‘Flappers’: flecos, brillo y mucho jazz

Si, como las Kardashian, te sentiste completamente atraído hacia la moda de los Roaring Twenties luego de ver la adaptación de The Great Gatsby de Baz Luhrmann, sigue leyendo.

View this post on Instagram

We love you mom!!!!! #GreatGatsby #HappyBirthdayKj

A post shared by Khloé (@khloekardashian) on

Puede que te interese:

En aquella época de prosperidad en Estados Unidos, las mujeres dieron mucho de qué hablar. Sus nuevos cortes de cabello conocidos como bob cuts, sus faldas cortas, su amor por el jazz que cantaban y bailaban, el hecho de que habían dejado los corsés y ahora usaban mucho maquillaje, manejaban automóviles a gran velocidad, fumaban y bebían licores fuertes las llevó a convertirse en nuevas mujeres, mujeres modernas. O en flappers, como las conocemos hoy en día.

Las flappers, estas mujeres rebeldes y no convencionales, eran jóvenes solteras de clase media que pertenecían a la era del jazz y tenían un trabajo en la próspera economía estadounidense luego de la Primera Guerra Mundial. Su nuevo estilo de vida marcó un antes y un después, y su sentido de la moda llegó para quedarse con nosotros.

Además de dejar el corsé de lado y acortar sus faldas, también usaban vestidos con plumas, flecos y lentejuelas, collares de perlas y una gran variedad de accesorios para el pelo como turbantes, diademas, bandas o casquetes brillantes.

Si la falta del corsé y los collares de perlas les sonaban: sí, Coco Chanel fue una flapper que se encargó de revolucionar la moda. Otra de ellas fue Zelda Fitzgerald, que se convirtió en un ícono de la década y era la inspiración detrás de muchos de los personajes femeninos de F. Scott Fitzgerald, su esposo. ¿Otra flapper conocida y adorada por todos? Betty Boop, el personaje animado creado en 1930.

Como siempre, ninguna moda pasa por nosotros sin dejar algún rastro. Sin embargo, con el estreno de Midnight in Paris en 2011 y el de la última adaptación de The Great Gatsby en 2013, la tendencia flapper ha experimentado una especie de boom.

Seis meses antes de que se estrenara la segunda película, Ralph Lauren revisitó los años veinte para su colección de primavera-verano 2012. ¿Un dato curioso? Fue este mismo estilo el que lo lanzó a su fama. Lauren fue el diseñador del vestuario de la adaptación de 1974 de The Great Gatsby, dirigida por Jack Clayton y escrita por Francis Ford Coppola.

Asimismo, aprovechando la tendencia, Gucci —por cierto, fundada en 1921— y Etro también decidieron explorar la década para esa misma temporada.

El redescubrimiento de la fascinación por los años veinte no se quedó en las pasarelas. Diversas celebridades decidieron adoptar la tendencia para sus apariciones en eventos y alfombras rojas, haciendo uso de atuendos como los anteriores y contando con un estilismo y accesorios dignos de una flapper. De igual forma, la tendencia llegó a manifestarse en editoriales de famosas revistas internacionalmente. 

Esto demuestra que la influencia del cine en la moda es innegable y, gracias a eso, los años veinte están más roaring que nunca. Así que si tú también quieres organizar tu fiesta temática, hazlo, no importa que no seas la madre de una familia multimillonaria ni que no estés cumpliendo sesenta años.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más artículos
‘Craski’: una marca que combina el estilo con la ayuda social