La guerra contra el maquillaje de imitación

Todo lo que necesitas saber sobre la industria de ‘belleza falsa’

El querer lucir perfectos ha llevado a muchos a hacer cosas terribles como mentir sobre nuestro aspecto en redes sociales o comprar cosméticos falsos solo para decir que es el labial de Kylie Jenner. Esto último ha hecho que se establezca una guerra entre una industria de maquillaje de imitación muy poderosa y la ley. Aquí les contaremos por qué deberían morir las réplicas y lo que estás en la obligación de saber antes de comprar un producto con un precio “muy bueno para ser verdad”.

¿Por qué ha crecido la industria de maquillaje falso?

La Universidad de Pittsburgh realizó una investigación en el 2016 sobre el impacto de las redes sociales en la mente de las personas y tuvo como resultado que la depresión y las aplicaciones tienen algo en común: la sensación de aislamiento. Eso hace que los usuarios quieran encajar o pertenecer a ese mundo virtual con marcas que cualquier influencer usaría.

Dado que muchos no tienen el mismo poder adquisitivo, terminan comprando en el mercado negro, sin que les importen los efectos que este maquillaje puede tener en su salud. Esa es la razón por la que en una investigación de mercado realizada por RedPoints, podemos ver que un 57% compraría a un tercero en redes sociales solo porque el producto tiene descuento.

via GIPHY

Problemas con la ley

Mientras haya demanda, seguirá la producción de este tipo de falsificaciones en Taiwán, India y China, la capital de las imitaciones en todo el mundo. De allí, lo exportan de manera ilegal a América y Europa, tal y como nos muestran en este video:

Quienes elaboran esta mercancía de forma ilegal no solo imitan, también hacen robos a fábricas y almacenes de empresas reconocidas como Jeffree Star Cosmetics, como su fundador comentó en un video de YouTube. Esto lo hacen para tener las primicias y poder vender las pruebas de los productos.

Actualmente, la industria de belleza trabaja de la mano de la policía para poder atrapar a estos estafadores en Estados Unidos. Compran a minoristas los productos, los prueban e investigan a los proveedores con el fin de arrestarlos.

Efectos en la piel

De acuerdo con el Buró Federal de Investigaciones​ (FBI), los cosméticos no originales pueden contener arsénico, berilio y cadmio —todas sustancias cancerígenas—, además de aluminio y altos niveles de bacterias. También informan en Pointer Brand Protection que dentro de la mercancía se puede encontrar orina o veneno para ratas.

Estos ingredientes pueden generar acné, erupciones en la piel, psoriasis, infecciones en los ojos u otras consecuencias a largo plazo porque estamos hablando de elementos cuyo uso no es apto para la piel, según la página oficial del FBI.

via GIPHY

Deberíamos tomarnos en serio la búsqueda de productos originales, comprándolos en lugares seguros y fijándonos en absolutamente todos los detalles del empaque. Salen más costosos a largo plazo esos problemas de la piel por intentar encajar que esa base líquida que tanto querías. Sé real y no hagas una de Samantha Jones con su bolso Fendi o con uno de sus tratamientos faciales, ya sabemos cómo terminó eso.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
TheA logo
Más artículos
Los perfumes más icónicos de la historia