Una entrevista con las hermanas Piña&Coco

Una entrevista con las hermanas Piña&Coco

La compañía de modelaje StarModel fue el anfitrión la noche de este sábado de una competencia en la que se iba a elegir entre las candidatas de la agencia, la que mejor representara a “StarModel”. 

El evento, al que acudieron varios representantes de la movida de la moda caraqueña, se destacó por el lanzamiento de la marca de trajes de baños Piña&Coco.

Minimalistas, con un acabado impecable y diseños que favorecían al cuerpo de todas las modelos, Piña&Coco se demostró ante la audiencia del evento como una de las mejores propuestas nuevas para la playa en Venezuela.

Las competidoras lucían los modelos, diseñados por las hermanas Reglá, con el característico aire sensual y cómodo que simboliza a la marca.

Al terminar el desfile y luego de que llovieran los aplausos sobre las jóvenes fundadoras de la marca Piña&Coco, sin duda teníamos que saber más sobre la historia detrás de la marca que lleva el nombre de estas dos frutas tropicales playeras y hablar con Daniela. 

¿Cómo comenzó Piña&Coco?

Piña&Coco es una marca venezolana que nació el 13 de agosto de 2015 desarrollada por mi y Verónica. Se ha enfocado desde entonces en desarrollar piezas simples, elegantes, sexys y únicas entorno al concepto que estas palabras representan: piezas unicolores.

El nombre “Piña&Coco” nace de la fusión del ambiente tropical venezolano con sus más típicas bebidas en este entorno, como lo son la “piña colada” y la “cocada”, buscando en el nombre y logo la personalidad de la marca: simple y elegante, y a su vez, trasladar al cliente al ambiente en el que nos desarrollamos: el trópico. Se escogió este nombre y logo por lo que en su conjunto representa:

– Las emociones que hace sentir.

– Representación de una parte de la cultura del origen de la marca: Venezuela.

– La simplicidad y elegancia, cualidad apreciada y requerida para un talento internacional.

¿Para qué tipo de mujer diseñan?

La mujer Piña&Coco es sencilla, elegante, aventurera, sexy… Una mujer joven que le encanta la playa y pasar un buen rato sin comprometer el estilo y la comodidad.

¿Cómo juega la situación de Venezuela en la confección de trajes de baño?

Como a cualquier persona y empresa, nos afecta en gran sentido. Nuestros materiales de trabajo están sumamente atados a la situación país, tanto en disponibilidad, como en el costo. Duramente trabajamos y nos movilizamos por la marca y su audiencia para poder ofrecer un buen resultado: el mejor producto y una buena atención, disponible en el momento que el cliente lo desee.

Entiendo que su tienda es virtual, ¿cómo hace uno para comprar un traje de baño Piña&Coco? ¿tienen una página web?

Nuestra tienda está en la plataforma Instagram, estamos como @pina.y.coco. Vendemos por mensaje directo de Instagram, whatsapp o correo. Nuestros clientes nos contactan por cualquiera de estas vías, solicitando la disponibilidad del modelo que les guste o, en su defecto, el catálogo de nuestra marca. Para comprar tenemos dos modalidades: comprar un traje de baño que esté prefabricado (disponible para envío inmediato), o personalizar un modelo que le guste al cliente; es decir, elige los colores de las telas, el modelo, si lo quiere reversible o no, y se confecciona en base a sus medidas (el cual se entrega en un tiempo estimado).

Una gran preocupación para una mujer al comprarse un traje de baño, es saber si le favorece o no a su cuerpo, ¿qué recomendaciones le das a las mujeres que no confían en comprar una pieza sin probarla primero?

En Piña&Coco asesoramos a los clientes para que el resultado sea de agrado. El principal insight que ataca la marca es que: “toda persona es un mundo y no hay un tipo de cuerpo o de gusto estándar”; por esto mismo, como mencioné anteriormente, Piña&Coco permite a la clienta elaborar un diseño único sobre ella y sus gustos. En cuanto a nuestras piezas prefabricadas, manejamos tallas estándares; sin embargo, solemos pedir las medidas de nuestras clientas para asegurarles el éxito de la talla.

Tuvieron una noche emocionante el sábado, ¿cómo llegaron a presentarse en la final de StarModel Venezuela?

Increíble; de verdad fue una noche sumamente importante para nosotras, tanto personal, como profesionalmente. Fue oficialmente el lanzamiento de nuestra marca al mundo de la alta moda, y el resultado fue incluso mejor y más emocionante de lo esperado.

Tuvimos la oportunidad de que una modelo perteneciente a la agencia fotografiara para nuestra marca, allí fue que obtuvimos el contacto del productor de la agencia y pues se enteró de Piña&Coco. Le habíamos prestado unos trajes de baño para Sambil Model y quedó fascinado con nuestro material, por lo que nos invitó a formar parte de este gran evento.

¿Cual es tu pieza favorita de la colección?

Mi pieza favorita es el bikini top COCONUT con el bottom PINEAPPLE. Todos nuestros modelos de sostén son el significado de “coco” en distintos idiomas; lo mismo pasa con las pantys, pero es el significado de “piña”.

¿Y la de Verónica?

El favorito de Vero es nuestro entero JELLYFISH. En cuanto a nuestros enteros, todos llevan nombres de animales del mundo marino.

¿Cuál es el próximo paso para Piña&Coco?

El futuro es tan impredecible; hoy eres una tienda de diseño caraqueño en Instagram y al mes eres un reconocido diseñador venezolano… Trabajamos día a día de la mano con lo que la vida nos ofrece para arrancar motores e ir avanzando poco a poco a la cima. Esa es nuestra meta, llegar a ser una gran marca internacional y poder ofrecer nuestra mercancía a todo aquél que se identifique con lo que Piña&Coco representa. 

Entre las centenares de propuestas que se ofrecen en Venezuela para comprar trajes de baño, Piña&Coco ha dado en el clavo para saber cómo destacarse entre los demás.

Simples y unicolores, de buena confección y buen gusto, se nota que son piezas que además de ser cómodas te brindan la seguridad que necesitas al poner tu cuerpo bajo el sol.

¡Les deseamos mucho éxito a las hermanas Reglá!

(Y esperamos un descuento porque nos los queremos comprar todos )

TheA logo
Más artículos
maximalismo
Los ‘centennials’ son los reyes del maximalismo