Usé distintas pinturas de labio durante cinco días

Desde que tengo memoria, siempre he tenido algún color artificial sobre mi boca. De pequeña al parecer quería parecerme a un payaso y me era imposible diferenciar el límite entre mis labios y el resto de mi cara. Ahora, con 21 años, me pongo pintura hasta para bañarme en la piscina.

Sin embargo, mi selección de color fue siempre igual. Los rosados ligeramente rojizos y sutilmente marrones. Nada fuera de lo normal, como casi todo en mi apariencia física.

Entonces a mi editora se le ocurrió un reto ligeramente sádico pero sutilmente emocionante que se trataba de usar los colores más chillones, llamativos, exagerados y algo marginales de pinturas de labio por cinco días. A lo que acepté ciega y estúpidamente.

Y para irónica sorpresa terminó siendo algo súper incómodo.

Lecciones de todo el reto

  • El rojo es clásico pero hay muchos colores allá fuera con los que puedes experimentar.
  • Nunca uses rosado el día que sabes que verás a tu novio porque pasas pena con los suegros.
  • Menos mal que las demás escritoras no tenían anaranjado porque me la doy de Kylie Jenner.
  • Si vas a hacer estas gracias, al menos usa manteca de cacao porque sino morirás.

Ahora, si me disculpan, me tomaré un rehab de pinturas de labio y admiraré su bella desnudez hasta que se termine el año.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
¿Por qué importan los conglomerados en la industria de la moda?