Una estilista planeó mis atuendos por 6 días

Era sábado en la tarde y tenía que vestirme para salir a tomar cervezas con mis amigos. Había pasado un buen rato mirando el interior de mi armario esperando que por obra mágico-religiosa este me exclamara exactamente qué era lo que me tenía que poner. Después de comprender que eso no pasaría, empecé a sacar ropa y a hacer posibles combinaciones que desaprobé apenas me las puse y me vi en el espejo. Treinta minutos más tarde, mi novio estaba cerca de mi casa y yo seguía en pantaleta y sostén, buscando una respuesta a mi dilema de atuendo. Con frustración, exclamé “¡No tengo nada de ponerme!” y le repetí lo mismo a él, excusándome por no estar lista a tiempo una vez que llegó. Mi novio solo volteó los ojos y se sentó en el sofá, sabiendo que venía una larga espera. Un tiempo más tarde di con un atuendo con el que no me sentía satisfecha, pero con el cual no tuve más remedio que salir por la puerta luego de un suspiro. Nada peor que sentirse “más o menos” con lo que una tiene puesto. 

Luego de este incidente que me ha sucedido innumerables veces a lo largo de mi vida ―especialmente durante la adolescencia, etapa colmada de inseguridad y ganas de encajar―, decidí que haría algo al respecto: llamé a Issis, una estilista que supe que era perfecta para la tarea dado su lema: “the joy of dressing is an art” (“la alegría de vestir es un arte”). Le propuse el reto de vestirme por seis días utilizando mi propia ropa, con el objetivo de descubrir qué otros atuendos se escondían en mi armario y aprender a barajear un poco mis prendas para así evitar otro bloqueo de moda. 

Para sacarle el mayor provecho posible al experimento, le pedí a Issis que me explicara la teoría detrás de cada outfit que armara, para así poder compartir su conocimiento con todas aquellas que sufren de los mismos bloqueos que yo. Ella, además, se tomó la libertad de designar categorías a cada atuendo, como en RuPaul’s Drag Race.

Así se vio mi semana:

Lunes: ‘Lunes casual’

Atuendo 1: lunes
Laura Morey @lmorey_

Issis: quise primero irme por un look más casual para un lunes con una chaqueta de jean ―mejor si tiene tu nombre detrás, ¿no?―, junto con un pantalón estampado a cuadros y unos zapatos chunky. De esta manera, el atuendo transmite una vibra de “me vestí bien sin mucho esfuerzo”. Además, los pantalones con el doblez en el tobillo nos ayudan muchísimo a vernos más estilizadas. 

Detalle
Laura Morey @lmorey_

Creo que uno de los principales bloqueos que me pongo a mí misma a la hora de vestirme es pensar que voy a estar demasiado arreglada o con muchas piezas de moda, por lo que normalmente termino usando algún artículo básico para aplacar mi modo de expresarme. Este atuendo me enseñó que existe una manera de implementar hasta tres tendencias que muestren mi personalidad sin parecer que lo pensé mucho.  

Martes: ‘Coachella vibes

Atuendo 2: martes
Laura Morey @lmorey_

Issis: para el segundo look quise reflejar a una Fenchu que puede estar bien vestida en la universidad y luego ir a un evento o restaurante viéndose fresca, divertida y muy trendy con una riñonera, sin parecer una víctima de la moda. Esta prenda nos ayuda a marcar más la cintura y dar la impresión de un cuerpo de reloj de arena a pesar de que tengamos dos piezas anchas. Adicionalmente, agregamos unas sandalias de plataforma para estilizar. 

Detalle
Laura Morey @lmorey_

Lo que me impresionó de este atuendo es que nunca hubiera pensado juntar estas piezas. Por alguna razón vivían en cajones separados en mi cabeza y cumplían funciones diferentes: la riñonera era para hacer diligencias; la camisa, para la playa; los pantalones, para salir de fiesta; y las sandalias, para un día caluroso. Haberlas juntado de esta manera rompió un poco los esquemas que inconscientemente se estaban construyendo en mi mente a la hora de vestirme. 

Miércoles: ‘Ser positivo es clave’

Atuendo 3: miércoles
Laura Morey @lmorey_

Issis: el tercer atuendo es más casual, muy minimalista y con un toque de color: el top mostaza, tono que les queda muy bien a las personas de piel morena. Las mangas con volumen ayudan a que las caderas no sean el centro de atención en este caso, lo cual resulta muy favorecedor. 

Detalle
Laura Morey @lmorey_

Dos cosas me llamaron mucho la atención en este caso: la primera, que Issis calificó este vestuario como “casual”, cuando quizás no me atrevería a portarlo en un escenario de ese tipo. Por esta razón, me sentí un poco insegura al principio, pero luego de recibir muchos halagos dejé ir mi miedo. La segunda es que nunca había pensado en usar las mangas anchas a mi favor para jugar con la simetría de mi cuerpo. Ahora creo que lo mismo se podría lograr con pantalones, chaquetas y hasta accesorios. 

Jueves: Mujeres al poder’

Atuendo 4: jueves
Laura Morey @lmorey_

Issis: quise llamar “Mujeres al poder” a la categoría del cuarto atuendo porque no hay nada mejor que un blazer para hacernos sentir poderosas y la frase de la camiseta ―“¡Qué ovarios tienes!”― es ciertamente un plus. Además, este look es bastante favorecedor para este tipo de cuerpos, ya que con el jean tubo y el blazer que termina al alto de cadera se estiliza mucho más la figura, puesto que las piezas juegan visualmente con la simetría y los ángulos. Por cierto, jamás usen un blazer encima de la cintura ni por debajo del trasero; estos crean una figura no favorecedora.

Detalles
Laura Morey @lmorey_

Este look es la demostración perfecta de cómo usar tacones y un blazer sin que el atuendo deje de ser casual. Además, es muy cierto lo que dice Issis: nada como un blazer y una camisa con un mensaje de empoderamiento para poder enfrentar el día con el mentón en alto.

Viernes: ‘El negro es un color tan feliz’ – Morticia Adams

Atuendo 5: viernes
Laura Morey @lmorey_

Issis: el quinto outfit es totalmente negro con un toque de color en los zapatos blancos y el pañuelo en el cuello, que está muy trendy y le da un toque distinto al look. Este es un atuendo favorecedor para casi todos los cuerpos, puesto que el negro nos hace ver más delgadas y estilizadas. 

Detalle
Laura Morey @lmorey_

Siempre pensé que me vería como una azafata cuando usara el pañuelo en el cuello y por eso nunca me había atrevido a portarlo; me complace bastante saber que no es así. Además, a veces siento un poco de miedo al utilizar un vestuario totalmente negro durante el día, pero aprendí que agregando ciertas piezas se puede obtener un lindo contraste. 

Sábado: ‘Stardust

Atuendo 6: sábado
Laura Morey @lmorey_

Issis: para el último cambio tenía que usar esa chaqueta por el poder que aporta para un look fiestero de sábado. La balanceamos con una camiseta básica de color gris y un jean desgastado que le da el toque grunge al outfit. Es un atuendo digno de una estrella del rock y al mismo tiempo versátil gracias a los zapatos chunky que agregamos. 

Detalle
Laura Money @lmorey_

Nota final de Issis: esto es una pequeña demostración de las muchas cosas que podemos emplear para este tipo de cuerpo, siempre recordando que las terceras piezas, las camisas con volumen o los pantalones rectos son favorecedores y nos ayudan a evitar que todas las miradas se dirijan a nuestras caderas.

Yo, que personalmente pertenezco al #EquipoPiernotas, agradezco el esfuerzo de Issis por disimular mi cadera ―y por ende, mi trasero― de las miradas de otros transeúntes que quizás se vean atacados debido a algún movimiento forzoso en espacios estrechos. Adicionalmente, creo que ver mi armario a través de los ojos de otra persona me permitió darles una segunda oportunidad a piezas que tenía limitadas a un solo tipo de evento o situación. Asimismo, el ejercicio me ayudó a escoger mi ropa estratégicamente para jugar con la silueta de mi cuerpo y obtener resultados favorecedores. 

Aprendí mucho esta semana y espero que ustedes también hayan sacado algo positivo de mi bloqueo de moda. 

TheA logo
Más artículos
‘Victoria’s Secret Fashion Show’: el declive de una fantasía