Los perfumes más icónicos de la historia

Me atrevería a decir que el perfume es el accesorio más relevante de una mujer. La gente no siempre recordará los zarcillos que llevas puestos, tus zapatos o incluso tu labial, pero lo que sí recordarán es el rastro que dejes de tu esencia.

Pero como en un currículum suena mejor la palabra perfume que desodorante, si de buenos olores hablamos, muchos artistas, modistas y químicos dedicaron su vida a esta especialidad y la han convertido en un arte. Desde los egipcios hasta la tienda de tu esquina entienden la importancia de una buena impresión, ¿y qué mejor recuerdo que una fragancia que te diferencie?

Algo así le pasaba a Alejandro Magno, quien era un aficionado a los perfumes, se cree que dejaba su fragancia en toda una habitación por días solo con estar un rato en ella. Desde entonces se dice que un perfume ha sido tan frecuente en la historia como un héroe o leyenda.

Pero en el siglo XX con la revolución del marketing, la fotografía y la economía de consumo, la necesidad de que el perfume esté en la peinadora de las mujeres se despegó. Tanto así que muchas fragancias se volvieron los sueños de más de una generación, pues protagonizaron la de nuestras abuelas y la de nuestras mamás hasta llegar a estar en nuestras listas de deseos.

Chanel N°5


El más importante y uno de los primeros, fue un perfume que mantuvo su puesto como una de las fragancias más icónicas y ejemplares de la industria. El perfume de una mujer trabajadora y elegante desde siempre. Las protagonistas de su publicidad han variado desde Marilyn Monroe hasta Audrey Tautou.Fue lanzado en 1921.

El más importante y uno de los primeros, fue un perfume que mantuvo su puesto como una de las fragancias más icónicas y ejemplares de la industria. El perfume de una mujer trabajadora y elegante desde siempre. Las protagonistas de su publicidad han variado desde Marilyn Monroe hasta Audrey Tautou.

Fue lanzado en 1921.

Youth Dew

De la casa Esteé Lauder, se lanzó en 1953 primero como un aceite de baño para inspirar a las mujeres a elegir sus propias frangancias en lugar de esperar a que un hombre se las comprara.

L’air du Temps

De Nina Ricci ha sido un ícono de la moda desde que se lanzó en 1948. Una botella de esta frangancia se vende cada cinco segundos en todo el mundo. Se dice que es su simplicidad la que lo hace tan famoso, pues cuenta con muy pocos ingredientes.

Opium

De Yves Saint Laurent, se lanzó en 1977. Han hecho muchas versiones de esta fragancia, pero la original siempre será un clásico. Tiene varios aires florales, pero su olor más predominante es el de la vainilla. Ha sido el objeto de muchas polémicas desde su lanzamiento pues fue prohibido en muchos países por uno de sus componentes. Pueden adivinar cuál.

Sin embargo, supongo que fue uno de los factores que lo convirtieron en el clásico que es hoy.

Poison

De Dior, se lanzó en 1985 y ha sido otro premio en el ámbito de las fragancias para Dior, pues con sus exóticos ingredientes le han puesto la corona en frangancias.

Tommy Girl

De Tommy Hilfiger, se lanzó en 1985. Fue la primera frangancia para mujeres de la marca. Con sus esencias florales, un toque de madera y olores marinos, se convirtió rápidamente en uno de los favoritos.

Classique

De Jean Paul Gaultier, se lanzó en 1993 y su botella es reconocible en todo el mundo. Un éxito desde su primer día de lanzamiento hasta el día de hoy.

J’adore

De la casa Dior, se lanzó en 1999 y se ha coronado como uno de los reyes de los perfumes, siendo un ejemplo en estilo, lujo y buen gusto. Un estatus que mantiene desde su lanzamiento.

Y aunque ahora contamos con cremas, splashes, gels de baño, el criterio debe ser siempre el mismo. Pues saber elegir algo que nos distinga de todas las demás nos hará triunfar siempre.

“Para ser irremplazable, uno debe buscar siempre ser diferente”

Coco Chanel
TheA logo
Más artículos
Descubrí que lavarme el pelo con cerveza me gusta tanto como beberla