Things fue tendencia tanto en la Internet como en Halloween, donde vimos a más de un fanático de la serie copiando su look.

9. Kendall Jenner

Sí… tenía que haber una Kardashian en la lista. Para su cumpleaños número 21, Kendall Jenner hizo un remake del vestido de Paris Hilton y lo llamó “vintage”. Feel old yet, Paris?

10. Bella Hadid

Este año en el Festival de Cine de Cannes, Bella Hadid se apareció con un vestido de seda rojo. La imaginación… digamos que no hizo mucha falta. 

Veamos qué locuras (y nudismos) traerá el 2017.

TheA logo
Más artículos
arquitectura y moda
Arquitectura y moda: una simbiosis creativa con posibilidades infinitas