Cómo estar cómoda en la playa con Daniela y ‘Shop Saki’

Ir a la playa implica muchas cosas; para algunas, es un poco más fácil porque con un bolso de mano basta, para otras, las cosas se complican porque empacan hasta por si les surge una boda de improvisto. 

Nosotras, aunque lo neguemos, somos del último grupo de seres humanos.

Por años hemos sufrido el mal de ir a todos lados con tres maletas y dos bolsos, porque tenemos que estar preparadas para cualquier acontecimiento; y además, cada visita a la playa puede requerir de un conjunto de llegada, uno para después de que tocaste el agua y otro para la gran salida. 

Ver relacionados:

Una entrevista con las hermanas Piña&Coco

Una entrevista con los colores del trópico, “Me Gustan Tus Bananas”

Nuestro arte para organizar las pintas playeras no ha hecho tropezarnos con marcas que nos simplifican la vida. Tal es el caso de Shop Saki; por suerte, y para salvar nuestros dolores de espalda por el peso, las piezas de esta marca pueden ser usadas en exceso, y de distintas formas. 

Por lo que las tres pintas que nos lanzábamos en nuestro viaje a la playa, pueden ser resueltas con un pareo puesto en forma de vestido, de falda o pareo per sé.

Todos nuestros problemas fashionistas con complejos de París Hilton, resueltos. 

Entonces, ya que no tenemos que empezar a empacar desde ya, nos dio tiempo de sentarnos a hablar con la curadora de nuestros males: Daniela Sánchez-Bueno, diseñadora de Shop Saki. 

¿Cómo nació Shop Saki

Mis dos hermanas, Ruth y Eugenia, tienen dos tiendas de trajes de baño: Bequeve y RSB Swimwear. Yo siempre trabajé con ellas en los veranos como pasante, y siempre que una de las clientes iba a su atelier, les preguntaba que si tenía cover-ups o ropita de playa, etc. Se me ocurrió la idea de complementarle la marca a las dos y ahí nace Shop Saki. 

Más que todo se ha venido desarrollando como un negocio familiar ya que mis hermanas se desenvuelven en el mismo medio. Me han ayudado muchísimo en todo lo que son contactos, etiquetas, bolsas, etc., porque nos movemos en la misma rama.

¿De dónde viene el nombre?

El nombre viene del Cayo Saki Saki en Los Roques. Los Roques es mi lugar preferido en el mundo y Saki Saki me encanta, me parece pequeño, aislado (aislado antes, ahorita no tanto por la movida del Kite), pero me parecía súper buen nombre. 

Aparte, Bequeve, que es la marca de mi hermana, es un cayo de Los Roques, entonces cuando yo estaba buscando un nombre para mi marca, me puse a investigar los otros nombres de los cayos de Los Roques y me gustó Saki Saki muchísimo y Dos Mosquises, pero me incliné por Saki Saki.

¿Quiénes conforman la marca?

Solamente yo, soy la única accionista, fundadora y creadora. Cuento mucho con RSB Swimwear porque compartimos atelier y me apoyan en todo.

En el camino, ¿alguien te dijo que no lo ibas a lograr?

No, la verdad no. Nadie me dijo que no lo iba a lograr. Obviamente al principio, cuando iba a lanzar la marca, dudé de mí misma en el sentido de: ¿qué pasa si no es un hit? ¿Qué pasa si nadie me compra? ¿Qué pasa si nadie me da follow? Pero ahorita veo para atrás y creo que el trabajo duro es lo que cuenta, y mientras uno trabaja siempre se ven los resultados.

¿Qué es lo más fundamental para ti a la hora de diseñar?

Para mí es más que todo pensar en la clienta, las comodidades de la clienta, por eso todas mis piezas son talla única, todas son cosas sueltas. A mí me gusta estar cómoda en la playa, no me gusta tener nada apretado. A la hora de diseñar se trata simplemente de las necesidades de las clientes.

¿Cómo haces a Shop Saki sostenible como emprendimiento?

La verdad estoy demasiado contenta con los resultados de la marca ya que en Venezuela siempre es temporada de playa, todo el año estamos en temporada: primero viene Carnavales, después Semana Santa, después todos los fines de semana largos que viene en mayo, junio, julio, luego vacaciones, luego viene 12 de octubre, y luego ya en noviembre empieza la temporada de diciembre, entonces eso es lo que hace sostenible a Shop Saki porque, literalmente, todo el año es temporada. 

¿Qué significa crear en Venezuela?

Hay una frase que escuché en la radio que dice: «En tiempos de crisis están los que lloran y los que venden pañuelos». Creo que es muy fácil echarse a morir y lamentarse por toda la situación que estamos viviendo, pero también es muy vacío decir que no tiene éxito un negocio por la situación de país porque siempre se le puede dar la vuelta y lo que tiene que hacer uno es darse cuenta de que todavía aquí en Venezuela siguen personas que quieren trabajar de forma honesta, honrada, y que, cuando nos juntamos, podemos hacer cosas maravillosas.

Personalmente, ¿qué es lo que más te disfrutas de tu marca?

Lo que más disfruto de mi marca es compartir la misma pasión con mis hermanas, ya que yo lo veo como un negocio familiar, siempre estamos juntas innovando, yo las ayudo con sus marcas, ellas con la mía. 

Disfruto que no solo es un trabajo, sino que para mí es un hobby, es divertido, es un estilo de vida; nunca me da fastidio hacer ninguna de las diligencias que tengo que hacer porque le doy gracias a Dios todos los días por lo fácil que se me hace hacer mi trabajo. Ahí es donde creo que “Do what you love and you will never work a day in your life” entra en juego.

¿Algo que les haya pasado que no esperaban?

Bueno, sí, al principio yo no pensaba que íbamos a tener tanto éxito y me llegó la primera temporada de diciembre y me quedé sin piezas, literalmente. Creo que lo que uno tiene que hacer cuando comienza un negocio es meterle el pecho 100% y estar siempre preparados para que tu negocio sea un éxito.

¿Cómo sale Daniela de un estancamiento creativo?

Muchísimas veces le escribo a mis amigas, y les pido ideas, ayuda, etc., y siempre les digo que si me ayudan a crear un diseño o una pieza, les regalo una. Esa es mi forma de salir de un estancamiento creativo. También mis hermanas siempre están ahí para darme ideas y consejos. 

Si tuvieses que vestir una pieza Shop Saki por el resto de tu vida, ¿cuál sería?

El pareo porque se puede usar de tres formas: se puede usar de pareo, de chaleco y de vestido, entonces creo que sería la más versátil.

¿Qué palabra(s) usarías para describir tu experiencia como diseñadora?

Divertido, creativo e inesperado, porque me ha pasado que saco piezas que digo «esta va a ser un hit» capaz no lo son, y cuando saco piezas que digo «bueno, sí, dale» terminan siendo bestsellers, entonces creo que «inesperado» es la palabra porque uno nunca sabe cómo van a reaccionar los clientes, y eso me parece súper divertido.

Si tuvieran una valla en la autopista Francisco Fajardo, ¿qué diría?

Diría nuestro hashtag que es #sakibabes, pero como estamos en Venezuela, pondría algo así como: “Escápate en la comodidad de tu propia piel”. Ya que mi motto es que todas las personas se sientan cómodas, tengan la edad que tengan, la contextura que sea, por eso es que me fajo en hacer piezas únicas que le quedan cómodas desde a la más flaca hasta la persona que está más gordita. Más que todo me inspiro en eso porque no hay nada mejor que sentirse cómodo en la playa y no tener que andarse preocupando por cómo me veo. 

Que estés bella y cómoda porque las personas ven cómo te sientes; si tú te sientes bien, las personas te van a ver bella y, más que todo, eso es lo que me gustaría transmitir.

Muchas gracias, Daniela. 

Gracias a ti ahora vamos a la playa y no nos preocupamos por nada más allá de las líneas de nuestro bronceado. 

Y la lista de empanadas que tenemos que probar, pero ese es otro tema. 

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
Vivienne Westwood y el impacto de la estética punk