La mujer que convirtió la televisión en una pasarela

La mujer que hizo de la pantalla chica una pasarela

La mujer de la que estoy hablando es el tipo de persona que siempre lleva el mejor disfraz cuando ofrecen una fiesta temática de Halloween. La ves desde tu humilde disfraz de calavera para ver su sofisticado y detallado vestido de los años 30.

Ella también es el tipo de persona que se llama Janie Bryant y que convierte la pantalla pequeña en una pasarela de prestigio y un personaje en un retrato. Ella es la responsable de vestir a los actores de Mad Men para transformarlos en un ejemplo de estética y clase. Tanto, que nos convence de que podemos volver a las tendencias de la década de los sesenta felices y sin arrepentimientos.

Janie ganó tres premios Emmy por su trabajo en esa serie sobre publicistas stylish, sin embargo esta serie no fue su único logro. También ha sido la diseñadora de vestuario de Deadwood (serie del 2004 ambientada en finales del siglo XIX), pero volvió poco después para recrear la divina década de los 30 en la serie The Last Tycoon con Lily Collins y Matt Bomer, que se estrenó en junio del año pasado.

El talento de Janie siempre estuvo con ella, pero la seguridad sobre él vino mucho después. Una vez que se cambió como cuatro veces de carrera, descubrió que el hecho de siempre haber diseñado los vestidos de sus fiestas tenía que llevar a algún otro lugar que una universidad comunitaria o a un trabajo de 8 a 5.

Al graduarse, se mudó a París donde estudió diseño de modas y luego fue a Nueva York donde las oportunidades le llovieron del cielo después de algunos comerciales de televisión.

Al obtener trabajo para una serie de HBO (Deadwood) su carrera solo incrementó en fama y en buen trabajo.

Su pasión por las películas viejas fueron su más grande inspiración. Lo que la llevó a transformar a Betty Draper en una Grace Kelly, y a Don en un Clark Gable.

Sin duda logró enamorarnos con los vestuarios de estas series, de los personajes que los usaban y de sus historias, coronándose como la diseñadora de nuestros crush de televisión.

Ahora vino por más vestidos con The Last Tycoon como reina que se respeta de los diseños de época. En este caso es de la década en la que Elsa Schiaparelli nos conquistó el clóset, la de los 30.

Te reto a ver todas estas series sin querer formar parte de este mundo televisivo únicamente para vestir así. 

Y si caes en nostalgia, simplemente mataremos el antojo con una rumba temática. Es más barato que una máquina del tiempo.

TheA logo
Más artículos
Ana Neri
La moda sustentable tiene sello tricolor con Ana Neri