Kanye West presentó Yeezy Season 5 en el New York Fashion Week

Kanye West dejó de ser Kanye West para reconciliarse con la moda

La industria de la moda ha tenido sentimientos encontrados con respecto a Kanye West últimamente. Primero, West no consultó sus horarios del NYFW con los encargados del evento y anunció una fecha y hora que coincidía con el show de Marchesa, que sí había asegurado su puesto por el procedimiento formal.

Después, el CEO del Consejo de Diseñadores de Moda Americanos, Steven Kolb, le respondió con un comunicado negándose a programar su desfile en el calendario oficial por “no ir a través de los canales adecuados”, además de que “sería injusto con los diseñadores que sí habían asegurado sus puestos”. Mientras todos esperábamos que Kanye West respondiera como Kanye West siempre lo hace, el artista llamó personalmente a Steven Kolb para disculparse “porque no sabía que coincidía con otros desfiles” y le prometió que cambiaría el horario de su show para no causar inconvenientes. Yeezy Season 5 se movió para el mismo día pero dos horas antes de lo planeado y todo quedó resuelto con los representantes de la industria.

Pero no todos los representantes del medio estaban muy convencidos con la actitud de West, tomando en cuenta lo que ocurrió en Yeezy Season 4 el año pasado, entre un retraso de más de dos horas y modelos “desmayándose” en la pasarela, y su reciente relación con Donald Trump, algunos editores decidieron saltarse el show y no asistir a su presentación en el Fashion Week. Y la verdad es que no se perdieron de mucho.

Después de dos temporadas de espectáculos no tan gratos para la industria, la semana pasada marcó un détente en el historial “Kanye West vs. fashion industry”. Desde el primer momento el show se sintió tranquilo, principalmente porque la habitación era oscura, con focos en cuatro secciones, música sutil y aire, al contrario del calor que deshidrató a las modelos la vez pasada. También pudo ayudar que la locación fue Pier 59 Studios, un lugar popular en la Semana de la Moda que no requería un viaje de horas en un transporte.

En esta oportunidad, no había más nada que la colección en exposición. Fue como si West hubiese escuchado todas las críticas desde que se estableció en la industria y le diera prioridad a la ropa; la primera mitad de la colección apareció con un live video de modelos acompañadas del cover de The Dream de la canción “Bed”. El corto se proyectó en una caja en el centro de la habitación, para que los detalles de la colección fueran evidentes. La antítesis de sus anteriores colaboraciones con la artista Vanessa Beecroft, por cierto. Después un grupo de modelos emergieron en la pasarela y los looks hicieron su debut a gran escala.

En sí la colección no se sintió como una obra de arte ni nada nuevo; cambió su típica tipografía de Pablo por una oda a los logos de los 70’s, pero aparte de las letras espaciadas, las siluetas y las botas sobre los pantalones que obviamente le quedan mal a todo mortal menos a las modelos, Kanye no se alejó de las camisas con logos, jeans y suéteres grandes. 

A juzgar por esta colección, Yeezy Season 5 no estaba buscando protagonizar los titulares ni dar de qué hablar, sino que experimentó con una nueva perspectiva desligada a la ausencia de esfuerzos del año pasado. Veremos cuánto dura este nuevo Kanye.

TheA logo
Más artículos
Harry Styles
Rastreando la influencia del arte en el guardarropas de Harry Styles